miércoles, 16 de enero de 2013

Javier Zanetti, color nerazzurro

Creo que la primera vez que supe de Javier Zanetti fue allá por 1996, meses después de llegar al Inter procedente del Banfield argentino. Habían debutado en la como profesional cinco años antes en el modesto Talleres de Remedios de Escalada bonaerense.

Le vi de casualidad formando parte de un equipo que me enamoró desde ese instante por sus colores, su estadio y algunos de sus jugadores, entre otros Youri Djorkaeff, mi ídolo en aquella etapa de mi juventud. Aquello fue un flechazo con el Inter, en el que ya era titular indiscutible el argentino. 

Normalmente jugador de banda derecha partiendo del correspondiente lateral, se ha desempeñado también en la izquierda, en el centro y como volante. Su zancada es inconfundible, agonística pero con un deje de elegancia que lo distingue del resto. No por ello ha disputado más de 800 partidos con la maglia nerazzurra, cifra mágica que alcanzó el pasado mes de agosto en la localidad rumana de Vaslui, cuando se enfrentó contra el equipo local en la ronda previa de la Europa League 2012-13.

A poco más de una docena de partidos para dejar atrás a Pagliuca (595) como segundo jugador con más presencias en la historia de la Serie A, solo Paolo Maldini (648) superará al capitán nerazzurro, honor que ostenta desde 1999. Cinco Scudetti, cuatro copas de Italia y otras tantas supercopas, la Champions League de 2010, el Mundial de Clubes de aquel año... y la Copa de la UEFA 97-98.

Esa UEFA fue especial. Aquella fue la primera vez que le recuerdo un gol. Fue en un partido de octavos contra el Estrasburgo francés, que había vencido por dos goles en la ida. En San Siro, en pleno acoso a la meta gala, Zanetti enganchó una volea desde la frontal que igualaba la eliminatoria (Ronaldo y Simeone completaron la remontada). El Inter siguió avanzando rondas hasta llegar a la final, en la que batió a la Lazio (3-0) con un nuevo golazo de Zanetti ante el que nada pudo hacer Luca Marchegiani.

Desde entonces, ni si quiera los fabulosos años de Maicon llegaron a apartarle del todo de la titularidad, que a veces alternaba con el brasileño, jugando en otras ocasiones jugaba delante suya en el recordado Inter del triplete. Anoche, una vez finalizado el Real Madrid-Valencia de Copa del Rey enchufé la prórroga del Inter-Bologna en cuartos de la Coppa d'Italia. Con todos los jugadores fundidos, un tipo que cumplirá 40 años el próximo mes de agosto agarró el balón en tres cuartos, dejó atrás a tres rivales haciendo gala de su clásica zancada al trote, chutó y tan solo un desafortunado rechazo evitó el gol de la leyenda nerazzurra. Daba igual, su equipo ganó en el último minuto con un testarazo de Ranocchia que permitirá al eterno capitán del Inter seguir dando batalla en la pugna por otro título que sumar a su extenso palmarés.

Tras diecisiete años como interista, se me hará muy raro el día que Javier Zanetti no galope sobre el césped de San Siro. Hasta entonces, ¡grazie capitano!

1 comentario:

Ricardo Carranza dijo...

buenisima reseña acerca de javier zanetti, ya extrañabamos una entrada en el blog, esperemos mas historias como esta o acerca de algun club, me encantan estas historias, esperemos que ya no nos descuiden y gracias por mantener vivo este blog y no muera como muchos otros

Ricardo Carranza
Mexico D.F