.

.

Stade Reims-St.Étienne: lo que alguna vez fue y ya no es

Mediada la tarde de ayer se disputó uno de esos encuentros que normalmente no importan más allá de los aficionados de los equipos implicados. El choque no trascendería fronteras, no suscitaría la expectación que levantaría un duelo entre otros de sus compatriotas. No, el de ayer era un partido precioso, pero cuyo marco histórico se ubica en otra época.

El Stade Auguste Delaune acogió a unos 20.000 hinchas a sus casi 80 años. El envite reunía nada menos que a dos de los mejores clubes franceses de siempre. El Stade de Reims ejercía de local, orgulloso de los seis campeonatos nacionales que conquistó a mediados del pasado siglo, con Raymond Kopa y Just Fontaine en sus filas, permitiéndoles alcanzar dos veces la final de la Copa de Europa, donde el imperial Real Madrid de aquellos días les negó en ambas ocasiones la gloria.

Enfrente se encontraba su sucesor, ya que cuando Les rouges et blanc dejaron de reinar su trono pasó a manos del Saint Étienne, dominadores absolutos durante dos décadas en Francia y máximos vencedores del palmarés galo con 10 títulos, un hito que no alcanzó aún ninguno de sus rivales pese a que llevar sin ganar la Ligue 1 desde 1981. Por Ler Verts pasaron Platini, Rocheteau o Johnny Rep entre otros ilustres, pero nunca pudieron plasmar su supremacía en Europa, quedándose a las puertas en 1976, cuando el Bayern alcanzó su tercera corona. 

A día de hoy el Stade de Reims lucha por no descender. Lograron regresar a la máxima categoría el año pasado tras 33 años (demasiados) lejos de la élite, ubicándose actualmente decimoséptimos a un punto del descenso. Su rival de ayer vive un presente más halagüeño, quinto a cinco puntos de la zona Champions y clasificados para la final de la Coupe de la Ligue que disputarán el próximo 20 de Abril ante el Stade Rennais. Los nuevos tiempos a los que estas instituciones añejas no supieron adaptarse en su momento les sobrepasaron. Hace medio siglo el duelo hubiera concitado la atención nacional, pero a día de hoy el empate a uno que sellaron ayer parece que a pocos les importa.

5 comentarios:

mariano dijo...

liga fracesa se tiene que meter petrodolares para que suba es asi y asi seguira

pronosticos apuestas dijo...

Por suerte o por tristeza el fútbol es así. Lo que hoy es de oro mañana será negro, pero no pasa nada, porque lo que hoy es negro y donde parece que no va a volver a salir el sol, saldrá. Stade de Reims volverá a vivir tiempos mejores o eso es lo que esperamos los aficionados al fútbol.

Ricardo Carranza dijo...

en francia me encanta el saint etienne, no se por q pero me encanta, tal vez por ser en este momento un equipo modesto que busca resurgir, lo sigo desde que estaba en segunda, ademas de que su uniforme es muy bonito, ese verde maravilloso, ojala que siga asi y que pronto en algunos años consiga un nuevo titulo y haga reverdecer sus laureles

Garrincha dijo...

Podría lograrlo esta misma campaña Ricardo, ojalá se alce con la Copa de la Liga. Por otro lado si lograse unas pocas victorias seguidas en liga podría pelear la zona Champions, aunque es realmente complicado colarse entre los 3 primeros. Además los últimos años el equipo siempre ha decepcionad cuando se ha tratado de pelear por las cotas más importantes. Ojalá esta vez no sea así. Y de paso que se salve el Stade de Reims :)

Saludos!

Balan Gonzalez dijo...

Buena liga la francesa. Ojala vuelva dentro de poco el Nantes.
Por cierto el Racing Metrostar de París existe todavía?. Creo que ahí jugaron grandes jugadores como francescoli, Calderón... (creo)

Un saludo, y a seguir así.