.

.

Mensaje disuasorio de la Juve en San Paolo

Opinión muy personal y poco original: la Juve ganará también esta campaña el título de la Serie A, firmando el bicampeonato y confirmando con claridad su evidente superioridad sobre el resto. Poco a poco todos sus rivales han ido cediendo ante su imparable ritmo, cimentado no en una gran racha de victoria estilo hispano-escocés (?), sino en una magestuosa regularidad que nadie ha podido mantener excepto ellos. Consumidos dos tercios de la campaña todos sus rivales han ido perdiendo el hilo, sufriendo diversos traspiés que les han dejado atrás. No son malas escuadras, pero no pueden aspirar seriamente a salir campeones. Y el Napoli tampoco, al menos mientras esté Mazzarri al mando.

Hace un par de temporadas se dejaron llevar, relajándose en cuanto vieron que el objetivo de la Champions estaba prácticamente conseguido. Ya la pasada campaña con la 'excusa' de disputar la máxima competición europea se olvidaron de una lucha por el Scudetto que nunca quisieron que les correspondiera. Además, tras superar claramente al Chelsea en casa en octavos de la Champions acabaron siendo barridos en Stamford Bridge por el que a la postre acabaría siendo campeón. Al equipo actual habría que sumarle a Lavezzi. Bueno, pues con esos mimbres Mazzarri ha logrado una Coppa en 2012, lo cual no es que esté mal viendo de dónde venían los napolitanos, pero sí es ciertamente decepcionante ante lo que podían haber conseguido.

¿Aún pueden ser campeones? Matemáticamente no es una utopía, pero están muy lejos de transmitir esas sensaciones. Tras empatar tres duelos consecutivos recibían anoche a la Juventus en San Paolo. Seis puntos por debajo, era el momento de dar un golpe sobre la mesa. Podían redimir sus errores anteriores ante el líder y monarca nacional, abrumándolos al calor de una afición entregada por la pasión habitual que despierta su equipo en ellos. Una victoria contundente, o al menos convincente, podía acercarles a tres puntos y asustar a una Juventus que debe compaginar la Serie A con Europa. Nada más lejos de la realidad. La primera parte los bianconeri se adelantaron en el marcador con un testarazo de Chiellini y sólo la mala tarde de Vucinic les privó de un segundo tanto que merecieron largamente.

Por esas cosas del fútbol un golazo de Inler equilibró el marcador antes del descanso. Tras el mismo los partenopeos atacaron con fiereza pero sin la convicción suficiente para acabar de darle la vuelta al choque. El uno a uno final era justo. El sobrio puntero había aguantado sin pasar demasiados agobios ante el aspirante, que se quedará en eso salvo milagro. Si el Napoli quiere reverdecer los laureles que tanto anhelan de los tiempos de Maradona, está claro que Mazzarri no es el hombre adecuado para dirigir el plantel. Ganan, pelean arriba, pero son un equipo sin la convicción necesaria para superar a sus rivales directos. Llevan ya tres años dejando un poso de quiero y no puedo. Les valdrá para estar en la próxima Champions, pero no para entrar en la leyenda, espacio reservado para 'El Diego' y compañía. 

         
Napoli vs Juventus 1:1 MATCH HIGHLIGHTS por UCL2410