.

.

At.Nacional niega la gloria a Santa Fe

El fútbol, o más bien los goles, poco entienden muchas veces de términos abstractos como justo o merecido. Más bien la única justicia inapelable es la de los balones alojados en la red, la de los goles definitivos cantados a pleno pulmón, los que otorgan el título tras muchos meses de trabajo en la contienda ante los rivales. De poco vale el buen juego practicado anteriormente, los elogios, las victorias que llevaron hasta el momento cumbre, si precisamente en ese instante no se culmina como se debe todo ese esfuerzo que acaba siendo estéril. De ello sabe mucho el Benfica portugués, cuya gran temporada quedó ensombrecida en apenas quince días con tres tantos encajados en los últimos instantes de tres encuentros que pudieron culminar gloriosamente pero acabaron en un mar de lágrimas de las Águilas.

Uno de lo mayores paralelismos este año en la élite lo podemos encontrar en Bogotá, donde el Independiente de Santa Fe ha realizado un excelente semestre aunque que los títulos les han sido esquivos. Dominantes del torneo Apertura en Colombia y con la medida tomada a sus archirrivales Millonarios -hasta ayer vigente campeón-, en la Copa Libertadores tampoco desentonaron. De hecho tras siete años de ausencia realizaron una gran fase de grupos previa a superar a Grêmio y Real Garcilaso hasta semifinales. Parecían el conjunto más fresco del continente, justo en el mejor momento para asaltar una corona que tan solo Atlético Nacional y Once Caldas han saboreado en su país.

Sin embargo el Olimpia paraguayo, esa roca que casi saborea su cuarto trofeo continental (anoche derrotó 2-0 a At.Mineiro en la ida de la final de Libertadores), les superó en una semifinal muy dura decidida en el Campín, donde El Expreso Rojo apretó con todo en busca de una remontada que rozaron con los dedos pero nunca llegaron a culminar. Pocos días más tarde el buen papel en el campeonato local les permitiría resarcir sus penas en la final ante At.Nacional. Tras empatar sin goles en casa del Verdolaga todo quedaba de cara para cerrar el curso en casa con una alegría, pero un golazo de Jefferson Duque refrendado por otro de Mosquera en los últimos instantes hicieron campeón al cuadro de Medellín campeón por 13ª vez, igualando en el palmarés global a América de Cali (que pena estos días por la B) y a tan solo una estrella de Millonarios de Bogotá.

                      

Vencedores del Apertura 2012 tras esperar más de un cuarto de siglo para sentirse de nuevo los mejores, Independiente de Santa Fe se queda sin un premio probablemente merecido por culpa de la única justicia que entiende el fútbol, la de los resultados y los goles. 

Por cierto, si alguien quiere disfrutar del partido completo puede verlo pinchando aquí (saltando previamente la publicidad de la televisión colombiana)

No hay comentarios: