.

.

Ecuador en el Brasileirão: Manda Cruzeiro

Uno de los años que más ha costado pronosticar el desarrollo del Brasileirão comienza a enfocarse hacia un favorito cada vez más claro. Una vez alcanzado el ecuador de la competición Cruzeiro ha demostrado no solo ser el equipo más sólido, sino también el que maneja más recursos y registros de juego, destacando una ofensiva demoledora que les otorga hasta el momento no solo una gran diferencia goleadora (especialmente respecto a sus competidores) sino también una amplia gama de atacantes que han sabido explotar lo mejor de sus condiciones en el momento idóneo para llevarles a encabezar la tabla sin discusión las últimas semanas.

El gran comienzo de Dagoberto se vio frenado por una inoportuna lesión que le mantuvo alejado de los terrenos de juego el tiempo suficiente para perder la titularidad. Luan (no confundir con el delantero del Galo) tomó el relevo hasta que Borges y Ricardo Goulart tomaron el relevo, bien aderezados por la contribución anotadora del joven Vinícius Araújo, cuyo rédito en cuanto a los minutos disputados está siendo espectacular. Además para completar la ofensiva llegó Julio Baptista, que ya suma dos tantos en apenas dos encuentros. El fenomenal trabajo bajo palos de Fabio Deivson en la zaga que dirige el imponente Dedé explica parte de las razones que han llevado a la Raposa a ser el equipo más sólido de lo que va de campeonato.

¿Es Cruzeiro el mejor equipo del país? Sin quitarle ningún mérito al plantel dirigido por Marcelo Oliveira, es siempre una cuestión complicada de responder en Brasil. Sus archirrivales Atlético Mineiro, que se mueven por la zona medio baja de la tabla, se proclamaron recientemente campeones de América, por lo que pese al gran equipo que son ya piensan únicamente en no complicarse con el descenso y sobre todo en el Mundial de Clubes de Marruecos. Por su parte Corinthians (la mejor defensa con mucho) es el vigente monarca mundial aunque no parece arrancar del todo, si bien los diez puntos que les separan del liderato pueden ser aún asumibles.

¿Y el resto? Sorprendentemente Botafogo se ubica en segundo lugar a cuatro unidades del puntero. Con Seedorf a los mandos el Fogão se mantiene al alza pese a lo limitada de su plantilla. La marcha de Vitinho al CSKA Moscú afectó los ánimos, pero la fulgurante aparición de Hyuri ha devuelto la alegría a un plantel que juega cada día con más confianza. Jefferson sigue haciendo milagros bajo palos; Dória, uno de los defensas más prometedores del panorama nacional, sigue creciendo a cada partido que juega; Lodeiro se muestra cada día como un jugador más consolidado e incluso Rafael Marques se muestra acertado de cara a gol. Es difícil preveer que puede pasar con Botafogo al tratarse de un club con tan habitual mala fortuna en los momentos importantes, pero el objetivo del G4 (plaza para la próxima Libertadores) es factible en un año en que muchos de los rivales habituales pelean en la zona baja de la clasificación. Además siguen vivos en la Copa do Brasil, un viejo anhelo que ha frustrado muchas ilusiones los últimos tiempos.

Otro que anda bastante bien es Grêmio. El experimentado cuadro de Porto Alegre (Zé Roberto, Elano, Dida, Hernán Barcos, Kléber...) es quizá a día de hoy la mayor amenaza al liderato de Cruzeiro. El espectacular momento de Ederson mantiene en la pugna al divertido Atlético Paranaense, un poco por delante de un Internacional que amenaza con acabar de explotar el magnífico pero irregular grupo del que goza Dunga.

En definitiva el torneo se ofrece tan divertido como siempre, no pudiendo nadie arriesgarse a apostar ni por arriba ni por abajo con la seguridad de lo que está sucediendo actualmente. Eso sí, queda la certeza no solo de que Cruzeiro va a estar ahí y que posiblemente Corinthians e Internacional se sumarán a la pugna, sino también el drama que se avecina por abajo ante el cúmulo de clubes grandes que están pasando por un mal momento y no acaban de salir del atolladero, con São Paulo como mayor exponente aunque At.Mineiro, Flamengo y Fluminense, todos a tan solo tres puntos de la zona de descenso, no pueden descuidarse. Es la emoción del siempre impredecible Brasileirão .

1 comentario:

camisetas futbol baratas dijo...

Creo que es de sorprenderse que los grandes equipos de la liga brasileña no esten destacando en esta temporada 2013/2014. El flamenco, el Vasco da Gama, Corinthians, Sao Paolo, etc Este es un claro ejemplo de un equipo compacto y de liderazgo a nivel de club.