.

.

Emelec electrocuta a la U.Católica (de Quito)


Hace mucho tiempo que en Guayaquil aguardan porque Emelec despierte. Uno de los grandes protagonistas del fútbol ecuatoriano, el que protagoniza el clásico más apasionante contra Barcelona SC (el derby del Astillero) vuelve a ilusionarse con recuperar un lugar que persigue desde hace demasiados años. En concreto desde 2002.

Recuerdo que tocando a su fin el Mundial de aquel año me uní a una comunidad virtual de MSN, en este caso de fútbol. La inmensa mayoría de los participantes eran latinoamericanos aunque se trataba el fútbol de todo el mundo. Ahí conocí a un amigo emelecista que festejando las últimas glorias de su equipo me pegó esa simpatía por sus colores. Desde entonces ambos esperamos que vuelvan a salir campeones.

Una década da para mucho. Varias crisis deportivo-institucionales, momentos ilusionantes en la Copa Libertadores y algunos varapalos cuando la gloria parecía estar cerca de nuevo. Sin embargo, ninguna de las veces anteriores ha sido tan evidente como en esta ocasión, en la que solo siete encuentros separan al Azul Eléctrico del anhelado triunfo final.

Compuesto de tres etapas, el campeonato ecuatoriano tiene en sus dos primeras fases una dinámica similar: todos contra todos a ida y vuelta. El ganador de cada una obtiene un cupo para la final, que es la última etapa. Vencedor de la primera rueda, Emelec recuperó anoche a lo grande un liderato que le arrebató su rival de ayer hacía apenas dos jornadas. Una mala racha había truncado el buen hacer de los hombres de Gustavo Quinteros, que ya encaran la recta final con fuerza e ilusión.

En la que se presumía final adelantada del campeonato (ya que podría repetirse en la 3ª etapa) Emelec recibía en un George Capwell a reventar a la Universidad Católica, un cuadro recién ascendido cuya campaña está siendo mucho mejor de lo esperado. Equipo histórico de la primera ecuatoriana sin halagos en su palmarés, persiguen este año inaugurar su vitrina con un triunfo histórico, aunque visto lo de ayer les va a costar...

                  

En efecto, Emelec recuperó la punta de la segunda etapa infligiendo a los Celestes la mayor goleada que estos hayan encajado jamás, un duro golpe del que tendrán que recuperarse más en lo anímico que en lo deportivo, ya que los de Guayaquil les aventajan en apenas un punto (y en 3 a Independiente del Valle, otra sorpresa).

En caso de conservar el liderato en los juegos restantes Emelec se proclamará campeón directamente sin necesidad de final. Once años de decepciones les contemplan, pero las ansias deben pesar más para acabar con su larga sequía. Por su parte, para la U.Católica (y para Independiente) la oportunidad es única en su historia. La intrigante resolución llegará en Diciembre. ¿Romperá Emelec su maldición o habrá nuevo campeón en el palmarés nacional?

2 comentarios:

camisetas de futbol baratas dijo...

repostar,
esperar.
Compartir Thank autor,
Voy a seguir centrándose en la

equipaciones de futbol baratas dijo...

Les deseamos lo mejor ~
Mirando hacia el juego más a menudo!