.

.

Maldición egipcia

Ayer era un día para soñar. Más de 84 millones de egipcios esperaban con ansia la ida de la eliminatoria final africana que los enfrentaba ante la poderosa Ghana, potencia continental que ha disputado con éxito las dos últimas Copas del Mundo (octavos de final en 2006, cuartos de final en 2010). Era por tanto un rival de enjundia. Pero ellos no son tampoco cualquier equipo. Tricampeones africanos de forma consecutiva entre 2006 y 2010, máximos vencedores históricos de la CAN y primeros de su Confederación en disputar un Mundial allá por 1934, en la segunda edición de un torneo que no ha parado de crecer desde entonces.

Sin embargo tal como le sucede a Uzbekistán, a Panamá anoche o a ellos mismos hace cuatro años (ante Argelia), hay maldiciones realmente difíciles de erradicar. A veces no basta con ser muy bueno, también hay que tener suerte en el momento indicado además de ser muy constante, que como bien saben en Bosnia acaba dando premio.

El caso es que los Faraones se presentaron en Kumasi con la intención de obtener un resultado que les permitiera sellar el boleto a Brasil en casa, pero todo les salió torcido desde el primer momento. Dos goles antes de la media hora de juego -uno de ellos en propia meta-, un Asamoah Gyan imparable, un Muntari eufórico y un baño en definitiva que entierra sus opciones hasta hacerlas casi inexistentes salvo milagro en El Cairo. Anoche se rumoreó con una dimisión del norteamericano Bob Bradley, técnico de un combinado egipcio que salvo que logre una gesta de proporciones bíblicas tendrá que volver a ver un Mundial por la tele. Y es que Italia 1990 ya queda demasiado lejos.

        

1 comentario:

Blog de Fútbol dijo...

Muy buen blog!, hasta hoy no te había leído nunca y me alegro de haberlo encontrado por casualidad.

La verdad que es una lástima lo de Egipto, uno de los países que mejor juega al fútbol en África y que desde el Mundial de Italia'90 no ha vuelto a estar en la máxima competición de selecciones.

Pero, sobre todo, me da más pena aún que uno de los jugadores que más me ha impresionado en África, el genial Aboutrika, vaya a retirarse sin haber disputado un Mundial.. eso sí que es injusto!!

Un saludo!