.

.

PEC Zwolle: aplastar para entrar en la historia

Sucedió hace ya dos días pero será para siempre inolvidable. El pasado domingo se disputaba la final de la KNVB Beker, la Copa de los Países Bajos, con un favoritismo indiscutible del Ajax sobre el PEC Zwolle. De un lado un club con una historia mítica, ya campeón de la liga nacional (por cuarta vez consecutiva), trofeo que ha logrado más de 30 veces además de 4 Copas de Europa, un par de Intercontinentales y muchos otros entorchados, entre ellos 18 veces el que había en disputa en Rotterdam.

Enfrente una entidad pequeña, intrascendente a nivel internacional y con escaso protagonismo histórico más allá de sus derbys ante el Go Ahead Eagles. Equipo ascensor que jamás dio guerra en la máxima categoría ni alzó metal alguno. De hecho sus dos mayores hitos fueron otras dos finales coperas perdidas en 1928 y 1977. Poca esperanza pues ante un gigante que no caía ante un rival nacional desde principios del pasado mes de Noviembre.

Pero el fútbol tiene un componente mágico, inexplicable y demoledor que es capaz de alterar el guión de la forma más inverosímil que nadie pueda prever. Más aún cuando en los primeros compases el favoritísimo Ajax se adelantó con un misilazo de Van Rhijn desde fuera del área. Parecía que sería coser y cantar para los hombres de Frank de Boer, aunque lo que sucedió a continuación no lo podía haber soñado ni el más optimista de los hinchas del Zwolle.

En apenas diez minutos los 'Blauwvingers'' (dedos azules) dieron la vuelta al choque. No conformes con ello siguieron atacando sin miedo a las represalias de su poderoso oponente. Así cayó otro tanto. Y otro antes del descanso. Y uno más tras el mismo. 50 minutos de encuentro mostraban un increíble 5-1 para el Zwolle ante un Ajax noqueado que ya nunca pudo reponerse. 

                  

De este modo es como el PEC Zwolle entra en la historia, a lo grande, con el primer título de su historia contra el club más importante de su país, en la fecha más señalada del calendario nacional y con un choque que nunca olvidarán unos ni otros. Además queda el premio de debutar en Europa la próxima campaña. Tras vivir una tarde tan mágica, ¿a quién le importa si se queda en flor de un día?

3 comentarios:

Ricardo Carranza dijo...

Histórico triunfo del PEC Zwolle, también histórica derrota del Ajax, hasta da alegria ver el triunfo de un equipo modesto contra un equipo grande.

Mañana mi Toluca jugara la final de la Concachampions contra el Cruz Azul, que gane el Diablo.

Anónimo dijo...

Mas de una vez he oido decir que todo, todos, tenemos un brillante cuarto de hora. El futbol tambien, nos deleita, nos sorprende, nos hace reflexionar y nos sube y nos baja de grandes cimas. Podemos imaginar a los seguidores de este modesto equipo dando una lección al grande del futbol. Es posible que fuera una feliz casualidad, efimera o no tanto. Desde aqui,enhorabuena.

camisetas de futbol baratas dijo...

Me gusta tu artículo ~
Más artículos esperamos que usted pueda compartir con nosotros