.

.

Champions League: merecida recompensa

Polyakov, exultante tras marcar ante el Athletic.
Disputar la fase final de la Liga de Campeones se convierte en ocasiones en un objetivo quimérico para aquellos clubes cuyos coeficientes UEFA no se encuentran en cabeza. Si durante décadas era normal ver a clubes de Austria, Hungría, Polonia o Suecia dando guerra en la máxima competición continental, con el establecimiento del nuevo formato implantado a principios de la década de los 90 la participación de las entidades de estos países se ha ido reduciendo cada vez más. Tanto, que si antes alguno de ellos era habitual cuartofinalista o semifinalista (incluso más, ya que varios en estas naciones acumulan títulos europeos) ahora rara vez vemos a alguno de estos equipos jugar entre la pomposidad del Bernabéu o el Allianz Arena más de una o dos veces por década.

Todo ello otorga aún mayor importancia a la victoria en el campeonato nacional. Si en España, Alemania o Inglaterra obtener el cuarto puesto puede ser sinónimo de campaña exitosa, en países como Serbia o Dinamarca significa no visitar el Viejo Continente durante el siguiente curso. Para instituciones que alguna vez durante el pasado siglo fueron realmente grandes y optaron a los mayores galardones mientras todos envidiaban a sus estrellas, esto es muy duro.

Es por ello que para Maribor, BATE Borisov y APOEL fue tan memorable lo de anoche. Ninguno de los tres perdió, todos pudieron ganar si bien solo lo logró uno. Pero los rivales a los que tambalearon, viejos campeones europeos (o finalistas, como el Athletic), probablemente nunca olviden la lección que aprendieron ayer.

El Maribor es apenas la segunda ocasión en su historia que disputaba la Champions (la otra fue en la 1999/2000). Mucho ha llovido desde entonces, quince años y un cambio de siglo por medio. En aquella ocasión no solo sumaron cuatro puntos, sino que fueron capaces de derrotar al Dinamo de Kiev a domicilio con un gol de Šimundža, si bien a efectos clasificatorios no les sirvió para nada. En esta ocasión al meritorio empate inicial ante el Sporting portugués hay que añadir la igualada lograda en casa de un Schalke 04 al que llegaron a tener a merced hasta que Huntelaar aprovechó un error de Viler en la salida de balón. Segundos de grupo junto a los alemanes, ahora sueñan con aguarle la fiesta al Chelsea en el doble enfrentamiento que les espera ante los londinenses.

Damjan Bohar (Maribor) festejando su tanto al Schalke 04
Al APOEL se le recuerda en España por su reciente enfrentamiento contra el Real Madrid en cuartos de final, hace apenas 3 años. Hasta ahí llegaron tras liderar un grupo con Zenit, Oporto y Shakhtar Donestk, dejando posteriormente en la cuneta al O.Lyon. Hace apenas un par de semanas no solo perdieron por un escueto 1-0 en el Camp Nou, sino que en el tramo final del encuentro rozaron la proeza ante el Barça. Ayer, el Ajax, todo un tetracampeón de Europa, les visitó con la intención de aprovechar el duelo de París para ascender al segundo puesto del grupo. Nada de eso. En un choque de ida y vuelta que pudo caer de cualquier lado los chipriotas lograron un 1-1 al transformar Manduca un dudoso penalti que nivelaba la ventaja que Anderden había dado al cuadro holandés. El grupo ofrece opciones muy escasas, pero a estas alturas es difícil cuestionar que puedan obrar algún otro milagro.

Por último el BATE Borisov dio una auténtica lección al Athletic Club en un primer tiempo excelente. El engañoso marcador de 2-1 se quedó corto ante la exhibición defensiva y de presión alta de los bielorrusos, que ya hace un par de años derrotaron también como locales al Bayern Múnich que meses después lograría un admirable triplete de la mano de Jupp Heynckes. El gran descalabro para los españoles es también parte de la historia grande de un conjunto cuyos acompañantes en el grupo ponen muy difícil pensar en proezas, pero que no se confíen como hicieron los leones, ya que en Borisov ni tienen nada que perder ni dejan de soñar con superar por primera vez la fase de grupos.

Para un histórico como el Malmö FF (por fin fútbol grande en Suecia) o el debutante Ludogorets, que recibe al campeón Real Madrid, esta noche también puede ser mágica. Si ya es una victoria haber alcanzado la fase de grupos, todo lo que sea puntuar para seguir creciendo habrá merecido la pena.

4 comentarios:

nico rueda dijo...

El apoel no esta en su mejor momento pero puede hacer algo en la champions este año , el bate borisov almenos puede optar a ir a europa legue por que no se espera que pase la fase de grupos , el maribor bueno se puede decir que ahora mismo es uno de sus mejores momentos pero no se espera que pase la fase de grupos aunque esta dando la sorpresa en esta champions por que a un no conoce la derrota .

Anónimo dijo...

Me da mucha lastima el Athletic, un equipo que parecia estar encaminado a hacer algo grande a priori, con ese grupo, y se a desinflado..

Ver fútbol en TV

Dami Fernández dijo...

Al menos últimamente las previas dan más ventaja a estos clubes, ya que se asegura un mínimo de participantes campeones de sus respectivas ligas. Curiosamente este año solo hay un grupo en que todos son vigentes campeones de sus ligas en una competición llamada "Liga de Campeones".
Te dejo un enlace a mi blog en el que hablo del Malmö, uno de esos campeones que han metido la cabeza en esta edición. Un saludo

Anónimo dijo...

http://www.milanuncios.com/futbol/camisetas-futbol-2014-2015-142257745.htm


Camisetas de futbol baratas