.

.

Triunfar en la miseria

Tomando Ibrox desde el primer día.
¿Se puede acabar sonriendo al final de un año en el que has descendido, tuviste una sanción muy fuerte y se marcharon muchos de los jugadores más importantes del equipo? El fútbol, como la vida, a veces nos sorprende para bien incluso en los momentos más adversos. Por cierto, la respuesta a la pregunta es sí, sobre todo si eres hincha del Hearts of Midlothian.

Los Jambos comenzaron la temporada pasada, aún en la Premier escocesa, con 15 puntos menos debido a la mala administración del club así como por razones económicas. El lastre pesó muchísimo a un plantel que ante la marcha de sus mejores jugadores se vio en la cola desde el principio, cada vez más lejos de la salvación y con una base muy joven sin la experiencia necesaria para abandonar la cola. Dos triunfos en agosto a inicios del campeonato dieron esperanza, pero tres meses sin sumar otra victoria les hundieron definitivamente.

Hundidos moral y clasificatoriamente, tuvieron que soportar durante meses que los hinchas rivales del Hibernian les 'cargasen' constantemente. Los Hibs campaban tranquilos por la zona templada, pero a mitad del curso comenzaron a torcerse las cosas para ellos, tanto que acabaron cayendo en la liguilla de permanencia. Sus pésimas actuaciones contrastaban con los triunfos de los chicos del Hearts, descendidos pero orgullosos de su nueva camada. 

En el segundo partido de la fase de permanencia, el Hearts les venció 1-2 en lo que suponía la tercera victoria del curso en el derby. El Hibernian no solo no ganó ninguno de los cinco encuentros por la salvación, sino que finalizó penúltimo, obligado a una eliminatoria contra el segundo de la Championship. ¿Era el karma el que les estaba jugando una mala pasada? Sea como fuere, los Hibs vencieron 0-2 al Hamilton Academical en el choque de ida, pero la vuelta en Edimburgo se dio el mismo resultado... y los visitantes se llevaron la gloria (y el ascenso) en la tanda de penaltis. De repente la capital se quedaba sin sus dos ilustres representantes, si bien unos estaban mucho más felices que los otros.

Esto ha significado que por primera vez en la historia del fútbol escocés la segunda categoría reúna más títulos de campeón nacional que la primera, ya que al descenso de los dos ilustres de Edimburgo cabe sumarle el ascenso desde las catacumbas del Rangers de Glasgow así como la presencia del Dumbarton FC. De estos últimos se esperaba que liderasen la Championship desde el pitido inicial, pero para sorpresa de muchos (no tanto de los hinchas de Midlothian) el Hearts venció 1-2 en Ibrox Park en la primera jornada. Una semana después se llevaron el derby por 2-1 firmando un comienzo de ensueño.

A 24 de Diciembre, tras 17 partidos disputados, el Hearts es puntero e invicto con 15 victorias y tan solo un par de empates. Volvieron a vencer al Rangers, esta vez en el Tynecastle Stadium e igualaron en su segundo envite ante el Hibernian. Tras imponerse anoche por 0-2 al Cowdenbeath ya sacan 12 puntos a los Gers y 19 a los Hibs, que se enfrentarán entre sí este próximo sábado. Os dejamos el resumen del penúltimo partido (el de ayer aún no lo colgó la web oficial) con victoria ante el Alloa Athletic.


Las sensacionales actuaciones de los Jambos indican que si todo va bien en unos meses estarán de vuelta en la Premiership. Ellos son quizá el mejor ejemplo que de lo malo se pueden extraer buenas cosas. Se han reorganizado, su afición llena copa siempre el Tynecastle, el equipo es joven y entusiasta. ¿Qué más pueden pedir? Quizá a corto plazo su mayor deseo sea vencer de nuevo al Hibernian en el derby del sábado de la próxima semana en lo que sería la mejor forma de comenzar el año. Pero a medio plazo el retorno es el objetivo. Poniéndoles el corazón como hasta ahora nada podrá frenarles.

PD: Por cierto, nada más divertido que seguir la cuenta de los hinchas argentinos del Hearts en @HeartsARG.