.

.

Un partidazo de otro tiempo

Hoy nos hemos marchado a Italia para descansar unos días. Tener a mi familia política ahí es algo que hay que aprovechar mientras podamos. Eso sí, como buen país futbolero nada más aterrizar en Milán me han recordado que hoy es Santo Stefano, por lo que la conversación ha tornado en los recuerdos del más grande que este año se nos marchó. De hecho hablando sobre el fútbol de otro tiempo acabamos conversando sobre el fantástico Calcio de otras épocas mucho más atractivas (por decirlo de alguna manera) que la actual, como los inigualables 80, los 60 que tanta gloria europea trajo a los clubes de Milán (también en menor medida a la Fiorentina) o la década de los 30 con los primeros mundiales y la Segunda Gran Guerra.

Como el que no quiere la cosa acabamos charlando al calor de un buen capuccino sobre varios clubes cuyo pasado fue mucho mejor. Salió un Genoa que está de moda, un Hellas Verona otra vez en Serie A pero que sigue perdiendo derbis con el Chievo e incluso clásicos como Avellino, Piacenza o Perugia. Y también dos de mis grandes transalpinos favoritos de siempre: el Bologna y la Pro Vercelli.

Desde hace décadas sus trayectorias han seguido líneas muy diferentes. El club de la Emilia Romagna ha vivido altibajos en la máxima categoría hasta que la perdió a finales del pasado curso tras una desastrosa segunda mitad de campaña. Por su parte el club piamontés ha vivido desde hace muchísimo tiempo hundido en las catacumbas del Calcio, hasta que por fin el pasado mes de Junio retornó a Serie B, donde había estado recientemente aunque con mucha menos fortuna que en el actual campeonato.

El pasado miércoles ambos volvieron a verse las caras después de mucho tiempo. Con los dos ocupando puestos de promoción de ascenso, el Renato Dall'Ara acogía un duelo que reunía nada menos que 14 Scudetti, siete por cabeza. 


Como muestran las imágenes fue el Bologna el que se llevó con claridad un triunfo en el que estuvo más acertado en los momentos clave del encuentro. Antes de la última jornada del año los rossoblu ocupan el cuarto lugar de la tabla, si bien empatados con el segundo clasificado. Por su parte los biancocrociati tras su derrota andan 9º aunque a tan solo dos puntos de la zona de promoción y a cuatro de su rival del día 24. 

Seguramente nunca volveremos a verles en un estado tan fantástico como el que pasaron en las primeras décadas del siglo anterior, cuando entre 1908 y 1941 dominaron la Serie A con trece títulos en tres décadas. Un tiempo glorioso que nunca volverá, un partidazo de otro tiempo cuyas camisetas ojalá veamos pronto de nuevo entre los grandes.

No hay comentarios: