.

.

Mil y una noches en la Champions Africana

Imagen del Kaizer Chiefs-Township Rollers del pasado sábado
Si hace 10 días nuestro último artículo tuvo como protagonista a una Copa de África un tanto desalentadora hoy regresamos al continente negro con mucho más optimismo, abiertos a las sorpresas que siempre deparan las múltiples fases clasificatorias para la Champions League de la CAF.

El viernes dio su pistoletazo de salida un torneo que ya dejó desde el primer momento eliminatorias más que interesantes. Los dos últimos representantes de Marruecos en el Mundial de Clubes tuvieron debuts muy diferentes. El vigente campeón marroquí, Moghreb Tétouan, cayó 2-0 ante el Olympique de Bamako malí, comprometiendo su pase a una siguiente ronda en la que probablemente esté el Raja Casablanca tras golear 4-0 a los Diables Noirs de Congo-Brazzaville. Lo mismo se puede decir de los dos grandes sudaneses, ya que si Al Hilal encaminó su cruce al vencer 2-0 al KMKM de Zanzíbar, su archirrival Al Merreikh cayó por el mismo resultado en casa del Azam tanzano. Eso sí, el gran batacazo fue el del Séwé Sport marfileño, cuya derrota 1-2 ante el Kaloum Star guineano les compromete muy seriamente.

Las goleadas que infligieron USM Alger contra Foullah Edifice (3-0) y Enyimba ante Buffles de Borgou (3-0) no hicieron más que confirmar su evidente favoritismo. Eso sí, el Kaizer Chiefs se lleva poca renta de su envite ante el Township Rollers, un 2-1 que deja muy abierta la vuelta. El otro representante sudafricano, Mamelodi Sundowns, empató a uno en casa del meritorio St.Michel United, el equipo de las Seychelles que no pierde en partido oficial desde marzo del año pasado.

El Smouha egipcio, vigente subcampeón de aquel país y que hasta hace apenas un lustro jamás había alcanzado la primera división, debutó con derrota por la mínima ante el Al Ahli Tripoli. Otro novel como el Cosmos de Bafia camerunés cayó también por uno a cero ante un Kampala City Capital Autrhority (¡toma ya!) más experimentado. Probablemente Sudán del Sur necesite tiempo para poder enviar un buen representante a pugnar por el honor balompédico del país, ya que el Al-Malakia se despedirá tras caer en casa 0-2 ante un Kano Pillars que ha sido protagonista reciente en el torneo. 

Llegados a este punto no podíamos dejar de mencionar una de las historias más importantes del fútbol africano en el último año. Por desgracia es el relato de un hecho triste: el fallecimiento de Albert Ebossé Bodjongo el pasado mes de agosto tras ser alcanzado por un proyectil lanzado desde la grada del JS Kabylie en su duelo ante el USM Alger. Ello derivó en una sanción de dos años sin competiciones internacionales impuesta por la CAF. Sin embargo la semana pasada el Tribunal Superior de Arbitraje de Laussane falló a favor del club argelino, revocando su sanción si bien aún no se sabe si podrá tomar parte de la actual Champions o entrará ya el año que viene (en caso de clasificarse).

Pasando a cosas más felices, en la primera ronda (la que se encuentra en juego es la preliminar) que dará lugar el mes que viene aparecerán el vigente campeón ES Sétif así como Al Ahly, Coton Sport, Espérance de Tunis, CS Sfaxien, AC Léopards, TP Mazembe y Asante Kotoko, obteniendo éste último su pase directamente al retirarse de la competición el East End Lions de Sierra Leona debido al fuerte brote de ébola que asola el país desde hace tiempo. Todo muy africano, con su aire precario y amateur pero a la vez tan llamativo y emocionante.