.

.

La Libertadores más apasionante

Chumacero, leyenda de The Strongest.
Tremenda, increíble, espectacular, apasionante. La semana que anoche culminó en la Copa Libertadores no quedará jamás en el olvido, sobre todo para las hinchadas de Juan Aurich y River Plate, aunque no únicamente para ellos. La conclusión de los grupos 6 y 8 trajo gran emoción entre los contendientes por las segundas plazas en ambos. El resto aún deberá pugnar la semana que viene por obtener los boletos restantes y situarse lo mejor posible para conseguir un buen cruce para octavos (o al menos la localía en la vuelta), donde ya hay confirmación matemática de que habrá River-Boca. Sin más preámbulos, comencemos con lo bueno repasando cronológicamente lo acontecido.

El martes había reválida para dos clubes argentinos que regresaban este curso a Libertadores tras una prolongada ausencia. El primero en entrar en escena fue Huracán, que por fin conoció la victoria justo ante el adversario más fuerte, un decepcionante Cruzeiro al que 'Wanchope' Ábila dejó tocado con su doblete y Mancinelli ajustició para el 3-1 definitivo. Con el triunfo de Universitario ante Mineros (ya eliminado) queda abierta la pelea entre los tres favoritos por los dos pases a la siguiente fase. Por su parte Racing Club si bien ya tenía asegurado su lugar en octavos necesitaba mejorar el puntaje para que su cruce fuera lo menos complicado posible. Jugaba en el Cilindro ante Táchira, al que ya había goleado 0-5 en Venezuela, pero que comenzó ganando por dos tantos, una ventaja que La Academia solo logró remontar en el último minuto cuando Brian Fernández puso el 3-2 definitivo. Segundo ha sido finalmente Guaraní, al que le valía empatar en casa de Sporting Cristal como finalmente sucedió.

El miércoles fue mucho más intenso. El turno comenzó con la victoria de The Strongest por la mínima ante Emelec gracias a un tanto de Chumacero. El conjunto boliviano alcanza el pleno en casa, llegando al día decisivo en disposición de clasificarse ya sea como primero o segundo (su actual posición) o caer eliminado si pierden en el duelo ante el líder Internacional, quedando Emelec a la espera y con la obligación de ganar.

Lo tremendo llegó en la definición del grupo 6. Como ya mencionamos la semana anterior River necesitaba un milagro en Perú además de cumplir en el Monumental. Ambas condiciones se cumplieron de forma dramática, con los Millonarios goleando 3-0 a San José en Buenos Aires y Juan Aurich perdiendo 4-5 un partido loco propiciado por las necesidades de unos y los suplentes de Tigres.


Así lo festejó la gente de River, aunque contentos quedaron también tanto los hinchas de Atlas como los de Santa Fe, ambos con enormes retos que superaron con solvencia. Los mexicanos se impusieron por 1-0 a Atlético Mineiro, manteniendo así sus chances, mientras el cuadro cafetero goleó 0-3 a Colo Colo, por lo que ahora lideran entre ambos el grupo con tres puntos más que el resto, aunque la próxima semana el At.Mineiro-Colo Colo y el Santa Fe-Atlas pueden dar un nuevo y definitivo vuelco a la tabla.

Finalmente la noche del jueves fue bastante relajada. Boca cumplió ante Palestino, al que dejó fuera en lo que ha sido una digna participación de los hombres de Guede. Segundo entra Wanderers, que goleó 0-3 a Zamora. Luego el supuestamente emocionante Corinthians-San Lorenzo fue menos de lo que prometió, un 0-0 que da el primer lugar matemáticamente al cuadro brasileño y permite al vigente campeón jugársela en casa para estar en octavos o despedirse antes de tiempo, para lo que tendrán que batir a un São Paulo que venció 'in extremis' 1-2 a Danubio. Además Internacional machacó a domicilio a una alicaída U de Chile que fue goleada 0-4 para gloria del Colorado, más cerca de octavos.

Lo que sí vamos conociendo son detalles del cuadro de octavos. Ya es seguro matemáticamente que habrá superclásico River-Boca (6 y 13 de mayo), mientras que Tigres será segundo o tercero en la tabla general dependiendo de lo que haga Corinthians en su último partido, ya que podría alcanzarles o superarles. Por lo demás aún pueden bailar mucho las posiciones, aunque es seguro que Racing no puede tener un puesto mejor que el cuarto ni Atlético Nacional podría estar más arriba del quinto como máximo. La semana que viene con la resolución de la fase de grupos conoceremos los cruces definitivos.