.

.

Montreal Impact hace historia

Romero festeja su gol, el momentáneo 2-2 a la postre decisivo
En una competición tradicionalmente dominada por los mexicanos con cierta resistencia costarricense y cada vez más pujanza estadounidense, lo extraño es que llegue a las últimas eliminatorias algún equipo que no sea de esas nacionalidades. De hecho con el cambio de siglo solo Olimpia (finalista en 2000), Puerto Rico Islanders (semifinalista en 2009) y Toronto FC (semifinalista 2012) habían alcanzado cotas importantes aunque sin llegar a romper el poder establecido. 

Sin embargo una nueva ocasión para la alternativa aparece en el horizonte. La cada vez más poderosa MLS norteamericana alberga no solo a clubes estadounidenses, si no también a varios canadienses (al estilo NBA o NHL) que se sirven del poderío incipiente de la liga para aumentar su nivel e incluso atraer a buenos jugadores extranjeros, como el argentino Ignacio Piatti, campeón de la Libertadores 2014 con San Lorenzo, o el italiano Marco di Vaio, que se retiró el año pasado en el club canadiense.

Pero el Montreal Impact no disputa la Concachampions gracias a sus actuaciones en la MLS, si no como actual campeón de la Voyageurs Cup de su país. En un torneo en el que no aparecía en las quinielas (es apenas su segunda participación) para pelear por el título ha logrado colarse en la final gracias a una trayectoria esforzada no exenta de drama, como anoche cuando sobrevivieron a la presión del Estadio Alejandro Merero Soto y de un rival que quería regresar a la final once años después de alzar el trofeo por última vez.


De seguro los ocho aficionados (!) que acompañaron al equipo a Centroamérica disfrutaron a la vez que sufrieron, una constante en las dos eliminatorias disputadas hasta ahora tras la agradable fase de grupos en la que se impusieron con facilidad al New York Red Bull y al CD FAS salvadoreño. Anteriormente los entrenados por Frank Koplas tuvieron que remar hasta el último instante ante el Pachuca mexicano, contra el que lograron el pase gracias a un tanto salvador en el descuento del partido de vuelta para algarabía del público que colmaba el Saputo Arena. Hoy, después de vencer 2-0 el choque de ida de semifinales, festejan una maravillosa e histórica clasificación a la final pese a la derrota.

La final a doble partido tendrá lugar los días 22 y 29 de este mismo mes, enfrentándose Montreal Impact al vencedor del Herediano-América, cuya segunda manga se disputa esta noche en México DF con la difícil misión para las Águilas de remontar el 3-0 que obtuvo su adversario tico como renta. En Canadá observarán atentos a sus potenciales contrincantes, sabedores de que hacer historia no debe implicar conformismo si no obligación para escribir su nombre con letras de oro en el palmarés del torneo.

2 comentarios:

Marcos Pérez dijo...

La liga MLS va en rápido ascenso. El Montreal Impacto lo demuestra una vez más. Es el resultado del trabajo serio de los directivos norteamericanos.

Ochoa Montejo dijo...

Estamos escribiendo este comentario pa aproba informatica