.

.

Doble jornada histórica

Petru Racu (Milsami) festeja el gol más importante de su vida.
No podía calificarse de otra manera. Lo que vivimos las últimas 48 horas los amantes del fútbol internacional, aquellos que seguimos apasionadamente cualquier competición independientemente de ámbito, equipos u horario, fue una (doble) jornada absolutamente histórica. No todos los días suceden hechos tan importantes (a diferente escala, todo sea dicho) en tres confederaciones diferentes. Las sorpresas que comenzaron aún al calor de las veraniegas tardes europeas dieron a su fin en la madrugada norteamericana, por lo que comenzaremos por orden cronológico.

Como no podía ser de otra manera, la 2ª ronda previa de la Champions 2015/16 deparó varios resultados, clasificaciones y eliminatorias inesperadas. Ludogorets y Maribor dieron los dos grandes patinazos de la ronda. Ambos presentes en la pasada edición de la máxima competición continental (Maribor llegó a empatar ante Chelsea, y Ludogorets igual ante Liverpool), ninguno fue capaz de superar un turno que se presuponía sencillo para ellos. Los eslovenos cayeron ante el Astana, que remontó la desventaja de la ida para dejar en la cuneta a un cuadro más experimentado. También fascinante fue el doble duelo en que prevaleció el Milsami ante los búlgaros del Ludogorets. No contentos con romper todos los pronósticos venciendo en Razgrad, los moldavos repitieron gesta ante su escaso público, ya que su cancha se compara con la de cualquier equipo de pueblo (sin ánimo de menospreciar), algo que seguro que su millonario dueño ya estará planeando solucionar.

Otros que pasaron un mal trago aunque llegaron a salvar los muebles fueron tanto el Steaua como el Videoton. A los rumanos comenzó pasándoles el rodillo el Trencin, colocándose 0-2 en el primer tiempo (e igualando el global) merced a un comienzo fulminante. Los de Bucarest consiguieron equilibrar el marcador, pero un nuevo tanto de los visitantes en la recta final les hizo contener el aliento hasta el silbatazo del árbitro. Por los pelos, pero el que fuera campeón en 1986 continúa vivo. Por su parte los húngaros del Videoton sufrieron ante la resistencia del The New Saints, que les llevó a la prórroga. Los galeses se sobrepusieron al 0-1 de la ida con un resultado similar en casa de los azulgrana, pero cedieron en los últimos compases para caer con tanta pena como honor. Eso sí, viendo el resumen se aprecia la gran superioridad local, que pese a las muchas ocasiones que creó no fue capaz de anotar hasta el tiempo suplementario.

El resto de favoritos dio el paso esperado con más o menos complicaciones según el caso, pero estarán en una 3ª ronda en la que disfrutaremos de envites tan atractivos como Red Bull Salzburg-Malmö, Steaua-Partizan o Fenerbahçe-Shakhtar Donestk.

CRUZANDO EL CHARCO

Del otro lado del Atlántico solo se disputaron tres encuentros, ¡pero qué tres encuentros! Todos tuvieron algo especial e importante, todos pasarán a la memoria colectiva no solo por su significado si no también por la coincidencia en la misma noche. Siempre recordaremos lo que dos pequeñas selecciones caribeño-centroamericanas (?) dejaron sobre el césped, así como el hito de Tigres en la Libertadores. 

Sí, el cuadro mexicano esta vez cumplió las expectativas para superar a un grande como Internacional de Porto Alegre. Además, dándole la vuelta a la eliminatoria. Los brasileños habían ganado por la mínima el choque de ida, pero anoche desaparecieron en Nuevo León ante el potente conjunto local. La fiesta comenzó pronto, cuando Gignac anotó su primer tanto con la zamarra felina. Luego un autogol inverosímil de Gefferson puso más tierra de por medio, hasta alcanzar el éxtasis el público que colmaba el Estadio Universitario con el testarazo de Arévalo Ríos para convertir un 3-0 que ya sería inalcanzable pese al tanto de Lisandro López para reducir distancias en la recta final. 

De rebote, ya que los clubes aztecas no pueden disputar el Mundial de Clubes vía CONMEBOL se ha clasificado River Plate para la edición 2015, donde coincidirá con el FC Barcelona. Eso sí, para ambos queda el reto de lograr la Libertadores, algo que sucedería por tercera vez en el caso de los Millonarios y por primera no solo para Tigres, si no para cualquier equipo no sudamericano, con el aliciente de levantar el trofeo que ni Cruz Azul ni Chivas consiguieron cuando disputaron la final.

Por otro lado en la Copa de Oro unas inolvidables semifinales depararon la caída del local EEUU ante ¡Jamaica! así como la polémica resolución del Panamá-México, donde los aztecas lograron el pase a la instancia definitiva luego de remontar la ventaja panameña con dos polémicos penaltis, uno de ellos en el descuento y el otro en la prórroga (ambos magistralmente ejecutados por Andrés Guardado).

Os dejamos con la memorable victoria jamaicana ante Estados Unidos, que no perdía de local ante una selección caribeña desde que Haití les venciera en el lejano 1969. Las imágenes, ya históricas, no tienen desperdicio.

No hay comentarios: