.

.

Más raro que el West Ham

Lanzini festeja el primer gol del partido.
Comprender a los clubes medios de la Premier League es harto complicado. ¿Tienen objetivos deportivos más allá de intentar pelear por un G4 prácticamente inaccesible? ¿Cuál es el proyecto real de estos clubes? ¿Tiene sentido que tras pasar por segunda entren en Europa para dejarse eliminar en las primeras rondas en agosto ante clubes del Este continental con mucha menos calidad y presupuesto? Este mal endémico ya se ha cobrado dos víctimas ilustres en lo poco que llevamos de curso: Southampton y West Ham han sido apeados de Europa League por Midtjylland y Astra Ploiesti, que no eran precisamente Bayern y PSG. Para mayor vergüenza sirva un dato: el valor de mercado de los Saints (£127m) es mayor que el de toda la liga danesa de primera y segunda división juntos (£125m).

Si usted conoce la respuesta, por favor, ilustre este sinsentido.

Pero estábamos con los Hammers. Estos disputaron tres eliminatorias previas en Europa League, la primera ante el Lusitanos andorrano, luego ante un Birkirkara maltés al que apearon en los penaltis (!) y finalmente el mencionado Astra Ploiesti rumano, con el que empataron a dos en casa para acabar perdiendo por 2-1 fuera. ¿Ha bajado dramáticamente la calidad del conjunto inglés desde el final de la pasada temporada hasta el comienzo de la actual? Observando los movimientos de su plantilla, no. Aparte de lo muy sobrevalorada que está la competición inglesa, para lo que no hace falta más que ver los resultados de sus clubes estos años en Europa, se palpa una notable falta de motivación. El ombligismo inglés les lleva a valorar lo suyo como lo mejor, cuando es evidente que ni juegan mejor que nadie ni ganan más que nadie. De hecho muchos de los clubes de Premier juegan horrorosamente, y al enfrentarse a entidades de otros países con mucho menor presupuesto quedan en ridículo. Para presumir de ser mejores hace falta algo más que dinero.

Para rizar más el rizo, el del West Ham es un caso extraño. Tras cuatro jornadas ligueras han ganado dos partidos y han perdido otros dos. Sorpresas: perdieron ambos en casa contra rivales teóricamente batibles, venciendo los dos a domicilio contra Arsenal y Liverpool. El último, ayer por 0-3 imponiéndose a los 'reds' tras más de medio siglo sin hacerlo en Anfield. Así pues, si fueras hincha Hammer, ¿estarías feliz por las fabulosas victorias ante los grandes o cabreado con un grupo que solo reacciona ante retos esporádicos? Equipos mucho peores que el West Ham han sido campeones de competiciones europeas, pero si ellos no quieren jamás revivirán una gloria que les va quedando cada vez más lejos, sobre todo al ser ellos mismos los que se niegan a pelear por ella.

A mí, por lo pronto, me parecen una rareza.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo como seguidor del RCD Espanyol puedo entender esa rareza llamada West Ham.
Tenemos en común que siendo de los clubes más históricos de sus ligas nunca han ganado un título de liga, sí de copa y los dos han jugado 2 finales europeas aunque desgraciadamente mi Espanyol ha perdido las dos y el West Ham ganó una de las 2 finales jugadas.

Son clubes suficientemente grandes para haber jugado finales europeas y copas pero "malditos" en títulos ligueros probablemente por la irregularidad característica en la historia de ambos clubes.

Un saludo.
Josep