.

.

El sueño roto de Nicaragua



Jamaica la flamante subcampeona de la Copa de Oro se presentaba como gran favorita en la tercera ronda de la clasificación de la CONCACAF camino al Mundial de Rusia 2018, su rival Nicaragua siempre ha sido junto a Belice la perita en dulce de Centroamérica y nadie se podía imaginar que los nicos estuvieran tan cerca de lograr la hazaña.



Nicaragua cuyo mayor logro había sido clasificarse para la Copa de Oro de 2009, venia de eliminar cómodamente a la modesta Anguilla y de superar con más facilidad de la prevista a Surinam. Solo cuenta con un jugador que juega en el extranjero, su estrella el mediapunta Juan Barrera milita en el Rheindorf Altach de la Bundesliga austriaca. Y además el fútbol no es el deporte más popular del país, siendo claramente superado por el béisbol y el boxeo.



La gran sorpresa saltó en Kingston en el partido de ida, los reggae boyz se las prometían muy felices y solo contaban con las bajas del central Wes Morgan y el extremo Garath McCleary, ambos ex jugadores del Nottingham Forest, el resto eran casi los mismos que habían disputado la Copa América donde perdieron sus tres partidos por la mínima y la Copa de Oro donde llegaron a la final que perdieron ante México, tras eliminar en semifinales a la anfitriona Estados Unidos, casi todos militando en equipos europeos o de la MLS. Pero los nicaragüenses salieron sin complejos y sorprendieron a todos colocando un increíble 0-3 en el luminoso a los 48 minutos, los goles de Rosas de penalti, Chavarria y Galeano ponían la eliminatoria patas arriba. En la segunda parte los jamaicanos se volcaron con todo y marcaron dos tantos por medio Mattocks y Mariappa, y solo la gran actuación del guardameta Llorente evitó que completaran la remontada.


A pesar de todo el 2-3 era un resultado inesperado y fantástico para afrontar el partido de vuelta en Managua, la locura se desató y por unos días el fútbol sí fue el deporte rey. Se agotaron enseguida las 18.000 localidades del Estadio Nacional que significaban un record de asistencia en el país para un partido de fútbol.



Para los jamaicanos era una humillación caer en esta ronda tan prematura y decir adiós tan pronto al Mundial. A los 12 minutos Mattocks marcaba el 0-1 y ponía la eliminatoria al rojo vivo. Nicaragua tuvo sus grandes opciones con un disparo de Chavarria al larguero y después Lazo enviaba fuera tras quedarse solo ante el portero, las veces que va a recordar ese error. El partido se iba consumiendo pero en el minuto 88 llegó la jugada que acabó con el sueño de la azul y blanco, saque de banda que no es bien defendido y Dawkins de volea batía a Llorente.



Jamaica se clasificaba sufriendo lo indecible y Nicaragua caía en la orilla en su derrota más cruel, cuando el milagro casi se palpaba con las manos. Lo que es innegable es la progresión de la selección nicaragüense bajo las órdenes del costarricense Henry Duarte, veremos si tiene continuidad y Nicaragua se acerca al nivel de sus vecinas centroamericanas, para poder pelearles la clasificación en las próximas Copas de Oro y superar más rondas de cara a los Mundiales.




Ya están confirmados los tres cuadrangulares que darán las seis plazas al hexagonal final de la CONCACAF; el Grupo A lo forman México (gran favorita), Honduras, Canadá y El Salvador, en el grupo B quizás el más abierto están Costa Rica, Panamá, Haití y precisamente Jamaica, y el C es el más flojo con Estados Unidos (súper favorita), Trinidad y Tobago, Guatemala y la sorprendente San Vicente y las Granadinas.

No hay comentarios: