.

.

A Francia sin hacer ruido



Al comienzo de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016 pocos (yo por supuesto que no) podrían adivinar que la selección de Irlanda del Norte seria una de las clasificadas, es cierto que su grupo era uno de los más abiertos y sin ninguna de las grandes selecciones europeas pero sus antecedentes tampoco invitaban al optimismo en Belfast.

A priori Grecia campeona en 2004 y que venia de alcanzar los octavos de final del Mundial de Brasil era la favorita, pero su torneo ha sido esperpéntico, sin conocer la victoria en los nueve partidos disputados (solo tres empates) y sufriendo dos humillantes derrotas ante la débil Islas Feroe, un desastre absoluto.

Eso hizo que el grupo se abriera aún más con Rumanía, Hungría, Finlandia e Irlanda del Norte como aspirantes a las dos primeras plazas con clasificación  directa y la tercera para la repesca.



Irlanda del Norte comenzó muy bien la fase de clasificación ganando a Hungría en Budapest, a Islas Feroe en Windsor Park y a Grecia en Atenas. Su única derrota se produjo en la siguiente jornada en Rumanía, pero esos nueves puntos sumados después de haber realizado las tres salidas más complicadas fueron claves. Después se ha mostrado fuerte en casa donde no ha perdido y solo Rumanía y Hungría pudieron sacar sendos empates.



Hasta llegar al decisivo partido de ayer contra Grecia en un abarrotado Windsor Park, Irlanda del Norte se presentaba con la sensible baja por sanción de Kyle Lafferty, su gran goleador en esta fase de clasificación con siete goles. Pero los norirlandeses no lo notaron en exceso y con el doblete de Steven Davis, su capitán y mejor jugador, y otro tanto de Magennis lograron una victoria mucho más cómoda de lo previsto. El 3-1 final y la clasificación eran un justo premio al gran trabajo de los jugadores y de su técnico Michael O’Neill que ha ido mejorando a una selección donde no abunda en exceso el talento, con algunos jugadores de la Premier, pero que la mayoría militan en la liga escocesa y en Championship o incluso en League One o Two.



Para Irlanda del Norte esta es su primera clasificación para una Eurocopa, y desde 1986 no acudía a un gran torneo de selecciones. Los ochenta fueron buenos años para ellos ya que también estuvieron en España 82 incluso alcanzando la segunda fase, era la selección de Pat Jennings, Martin O'Neill, McIlroy, Whiteside, Armstrong o Hamilton. Su anterior participación mundialista fue en 1958.



Ahora han protagonizado una clasificación quizás con menos repercusión que otras pero casi seguro que más meritoria. Los aficionados norirlandeses ya tienen plan para el próximo mes de junio.