.

.

Un gran Palmeiras se acerca a su sueño

Felicidad ante un triunfo laborioso
Más de una vez hemos tenido que hablar en el Café estos últimos años de los altibajos del histórico cuadro paulista, alternando desde que comenzase este siglo un par de dolorosos descensos con otras tantas Copas do Brasil (de hecho son los vigentes campeones) y algunas clasificaciones para la Copa Libertadores. Pero cuando un club es tan grande como lo es el Verdão solo los títulos más importantes colman la satisfacción de jugadores e hinchada. 

Por eso en esta ocasión, tras 22 años sin hacerse con el Brasileirão, Palmeiras aprieta con todo para volver a coronarse campeón nacional, pudiendo de paso desmarcarse de Santos como institución con más ligas en todo Brasil. Invictos en liga desde que cayeran derrotados ante Botafogo en julio, los hombres de Cuca no bajan el ritmo conscientes de lo esencial de cada punto, especialmente ahora que tras imponerse anoche a Santa Cruz ya restan tan solo 10 jornadas. La ventaja, eso sí, no les permitirá muchas alegrías.

El choque fue especialmente bonito e intenso, repleto de alternativas pero con el líder llevando siempre la iniciativa tanto en el juego como en el marcador. Tras varios intentos infructuosos, Zé Roberto adelantó al Verdão con una preciosa vaselina apenas sobrepasada la media hora de juego. Su primer tanto este curso sirvió para que los suyos se marchasen con la victoria parcial al descanso. Al regreso de vestuarios, Santa Cruz se entonó consciente de que otra derrota les pondría muy complicada la salvación. Así, Arthur igualó con un golazo a los 56' para algarabía de la torcida local.

Era un palo duro, sobre todo porque Palmeiras había tenido ocasiones suficientes para sentenciar a esas alturas. Por tanto, tocaba remar de nuevo. Gabriel Jesús, muy activo toda la noche, lo intentó de todos modos sin fortuna. Sin embargo sus desequilibrios propiciaron la ocasión para que Leandro Pereira remachase a placer el 1-2. Los locales no se vinieron abajo, aumentando la intensidad para colocar de nuevo las tablas poco después al transformar Grafite un penalti cometido sobre Arthur.

No obstante si algo está marcando la diferencia entre este equipo y sus perseguidores es su fortaleza mental. Volvieron a arremangarse, pelearon como si nada de lo anterior hubiera sucedido, y llegó el gol como recompensa por medio de Roger Guedes. La victoria ya era suya, quedando el título un pasito más cerca. Si lo consiguen, nunca olvidarán noches como esta.



Su principal perseguidor es Flamengo, que había vencido 8 de sus últimos 9 encuentros en el campeonato (empatando únicamente ante el propio Palmeiras), pero unas inapropiadas tablas en su visita al São Paulo les colocan a tres puntos de la cabeza. Ello sumado a la sorprendente derrota (y eliminación) en casa ante Palestino por la Copa Sudamericana el pasado miércoles abre una brecha en un acorazado que parecía inalterable. Resolver las dudas permitirá saber si continúan en la pugna o les afecta anímicamente los dos traspiés consecutivos. Reseñar que su calendario es durísimo, especialmente en comparación con el de sus rivales.

El tercero en discordia es Atlético Mineiro, que llega embalado a la recta final aunque lastrado respecto a sus adversarios dada su irregularidad a domicilio. A su favor tiene que recibirán tanto a Palmeiras como a Flamengo a pocas jornadas de la conclusión, por lo que si mejoran sus prestaciones a domicilio puede que esos 5 puntos en las 10 jornadas restantes no supongan mayor problema.

Sea como fuere, la recta final del Brasileirão promete emociones fuertes un año más, con los tres grandes mencionados en la pugna por el título, la pugna entre Santos y Fluminense por la cuarta plaza (At.Paranaense, Corinthians y Botafogo lo tienen algo más lejos aunque no imposible) así como la apasionante pelea por la salvación, algo que parece alejársele cada vez más a América Mineiro y a Santa Cruz, toda vez que Internacional, Cruzeiro y São Paulo no deberán confiarse para evitar un doloroso descenso.

5 comentarios:

Sin Balón dijo...

Esta muy bonito este Brasileirao, el Palmeiras esta ante su gran oportunidad para llevárselo después de unos años de sequía pero no lo tendrá nada fácil. Veremos como acaba!

cityground dijo...

Visto el resumen debió de ser un partido super entretenido, con dos viejos rockeros como Ze Roberto y Grafite dando guerra.

Muy emocionante la lucha por el titulo como por el descenso, con los históricos Internacional o Cruzeiro en serios problemas.

En la B el Vasco de Gama es 2º aunque lleva 2 derrotas seguidas, espero que ascienda.

Pedro dijo...

Qué gran equipo el Palmeiras,siempre me gustó. Cuando puedo veo los partidos porque me gusta mucho el futbol brasilero.

Manuel Heredia Moreno dijo...

El atlético de mineiro fue el equipo que más dominó el partido y mereció claramente la victoria

Mariachis Barranquilla dijo...

este equipo siempre es muy guerrero