.

.

El aburrido fútbol europeo

Séptimo año seguido con esta anodina imagen

Cada año las distancias en las principales ligas aumentan a la par que desciende la emoción. Los enormes contratos televisivos, las fortunas externas, la Ley Bosman (que aunque justa ha contribuido a ello) y, todo hay que decirlo, el buen aprovechamiento de esos recursos casi ilimitados, ha creado desde hace unos años una fastuosa aunque reducida corte europea que lejos de mejorar el espectáculo animando al espectador (sin hinchas no hay fútbol, jamás lo olvidemos), está alejando cada vez más a parte de ellos de la élite.

Vamos por partes:

De las últimas 20 Bundesligas el Bayern se ha llevado 14. La mitad de las restantes fueron para el Borussia Dortmund, repartiéndose el resto Wolfsburg, Stuttgart y Werder Bremen. Desde la década de los 70 la estrategia de fichar a lo mejor de la concurrencia local le ha otorgado grandes réditos tanto a nivel nacional como internacional, algo que no han podido replicar sus rivales, a años luz del conjunto bávaro. A día de hoy, su impresionante estructura, su cultura ganadora, su gran profesionalización así como el apoyo de importantes multinacionales le convierten en un equipo prácticamente inabordable en suelo alemán, por lo que su éxito está asegurado los próximos años. Salvo renacimiento de Borussia Dortmund u otro clásico (HSV, B.Mönchengladbach), o que el RB Leipzig salte la banca, poca emoción albergará la Bundesliga.

Esto es extensible a Francia, si bien el PSG está lejos de la historia exitosa del Bayern. Aún así lo atomizado que ha estado siempre el poder en la Ligue 1 permite a los parisinos reinar sin demasiados problemas. El año pasado venció el Mónaco, en parte ya desmembrado por ellos mismos con el fichaje Mbappé. También una pifia de Ancelotti permitió a un meritorio Montpellier ganar su primer título a lomos de Belhanda y Giroud en 2012. Hoy el PSG está empatado a entorchados con Stade Reims y Girondins, por detrás de Olympique de Lyon, Nantes, Olympique de Marsella, Mónaco y St.Étienne. Si nada cambia, en un lustro habrá superado a todos los grandes históricos un club que hasta 2012 solo acumulaba dos ligas.

La misma foto desde 2012
Italia, antaño cuna indiscutible de la competitividad en el fútbol ha perdido ese gen identificativo que permitía que cualquier formación de aquel país le pelease (y casi siempre venciese) a cualquier adversario por poderoso que fuera. Hoy día la Juventus se cose año tras año el Scudetto, sumando seis consecutivos, con el séptimo cerca si no lo evita un meritorio Nápoles. Llevamos un lustro sin noticias de Milan e Inter, aunque parece que en este último comienzan a brotar ciertas esperanzas. La Roma es un eterno quiero y no puedo, mientras animadores como Fiorentina o Lazio no tienen el potencial para sostener en el tiempo una batalla tan desgastante. Así, salvo que los partenopeos asalten Turín, ganen todo por el camino además de obtener un favor del Inter, la Juve sumará su 7º título consecutivo cuando hace apenas una década estaba volviendo de Serie B.

En Inglaterra, donde despilfarran ridiculamente el dinero cada curso, va a ganar el Manchester City con sobradez, algo que ya quedó claro en diciembre ante un impresionante ritmo de victorias que nadie pudo seguir. En España la Liga se decidió hace un mes cuando Messi anotó de falta ante el Atlético en el Camp Nou. Es lo que tiene la bomba atómica, que da igual cómo juegue el Barcelona que surgirá el genio argentino para resolver la papeleta.


Por tanto, tenemos a las 5 grandes Ligas prácticamente sin emoción (veremos en Italia, el resto está cocinado). En menor escala, ligas como la escocesa, la griega, la bielorrusa, la austríaca o la suiza vienen a significar tres cuartos de lo mismo. Cada año Celtic, Olympiakos, BATE Borisov, RB Salzburg y Basel ganan sus ligas, si bien parece que esta vez se va a romper la hegemonía en tierras helenas (¡gracias Mario Husillos!) así como en las helvéticas. Migajas, pues luego estos clubes serán meras comparsas en el baile de ricos que es la Champions, donde a veces no llegan, y cuando lo hacen rara vez pueden aspirar a superar la fase de grupos. Además ya ni si quiera hay un Arsenal con el que meternos.
zzzzzzzzzzzzzzzzzz

Porque esa es otra: la fase de grupos de la Champions es monotonía pura. Este año hubo un par de sorpresas con las caídas de Nápoles a manos del Shakhtar y del Atlético ante Chelsea y Roma. Ha sido lo único reseñable, aunque tampoco hablamos de épicas improbables. Esta temporada lo peor es que ni las eliminatorias están ofreciendo algo reseñable: el PSG se vio superadísimo por el Madrid, mientras el Besiktas poco pudo hacer ante el rodillo del Bayern. Liverpool y Manchester City también aplastaron, mientras la Juve hizo valer su experiencia ante un Tottenham que no llegó a plasmar en el marcador su gran superioridad. Al menos el Sevilla tumbó a un Manchester United al que le está recuperando recuperar la jerarquía de los tiempos de Ferguson.

Respecto a los cuartos de final, tras la ida parece imposible que Barcelona y Real Madrid no avancen. El Sevilla necesita una gesta enorme en casa del Bayern, que se llevó la victoria de tierras hispalenses. Por último al Manchester City le toca levantar un 3-0 ante el Liverpool de Klopp, un técnico que suele mojarle la oreja a Guardiola, que ayer perdió 2-3 el derby de Manchester ante el United de Mourinho.

Sin Ligas y a la espera de lo que puedan deparar las semifinales de Champions, aquí un servidor desea con todas sus ganas que finalice el curso europeo más aburrido que recuerda. Y doloroso, que mi Málaga va a sufrir otro descenso. Ya queda menos para el Mundial.

4 comentarios:

blackberry dijo...

Aprender futbol es importante. Yo recomiendo estudiar las tecnicas y estrategias del futbol, ahi si os vais a convertir en estrategas y maestros del futbol [url=https://www.librosyes.com/preparacion-futbolistica-ensenanzas-tacticas-para-el-1-3-4-31-4-4-21-4-2-3-1/]enseñanzas del futbol pdf[/url]

Thelma Odle dijo...

Creo que sí últimamente está bastante aburrido. Yo trabajo con mi marido como buscador de seguros y a la vez organizamos un liga de fútbol infantil. Es por eso que me gusta tan este deporte.

Sergio Luis dijo...

Hola buenas, me paso por aquí, dado que estoy de acuerdo con este artículo que has subido, ya que todos los años, en todas las ligas, GANAN los mismos equipos. Pero espero que todo esto vaya mejorando con los años, ya que estamos hartos de que gane el Madrid, Barça, Juventus, etc... También te invito a pasarte por mi blog , ya que subo un contenido muy parecido al tuyo. ¡Ánimo!

Franklin Espinola dijo...

Hola que tal!.

Totalmente de acuerdo. Solo la inglesa parece compensar de mejor manera los equipo chicos. En el resto de las ligas el presupuesto apenas les alcanza para comprar un balón de fútbol