.

.

Humillación a la escocesa

Vogorotskiy festeja el 2-0 con Suat y Pertsukh ante un Armstrong estupefacto

Unos días después de enorgullecerse por la gran remontada del equipo nacional de rugby ante Inglaterra en Twickenham que sirvió para mantener la Calcuta Cup, hoy Escocia ha vuelto a sentir la profunda tristeza que le produce su selección de fútbol. Para colmo, encajando una goleada inexplicable ante los representantes de un país que no tiene ni 30 años de vida. En aquella época la Tartan Army disputaba aún con cierta frecuencia Eurocopas y Mundiales, competiciones de las que han desaparecido este siglo.

Antaño innovadores en los albores del fútbol, mirados con recelo por los ingleses debido a su juego en base al pase para superar a los rivales, los que un día eran seguramente los mejores del mundo hoy no son más que la caricatura de un equipo que solo puede consolarse mirando su precioso pasado. En tan solo 10 minutos el Astaná Arena ya había celebrado dos tantos locales. Los de Alex McLeish se mostraban impotentes, anonadados. El 3-0 supuso un golpe lapidario que les dejó sin reacción.

Sin duda, dista mucho del inicio deseado por una selección que ocupa el lugar 40 en el ranking FIFA y no disputa una fase final de una competición importante desde 1998, cuando se clasificó al Mundial de Francia. El drama para un fútbol cada vez más debilitado se refleja en el presente de sus grandes: tras la refundación del Rangers el Celtic ha ganado todas las ligas nacionales casi por defecto, sin poderle hacer frente real clásicos como Aberdeen, Hearts o Hibernian (que también descendió en este periodo). Sin competencia interna destacar internacionalmente es realmente complicado, ya sea a nivel de clubes o de selecciones nacionales. Ello, unido a la falta de talento incipiente ha condenado a Escocia las dos últimas décadas a la mediocridad.



¿Volveremos a ver a jugadores como Dalglish o Law representando una Escocia respetable? Por lo pronto el domingo visitan San Marino, buen lugar para empezar a reconstruir un camino que ha comenzado mucho peor de lo esperado.

1 comentario:

team building mexico dijo...

Interesante comparación de las circunstancias actuales a las de ahora.