.

.

Fútbol en tiempos de guerra

En muchas ocasiones, el fútbol es una de las pocas herramienta que los castigados habitantes del tercer mundo tienen a su disposición cuando necesitan un momento de felicidad y esparcimiento. En medio del sangriento conflicto que sacude a Irak, la Selección de este país obtuvo por primera vez en su historia la Copa Asiática. Tal como sucedió hace unos días, los festejos trajeron numerosas muertes y todo quedó empañado. Resulta aterrador para nuestros ojos ver a la gente festejando con sus fusiles en alto, pero esa es la realidad que vive Irak: cruel, triste y desgarradora. Pese a todo, todavía existen ánimos de celebrar en una tierra donde los explosivos son moneda corriente. Lo hacen de una forma un tanto particular: disparando frenéticamente al aire, pero esa es la única vida que conocen.

Dejando de lado las inevitables referencias a la situación en Medio Oriente y pasando a lo estrictamente futbolístico, Irak cerró una participación formidable en el torneo más importante del continente. Arrancó la Copa empatando en uno con el débil equipo de Tailandia. Más tarde logró una histórica victoria por 3-1 ante Australia y empató sin goles ante Omán. La primera ubicación en el grupo le posibilitó cruzarse con un rival muy flojo: Vietnam, al que los iraquíes derrotaron por 2-0 sin pasar sobresaltos. Las semifinales le pusieron enfrente a un histórico de la región como Corea del Sur, de deslucido rendimiento. Los penales llevaron a la final a los dirigidos por el brasilero Jorvan Vieira —quien anunció que no seguirá en su cargo—.

Así fue el camino de Irak hasta la definición del torneo. Arabia Saudita, habitual en los mundiales, era el rival. El partido arrancó friccionado, con demasiadas infracciones y muy pocas dosis de buen fútbol. Ambos equipos se preocuparon más por proteger el arco propio que por buscar la diferencia. En ese áspero contexto, Irak siempre era el que más inquietaba. Después de mucho trabajo, llegó la apertura del marcador. Un grueso error del arquero árabe posibilitó la aparición de quien se convirtió en la gran figura del torneo: Younis Mahmoud. El delantero aprovechó el descuido y mandó la pelota al fondo de la red con un cabezazo. Quedaban 19 minutos, pero la reacción del tibio conjunto verde nunca aparecería.

Con un plantel formado sobre la base del equipo que obtuvo el cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de Atenas, Irak consigue por primera vez en su historia la Copa Asia. Es un grupo de jugadores jóvenes, que sorprendió a muchos en el año 2004 y hoy vuelve a mostrarse. El próximo objetivo es evidente: llegar a Sudáfrica. Pese a todos los problemas que vive el país, es imposible quitarle a la gente de Irak la ilusión de una nueva participación en un mundial.

8 comentarios:

Garrincha dijo...

Vieira se marcha a Corea del Sur, donde dimitió su anterior técnico.

Me quedo con la reflexión de Mahmud: "Esta victoria es un gran regalo para Irak, esto es mucho más que fútbol. Tiene que ver los sentimientos humanos, con la necesidad de unirnos y superar nuestras diferencias religiosas y de cualquier tipo, como lo hemos hecho los futbolistas de esta selección".

Paolo Maldini dijo...

Esa base del 2004 pinta para grandes cosas, cuidadito con ellos en Sudáfrica en la confederaciones del 2009.

CALIGULA dijo...

Siempre me gustaron las sorpresas o los batacazos. Por los protagonistas, por el espectaculo, por las apuestas y por la tela que dejan para cortar.
No conozco el futbol de Irak, solo - como muchos - aprendi de Irak a partir de la invasión de prensa estadounidense.
Sin negar merecimientos a Alemania, espero que las teorias conspirativas que se oyen despues de ver documentales sobre el Mundial 90 (en plena unión de las Alemanias y caída hacia Oriente del Muro de Berlín era imposible que ALemania no festejara el mundial)que no tengan nada que ver con Irak y el intervencionismo estadounidense.

Buen post Garrincha.
Saludos de Buenos Aires!!!

Garrincha dijo...

@ Paolo

Ojalá les alcance para clasificar al Mundial, aunque hay equipos como Bahrein, A.Saudí o Irán que se lo pondrán bastante difícil. No he mencionado a los China, Japon, Australia y Korea porque creo que se clasificación va por otro lado, aunque no estoy seguro del todo.

@ Calígula

Totalmente de acuerdo.
Eso sí, el post no es mío, sino de Ariel, compatriota tuyo ;)

Un saludo!

Giorgio dijo...

el deporte siempre es un dulce entre tanta amargura...que borra por segundos la tragedia, pero no la elimina
saludos

Anónimo dijo...

eyyy, k pasa domin?? soy carly, eres un crack del futbol tio, admirado por lo menos por mi... jejeje. De ahora en adelante tu blog va a ser visitado por mi bastantes veces, sigue escribiendo tan bien komo lo haces "periodista".




Un saludo cordial. B========D

Garrincha dijo...

jaja muchas gracias Carly ;)

De todos modos este post acerca de la victoria irakí es de Ariel, uno de mis compañeros junto a Mauricio.

Me alegro mucho de que te guste y espero que de veras te pases a menudo.

Un saludo!!


PD: ten cuidao con el ojo del Jose jajajajaja :D

La quinta del Buitre dijo...

La verdad es que yo me alegro enormemente por la nación de Irak. Cuántas y cuántas historias de guerra y trizteza van cogidas de la mano de ese país y de sus gentes. Enorabuena por ellos.


Un abrazo Garricha.