.

.

CDU San Martín de Porres: de la nada a la gloria

San Martín de Porres fue un santo peruano de la orden de los dominicos con raíces españolas y panameñas, siendo el primer santo negro del continente americano además del Patrón Universal de la Paz. Pero actualmente su nombre representa la bandera más alta del fútbol de este país bañado en su costa oeste por el Océano Pacífico y colindante con medio continente sudamericano, pues el 21 de Enero de 2004 la Universidad que lleva el nombre del santo decidió crear el Club Deportivo Universidad de San Martín de Porres, iniciando una aventura que pocos sospecharían que en tan poco tiempo daría unos réditos tan impresionantes.

Y es que este club que apenas nació hace 3 años y medio comenzó jugando en la máxima categoría al comprarle la plaza al Club Sport Coopsol, que había campeonado en segunda el torneo anterior. Así, tras un Apertura 2004 desastroso donde apenas sumaron 10 puntos para finalizar últimos, se vieron en la obligación de realizar una auténtica machada: obtener 44 puntos en el Clausura para salvar la categoría. Lo grande es que lo lograron al derrotar en la última jornada a domicilio al Unión Huaral, finalizando segundos en el torneo corto, aunque la suma de ambos los dejó bastante relegados, por lo que no pudieron pelear en competencias internacionales.

Ya con el proyecto más asentado, en 2005 finalizaron séptimos del Apertura tras una buena racha que enterraba el mal arranque de los universitarios; en el Clausura, un nuevo segundo puesto les permitió en esta ocasión disputar la Copa Sudamericana al año siguiente.

Con las miras puestas en una buena presentación internacional y un mejor desempeño en el campeonato local, la directiva optó por contratar al ex-futbolista de origen argentino Juan Antonio Pizzi, cuya primera y única experiencia en los banquillos databa de los primeros meses de 2005 como DT de Colón de Santa Fé (Argentina), club en el que dirigió junto al peruano Chemo Del Solar.

Pizzi consigue finalizar el torneo Apertura en una digna 5ª posición, aunque el humilde club limeño no conseguiría superar la primera ronda de la mencionada Copa Sudamericana, pues el valor doble de los goles fuera de casa los eliminaría pese a ganar 3-2 en casa igualando el 1-0 que obtuvo Coronel Bolognesi en la ida.

Pero al año siguiente, la Universidad de San Martín obtendría los jugosos frutos del trabajo bien hecho al conseguir el campeonato Apertura de 2007 tras derrotar a falta de varias jornadas al Cienciano en Cuzco por 1-2, con un gol del uruguayo Mario Leguizamón en el minuto 81, sentenciando el partido y el título para el conjunto universitario, por lo que el año que viene jugarán por primera vez en su corta historia la Copa Libertadores, todo un sueño para una institución tan joven y humilde que ni siquiera tiene estadio propio, por lo que suele alternar la localía entre varios estadios de Lima, como el Nacional, el Monumental o el Alejandro Villanueva.
Aunque lo que realmente inspiró la creación de este post fue la goleada que recibió la pasada jornada el histórico Alianza Lima por 0-5 ante el susodicho San Martín, siendo esta la mayor paliza que recibe de local "el equipo del pueblo" en su dilatada historia. Este hecho, junto al liderato del actual campeón en el Clausura y la ventaja holgada que lleva en la clasificación anual sobre el resto de grandes (Universitario, Sporting Cristal y el propio Alianza Lima) saca a relucir la crisis que vive actualmente el fútbol peruano, como bien refleja la clasificación anual de ligas de la FIFA, que hace 2 años los ubicó como 10º mientras el año pasado sufrieron un serio retroceso hasta el 19º lugar. Este no es más que un parámetro estadístico, pero aparte de alguna actuación aislada como el 3-0 que Cienciano encajó a Boca en la fase de grupos de la pasada Libertadores, lo cierto es que el fútbol peruano ya no es lo que fuera hasta hace pocos años, ni a nivel de selección (donde tienen varios buenos jugadores como Farfán, Pizarro o Guerrero) ni a nivel de clubes. Una lástima, pues buena base hay, por lo que espero que poco a poco los clubes de este precioso país así como su selección nacional vuelvan a ser lo que una vez fueron, especialmente el Sporting Cristal, el club por el cual hincho en aquellas tierras.

(festejando el campeonato en Cuzco)


Fuentes

3 comentarios:

La Ultima Palabra dijo...

Cierto,muy buen articulo...En cuanto al cienciano,recuerdo bien ese 3-0 a Boca,le scayo pesada la loza aquel dia..saludos.

martin dijo...

Pues yo con Alianza, que tengo un amigo peruano seguidor del mismo. Y la cosa es que donde siempre fui properuano,es a nivel de seleccion, me encantaba(y me sigue encantando) su uniforme.

Garrincha dijo...

@ La última palabra

Aquel día tuve la esperanza de ver a Cienciano pelear por cosas grandes. Desgraciadamente me equivoqué.

@ Martín

La verdad es que es muy linda esa equipación. Eso sí, uno añora a un Teófilo Cubillas vistiendo esa zamarra o la gloriosa del Alianza, que aunque uno sea hincha del Cristal no hay porque dejar de reconocer las cosas.

Un saludo!!