.

.

Mundial sub17: España pasa las de Caín para superar a una portentosa Ghana

Con ese titular se resume el pase a la final de la selección española, que tras un durísimo encuentro en el que llegó a estar contra las cuerdas, logra un hito histórico al colarse por tercera vez en la última instancia, en la que se espera mejor suerte que en las otras ocasiones, cuando perdió en 1991 ante la propia Ghana y en 2003 con Brasil, ambas veces por 1-0.
Pero no todo es alegría en el combinado español, que llora por su estrella: Bojan Krkic será baja por una absurda e inexplicable decisión arbitral que ponía el colofón a una desastrosa actuación del trencilla, para colmo, segundos antes de la conclusión.
Comencemos desde el principio. El encuentro empezó parejo, con los africanos más incisivos de inicio, especialmente en la figura de Saddick Adams, un potentísimo delantero con un no menos prometedor futuro. Poco a poco España le tomó el pulso al partido de la mano de Fran Mérida, que junto a Camacho hicieron una gran labor en la medular. La dura pugna en el medio dificultó el dominio de alguno de los conjuntos, lo que no fue óbice para que en los últimos instantes del primer tiempo llegasen las ocasiones más peligrosas hasta el momento. Primero fue el mencionado Adams quien dispuso de una clara oportunidad a puerta vacía tras superar al meta español y posteriormente Ransford Osei, máximo anotador del torneo, al que respondió con acierto David de Gea. Los españoles respondieron al instante, aunque Enoch Adu salvó dos veces su meta de recibir el primer tanto. Así, ambos planteles avisaban de sus intenciones de cara a un segundo tiempo que apuntaba a definitivo.
La lluvia ya calaba, haciendo cada vez más pesado el paso del tiempo. Ghaneses y españoles mantenían el tipo en el comienzo de un segundo período en el que todas las cartas quedarían sobre la mesa. Si el entrenador ghanés Sellas Tetteh puso en liza otro delantero (Abeiku Quansah), el español Santisteban, que se despide tras este torneo, hizo a España tomar una carácter más netamente ofensivo, lo cual agradecieron Krkic y Aquino, que comenzaron a recibir balones con más fluidez. Sin embargo, el gol español no llegaría hasta un contraataque que Iago condujo hábilmente por la izquierda, sirviendo al corazón del área donde esperaba Aquino, que tras un primer remate en semifallo, tuvo la fortuna de que le quedase el balón franco para fusilar al arquero Joseph Addo. Era el minuto 67' y aunque quedaba mucho tiempo, la solidez defensiva del conjunto ibérico parecía que iba a poder parar a los poderosos chicos ghaneses. A partir de este momento entraría en juego un factor desgraciadamente familiar para los españoles en tierras koreanas: la figura del árbitro. Inexplicablemente todas las acciones desde el gol de Aquino tornaron en contra de España, aún cuando las faltas eran del conjunto ghanés (que aprovechó la circunstancia para sumar un plus de agresividad), como en el gol del empate, que nace de un balón dividido en el que Ishamel Yartley arrasa a un jugador español próximo a la frontal, el balón llega en profundidad a Saddick Adams, que clava un fortísimo disparo en la meta española. Incredulidad en la delegación española, a la que ya le suena la historia.
Los últimos 10 minutos fueron de claro dominio africano, merced a su aplastante superioridad física, que no supieron aprovechar ante un combinado español roto por el cansancio, cuyas llegadas eran cada vez más esporádicas, casi siempre personificadas en el irreductible Bojan.
De este modo se llegó a una prórroga en la que Ghana comenzó a acusar el cansancio, lo cual igaualaba la contienda, aunque el dominio seguía siendo africano. La primera parte finalizó apenas sin incidencias, por lo que en la segunda se definiría todo si querían escapar de la tanda de penaltis. Bojan hacía estragos en la defensa ghanesa, que no sabía pararlo si no era a base de agarrones y constantes obstrucciones. En una de esas, el jugador del Barça se hizo con un balón en la línea de fondo del que sacó oro: falta en la esquina inferior del área en el minuto 115. España tira de estrategia, Fran Mérida ve a Bojan desmarcarse y este remata solo en el centro del área. Gol de España, que vale una final. Poco después, fin del partido, aunque segundos antes llegaría la tragedia para la gran estrella española.
Bojan Krkic: el sabor agridulce de la estrella

Partido sublime de Bojan, una vez más héroe de los suyos, que tras llevar al combinado a la final acabó llorando, pero no de alegría, sino de tristeza porque una absurda decisión arbitral dejaría al 9 fuera de antes de tiempo.
Corría ya el minuto 120', el último de la agotadora prórroga, cuando tras una falta sancionada a favor de Ghana, el jugador chocó con un contrario cayendo sobre el balón. El trencilla culminó su desastrosa actuación con una sorprendente amarilla (la segunda) a la estrella española, que pedía incrédulo explicaciones ante lo que suponía la amonestación: perderse la final de un torneo de la que él ha sido el principal artífice.
Espero que España recurra y Bojan Krkic pueda jugar, ya que el vacío que deja es tremendo, pese a lo cual confío sobradamente en el equipo para hacerse con la Copa el domingo ante Nigeria o Alemania, que mañana disputarán la otra semifinal.

Artículos relacionados

5 comentarios:

La quinta del Buitre dijo...

¡¡¡Viva España!!! ¡¡¡Viva Bojan!!! Éste nació para jugar en el Madrid...

Los ganheses eran de la edad de mi abuela más de uno...

Sigamos fichando medianías extranjeras...

Qué habría sido de Cesc si se queda en el Barcelona...


Un abrazo Garrincha.

Roberto dijo...

Indignante lo del árbitro. A Bojan lo han masacrado duranto todo el partido, y ha sido expulsado por dos tonterías... Que se lo hagan mirar. Esperemos no echarlo de menos el domingo.

La Ultima Palabra dijo...

Que para el madrid,Catalan y del BARCA!!!Saludos!

Garrincha dijo...

Ya tenemos rival para la final. Será Nigeria, que ha derrota por 3-1 a Alemania en un partido que comenzó ganando pronto (a los 18' ya iban 2-0) y acabó sentenciando en el descuento.

Será el día 9 a la misma hora de estas 2 semifinales.

Un saludo y SUERTE A ESPAÑA!!

Javi dijo...

Yo le he dedicado mi artículo a Bojan. Parece que los arbitros no tienen lado humano, parece que no son personas. Increible lo que le hacen al chaval.

Sobre este partido, nos han roto fisicamente, y ya llevamos en el cuerpo mucho cansancio, contra Nigeria será complicado, otra batalla fisica, espero que los chavales den la talla y lo hagan por Bojan.

Saludos