.

.

Central Córdoba: a 40 años de una gran alegría

Como podrán ver, desde hace unos cuantos días estoy desaparecido debido a mis ocupaciones. En esta oportunidad les dejo algo que había empezado a escribir hace rato y terminé en este momento. Es sobre un club argentino que difícilmente conozcan. Saludos y espero disponer de más tiempo.


Escribiendo la historia
La creación de los Torneos Nacionales, ocurrida en 1967, otorgó a los clubes más importantes de cada provincia la posibilidad de medirse contra los grandes equipos del fútbol argentino, aquellos a los que sólo habían visto a través diarios o revistas. El 15 de octubre de ese mismo año, Central Córdoba de Santiago del Estero, que en ese entonces ostentaba la seguidilla de nueve campeonatos de liga regional ganados al hilo, debía enfrentarse a Boca Juniors en la Ciudad de Buenos Aires. Ahí estaban, sobre el césped de la mítica Bombonera, once santiagueños netamente amateurs ante un conjunto Xeneize que contaba con figuras históricas como Roma y Rattín dentro del campo, sumados a Adolfo Pedernera en el cargo de director técnico. Esa tarde la sorpresa se hizo presente en el estadio y el Ferroviario ganó por 2-1. Marcelo Aranda, empleado como taxista en su lugar de origen, fue el encargado de abrir el marcador para los visitantes. Amplió la cuenta el soldado Manuel Rojas a 15 minutos del final. Rattín descontó cuando la remontada era casi imposible y el partido ya esta destinado a meterse en las páginas más gloriosas del fútbol santiagueño. Esa fue la primera vez que uno de los cinco grandes perdió en su propio estadio ante un equipo indirectamente afiliado a la AFA, es decir, un conjunto del interior del país. De ese puntapié inicial para un fútbol un poco más federal pasaron exactamente 40 años.

Después de aquel histórico encuentro, Central Córdoba cerró un campeonato con más pena que gloria y terminó en los puestos más bajos de la tabla. Disputó el Torneo Promocional, una especie de segunda categoría del Nacional, al año siguiente y tuvo un aceptable desempeño. Su segundo y último Nacional fue el de 1971, en el que volvió a realizar una floja campaña y se enfrentó nuevamente a Boca, esta vez como local. El partido terminó 1-1 y Manuel Rojas, quien en ese entonces seguía vinculado al ejército, volvió a convertirle un gol al Xeneize. Esa fue la despedida de los planos centrales del fútbol argentino para un equipo cuyo dominio en su Provincia era abrumador. Para graficar esto basta con señalar que se impuso en 16 de los 20 torneos de liga local que se llevaron a cabo entre 1959 y 1978.

El paso por el Nacional B
A mediados de los ’80, una nueva reestructuración en el fútbol argentino produjo la resurrección del Ferroviario, que reapareció en el primer Nacional B, en 1986, cuando obtuvo la plaza asignada a su ciudad tras vencer a su histórico rival: Mitre. Pese a la ilusión que despertaba entre los santiagueños el hecho de tener a su club en la segunda categoría, las campañas de Central Córdoba nunca dejaron de ser irregulares. Permaneció por espacio de cuatro temporadas ubicándose de la mitad de la tabla hacia abajo, hasta que finalmente se desató su caída. Terminó anteúltimo en 1991 y se salvó del descenso ganándole un desempate a Tigre en cancha de Unión de Santa Fe. Las cosas fueron peores el torneo siguiente, ya que el equipo realizó una campaña digna de una película de terror: apenas tres partidos ganados, 18 empates y 21 derrotas. Esta vez el promedio condenó a Central Córdoba. El Deportivo Maipú, de Mendoza, junto a San Martín de San Juan —que actualmente juega en Primera División— fueron los que acompañaron a los santiagueños al descenso. El sueño de una provincia entera se terminó el 30 de mayo de 1992, cuando el equipo de camiseta blanca y negra cayó por 0-2 ante Laferrere. Había que empezar de nuevo.

Días de llanto
Con el descenso convertido en realidad, Central Córdoba debió volver a la Liga Santiagueña, su lugar de origen. En ese entonces no existían los Torneos Argentinos como en la actualidad, por lo que los mejores conjuntos de cada región debían enfrentarse en un interminable certamen para buscar un lugar en el Nacional B. Las cosas ya no eran como antes en los torneos locales. El Ferroviario ya no monopolizaba los títulos como había sucedido décadas atrás. Por el contrario, durante los ’90 sólo pudo alzarse con el trofeo en tres de los 17 campeonatos disputados. Otros clubes como Unión, Sarmiento y Mitre, su clásico adversario, fueron los que ganaron espacio. Gracias a la buena campaña realizada en 1997, el otrora glorioso equipo se adjudicó una plaza para el incipiente Torneo Argentino A. Lo que alguna vez fue un sueño de rememorar viejas hazañas se convirtió rápidamente en pesadilla, porque apenas tres victorias en 14 encuentros, sumadas a la derrota sufrida en un desempate ante el conjunto formoseño de 13 de Junio, hicieron que Central Córdoba escribiera otro descenso en su currículum.

La temporada 1999/2000 encontró al Ferroviario en el Torneo Argentino B, un campeonato que comenzaba a organizarse y a evolucionar paulatinamente en su juego. Un buen desempeño en la primera fase puso una luz en el camino, pero el golpe de realidad sufrido en las instancias decisivas no hizo más que continuar con el dolor habitual de los últimos años. Pese al sufrimiento de sus hinchas, lo peor aún estaba por venir. Cuando el 2000 estaba a punto de terminar, el club cayó al abismo. Atormentado por la mala situación económica, sancionado con la quita de puntos por los malos manejos de sus dirigentes y herido por el bajo rendimiento dentro del campo de juego, Central Córdoba descendió a la Segunda División de la Liga Santiagueña. El equipo más ganador en la historia del torneo había perdido su lugar en la elite local. Luego de cumplir su pena de un año en el infierno, todavía le quedaba un desafío por delante: volver a las competencias nacionales.

Retorno y presente
Para mediados de 2004, la AFA resolvió volver a modificar el sistema de disputa del Torneo Argentino B. Se hizo una nueva reestructuración y se enviaron invitaciones especiales a los equipos con más historia. Así fue que el Ferroviario volvió al ruedo, entrando en escena con un viejo conocido: Mitre. De esta forma, el gran clásico provincial comenzó a disputarse en el marco de un torneo importante. No obstante, el desempeño de ambos equipos resultó bastante pobre y ninguno llegó a tener posibilidades de ascender. Para la temporada siguiente, tanto Central Córdoba como Mitre volvieron a realizar campañas discretas en el Apertura y en el Clausura. En ese entonces, ya habían disputado cuatro torneos en la categoría y el Ferroviario siempre se había logrado posicionar sobre su eterno rival, que terminó descendiendo a la quinta categoría.

Todo cambió con el arranque del año futbolístico 2006/2007, porque Central Córdoba empezó el Apertura con todo, ubicándose primero en su grupo y ganando su partido eliminatorio para adjudicarse el pase a la ronda final. En el Clausura la situación se mantuvo y el equipo se posicionó segundo en su zona para luego volver a triunfar en la fase eliminatoria. Así alcanzó a clasificarse a la etapa final. La posibilidad de volver a obtener un ascenso después de muchos años de frustraciones estaba más cerca que nunca. Sin embargo, el sueño se desmoronó cuando un sorprendente Boca Unidos se llevó el pasaje a la tercera división ganando en la gran final. Todavía quedaba la instancia de la promoción, pero los resultados de 0-1 y 1-1 ante Talleres de Perico hicieron que la temporada no pudiera ser coronada con una vuelta a la categoría superior. De esta forma, los santiagueños empezaron este año con las esperanzas renovadas.

Hoy, a prácticamente 40 años de su momento más glorioso y cuando ocupa la tercera posición en el Grupo A del Torneo Argentino B, el Ferroviario sigue soñando con volver a recorrer las estaciones de la felicidad. Será cuestión de que el tren no se le escape otra vez.

10 comentarios:

Martín dijo...

Vaya, pues creia que lo conocia por el nombre, pero no, el que me suena es el de Rosario, me hizo gracia ver que a pesar de llamarse cordoba no era de alli, sino que el nombre era debido a la empresa ferroviaria, ¿a este le pasa igual no?

Que curioso, dos clubs central cordoba y ninguno cordobes...

Ejem Ariel, te propongo una cosa, dentro de poco voy a escribir un articulo sobre la organizacion de la liga inglesa en todas sus categorias, ¿que te parece hacer una cosa igual sobre la argentina?

Un saludo ;-)

Roberto dijo...

¡Lo que se aprende de fútbol sudámericano con Café Fútbol!

Enhorabuena.

chimoeneas dijo...

iba a proponer lo mismo: un artículo sobre la estructura de la liga argentina (con tantos cambios, la cosa da para uno en el presente y varios en el pasado).

yo conocí al central de córdoba rosarino, cuando jugó el año pasado contra deportivo español. perdimos los gallegos :(

Anónimo dijo...

EL C.A.C.C EXISTE AHORA GRACIAS AL GOBERNADOR Y TODOS LOS POLÑITICOS QUE ESTAN EN EL PODER DE SANTIAGO AHORA.-
SI BIEN ES UN CLUB GRANDE NUNCA PUDO SOLO SIEMPRE AYUDADADO POR MANOS AJENAS.-
ELCLUB ATLETICO GÜEMES LO MANDO AL DESCENSO EN EL AÑO 2000.-
EQUIPO GRANDE NUNCA DESCIENDE ...
www.clubatleticoguemes.com.ar

Anónimo dijo...

primero quiero felicitar ala gente de CAFE FUTBOL x acordarse de un grande del interior y por haber hecho semejante laburo, la verdad muchas gracias.
y despues queria decirles que el que no conoce al CLUB ATLETICO CENTRAL CORDOBA es un pendejo ignorante y que en su puta vida va sentir lo que siente un hincha de central, nosotros fuimos los primeros en todos, somos EL PRIMER GRANDE DEL INTERIOR y contamos con la hinchada mas seguidora del noa, sino me creen pregunten, ahh y para los que opinaron giladas el dia que tengan la mitad de historia y gente que tiene el ferro recien hablan, hasta entonces cierren bien el culo.

Anónimo dijo...

buee..tiene razon el chango q escribio lo ultimo..el dia q algun equipo santiagueño tenga la mitad de historia y sobre todo la mitad de gente recien podrian hablar.

luis dijo...

para el de wemes.equipo desconocido de santiago le digo que no nos mandaste al descenso sino que la liga nos desconto 17 puntos como dice en un parrafo de la nota ,,,, chau gila quisieras ser como tu PAPA CENTRAL

Anónimo dijo...

jose.t todos los que opinan mal de central no saben nada del mismo les propongo como hizo cafe futbol que investiguen y conozcan al club.A santiago del estero lo conocen por central cordoba como a maradona en el mundo.Soy un hincaha del club socio desde hace 30 años tengo 40 gracias viejo por hacerme hincha de central.Lo sigo a todos lados no como otros pecho frio que no llenan ni una tribuna.

Anónimo dijo...

julio. La verdad k es triste la actulidad del futbol santiagueño, estamos todos los ekipos desunidos, y cada uno tira para su lado ¡ yo a pesar de ser hincha del ferro, m gustaria ver algunb equipò santiagueño en los primeros planos nacionales , mas alla de que no sea central cordoba ,. pero parece que eso es un imposible, a modo de ejemplo, es la barbaridad que piden de dinero por jugadores locales los otros equipos, y hay que salir a buscar foraneos, que muchos no son mejores de los que hay en plaza ... en fin el tema es largo y el resentimiento y la envidia tambien... espero que eso cambie algun dia ¡¡¡un abrazo ¡¡¡ç

Diego M. dijo...

que lastima que no se pueda mantener un equipo del interior por varias temporadas en el torneo grande de nuestro pais y deba bajar mucho y volver a remarla par estar nuevamente en la gran vidriera para los jugadores