.

.

Premio Facchetti 2007: galardón para Mahmoud Khalef, el hombre de la esperanza


A finales del pasado mes de Julio, Younis Mahmoud Khalef, un desconocido jugador iraquí del Al-Gharafa Club anotaba el gol que encumbraba a su selección como campeona de Asia por primera vez en su historia, en uno de los hitos más sorprendentes de la historia reciente del balompié.

La gesta supuso un pequeño respiro para un pueblo que vive la crudeza de la guerra día si y día también. Por momentos, el mundo miró a Irak no como aquel país en el que podías fallecer en el mercado o jugando en un descampado con tus hijos, sino como un lugar en el que algo tan nimio e insignificante como un balón había conseguido unir en un mismo festejo a las gentes de un país que se mueve entre unas diferencias y rencillas que parecen insalvables por la continua presencia de la violencia.
Al serle entregado el galardón, Younis declaró "Es un día importante y este premio es algo muy grande para mi. Lo recordaré por siempre".
Desde aquí nuestro reconocimiento al jugador y a La Gazzetta por conceder un premio como este, tan significativo por llevar el nombre del legendario Giacinto Facchetti.


Enlaces relacionados

5 comentarios:

Delaisi dijo...

La verdad es que fue muy significativo ese gol y sobretodo el premio que le han concedido... Enhorabuena al propio jugador y a La Gazzetta, por tener ese gesto tan honrado...


Salu2 desde www.atodocrack.blogspot.com

Martín dijo...

Esto es muy nuestro, no el balon de oro o el FIFA W.P., sino el ganador al mejor jugador de Oceania, o el premio Facchetti...;-)

Garrincha dijo...

Me hubiera gustado más aún que le hubieran entregado el Premio Príncipe de Asturias del Deporte, pero el premio Facchetti tiene también un gran significado por todo lo que representó el histórico lateral interista y de la azzurra. Por cierto, el premio lo entregaron Giovanna Facchetti (hija del mítico jugador) y Massimo Moratti, presidente del Inter.

Un saludo!!

La quinta del Buitre dijo...

@ garrincha

Yo vi vídeos de Faccheti y era un lateral sublime de un Inter grande, grandísimo.

La victoria de Irak fue algo hermoso, tierno e impagable para el pueblo irakí. Fue algo más que una victoria. Traspasó las fronteras deportivas.

Buena historia.


Un abrazo.

fernando dijo...

Un premio justo y merecido. Pocas veces se otorgan premios así. Además, el nombre del premio es espectacular. Fachetti representa la elegancia y la deportividad en el fútbol.

un abrazo.