.

.

El Timao perdio el rumbo

No, ni la fe de Lula, seguidor confeso del club, pudo salvar al Corinthians del descenso a las profundidades, por primera vez en su historia (el club no jugo el campeonato de 1979, de formato muy diferente al actual, al igual que el Sao Paulo, Santos y Portuguesa, por diferencias con la confederación brasileña de fútbol respecto al sistema).

A pesar del empate en su visita a tierras gauchas, contra un Gremio que se jugaba mucho en el envite (una plaza en la libertadores), la victoria del Goias ante el otro equipo de Portoalegre, el Internacional, le condenaba a penar, al menos durante un año, por los campos de la segunda. Muchos recuerdan ahora a MSI y sus grandes proyectos, que de ganar el campeonato del 2005 con Tevez a la cabeza, llegado a golpe de talonario, devinieron en arrestos, acusaciones de lavado de dinero y en la desvinculación del club respeto al grupo inversor.

El “Timao” no supo enderezar el rumbo después de tales complicaciones extradeportivas, y lo que nadie podía imaginar al comienzo del campeonato, se hizo desgraciada realidad. Llanto entre su numerosa hinchada (ligada a los sectores mas desfavorecidos de la sociedad en muchos casos, uno de los sobrenombres del club es el de equipo de los operarios, de los trabajadores), alegría seguramente entre sus rivales, aunque…nadie debe reír por las desgracia ajenas, algún día te puede tocar a ti…

La polémica, en el partido de su rival por evitar el descenso. Con empate a uno en el marcador, tras igualar Goias el gol inicial de Orozco, en el 55 el árbitro pita penalti a su favor. Lo tira Elson Falcao, autor del primer tanto. Clemer lo para. El juego continua, pero el árbitro ordena la repetición, por haber entrado jugadores en el área. Se repite el lanzamiento. Nueva parada. Nueva repetición…a la tercera, entra el esférico, el que envía al Corinthians a la segunda. No quisiera imaginarme que pasaría en España si sucediera una cosa así con algún club tan importante implicado, los ríos de tintas que se derramarían no se secarían en meses…Os dejo el video con los goles del partido, para que podáis ver vosotros mismos lo que fue la escena. Por cierto, no he podido evitar acordarme, tras verlo, de algo que escribí hace un tiempo aquí…


Ojala que la condena sea solo de un año y un día, ni uno más, y que el club con uno de los escudos más hermosos del mundo, creado por el pintor Francisco Rebolo, hijo de emigrantes españoles y jugador del equipo, retorne a donde se merece estar.Un club heredero de aquel mitico club británico, aunque no lo sea mas que meramente nominal, tiene todas mis simpatias.Desde ahora, yo soy del Timao.

6 comentarios:

Mauricio dijo...

Ni modo. Solo queda darle las gracias a los "inversionistas" y al arbitro del partido del Goias.

cityground dijo...

Pues el año que viene ya tendre equipo en Brasil, al menos hasta que ascienda el Corinthians.

De segunda ¿se sube directo o hay Play-off?, creo recordar que cuando ascendio el Gremio jugo una liguilla de cuatro.

Martín dijo...

Si no me equivoco, a partir del 2006 paso a tener el mismo sistema de la primera, o sea, que ascienden los 4 primeros y bajan los cuatro ultimos (hubo un tiempo que solo ascendian 2 y bajaban 6).

cityground dijo...

Mejor para el Corinthians, creo que es bastante factible quedar entre los cuatro primeros. Los play-off serian muy peligrosos.

Es curioso las ligas en Brasil, la primera mitad del año las ligas estatales y despues la liga nacional, caso unico.

christian dijo...

ha sido un palo tremendo. uno de los clubes mas grandes de sudamerica y mira donde a acabado... la verdad q aun viendolo no podia imaginar q acabaria descendiendo, es como si el madrid baja... a sido flipante.
una muestra mas de q el dinero corrompe al futbol. el msi les salvó en su momento, pero aora les a undido a un pozo al q sin ellos no ubiera caido, seguro

Pavlo dijo...

Es una verguenza lo del árbitro. No recuerdo haber visto que un penal se tenga que patear 3 veces. Y en una situación como esta, con el Corinthians al borde del descenso, es todo muy sospechable.