.

.

Clubes Históricos III: Borussia Mönchengladbach (primera parte)

Si te marchas a Mönchengladbach, población ubicada en la región de Renania del Norte-Westfalia, podrás ver un bonito lugar con predominio del verde de su naturaleza (como muchas de las urbes europeas de la zona), la pista de hockey más grande de Europa, el Museo Abteiberg de arte contemporáneo, disfrutar de su carnaval (Veilchendienstag o Violet Tuesday), encontrarte con Joseph Hubertus Pilates (inventor del método que lleva su nombre)… o pasarte por el Stadion im Borussia-Park, donde el histórico club de la ciudad lucha cada dos semanas por regresar a la Bundesliga1, categoría que perdió la temporada pasada y a la cual debe volver lo antes posible como grande del fútbol germano que es.

ORIGENES
Originariamente fue precursor de asociaciones de jóvenes, siendo conocido como FC Germania München – Gladbach, a finales de 1899. Posteriormente se estableció de forma oficial el 1 de agosto de 1900 el FC Borussia M.Gladbach, que tomó parte en la asociación de Rheinisch-Westfälischen.

El nuevo club progresó rápidamente, ascendiendo de categoría hasta que en 1912 se plantó en la final de la Westdeutsche Verbandsliga, en la que cayó por 2-4 con el Kölner BC (uno de los predecesores del actual Colonia). En 1919, se unieron al Turnverein Germania 1889 para formar el Verein für Turn und Rasensport 1889 München – Gladbach. Al año siguiente repitieron final contra el Kölner, al que derrotaron esta vez por 3-2 en la prórroga. No correrían la misma suerte un mes después, ya que en un playoff de ascenso a categoría nacional fue humillado por el SpVgg Fürth con un contundente 0-7 en la primera ronda. En 1921, el club volvería a cambiar de nombre, por el de München - VfL Borussia Gladbach, mucho más reconocible respecto a la denominación actual.


En 1933 se fusionaron con el SC München – Gladbach para convertirse en el SC München - Borussia Gladbach hasta agosto de 1934. Se clasificaron para la Gauliga Niederrhein, una de las 16 divisiones superiores establecidas en la reorganización del fútbol germano bajó el Tercer Reich. Ahí jugaron 2 temporadas más como VfL antes de quedar relegados a la Oberliga Oeste en 1952.


Los años siguientes no serían demasiado halagüeños para el club blanquinegro, pero en 1960, aún sin haber logrado ascender, consiguieron su primera Copa de Alemania al derrotar al Karlsruher SC por 3-2, aunque luego caerían claramente en la primera ronda de la Recopa contra el Glasgow Rangers, que los goleó 0-3 en tierras germanas y 8-0 en Escocia. Por aquella época jugaba con los blanquinegros el centrocampista Albert Brülls, quizá el primer gran jugador de la entidad, que alcanzó la internacionalidad con la Nationalmannschaft y tras 7 temporadas emigraría en 1962 al Módena italiano, siendo uno de los primeros jugadores alemanes en jugar en el extranjero. En cuanto al club, un año más tarde pasarían a llamarse VfL Borussia Mönchengladbach, alcanzando la que por fin será su denominación hasta hoy día.


Poco más tarde, en 1963 se creó la Bundesliga, aunque su pobre bagaje en los años precedentes no le permitió acceder a la nueva competición, por lo que jugó en la Regionalliga West durante dos años, hasta lograr en 1965 el ansiado ascenso de categoría, junto al que luego sería todopoderoso Bayern Munich, con el que pugnaría por la supremacía del fútbol alemán durante los años 70.


Precisamente el otro equipo de la capital bávara, el Munich 1860, consiguió su único título el primer año que nuestro protagonista jugó en la Bundesliga.1, aunque el hecho más relevante del año para la institución fue la llegada desde el modesto Grün Weiß Holt de un joven de 20 años llamado Jupp Heynckes que sería figura clave en los futuros éxitos del equipo, aunque 1967 ante la falta de oportunidades se marchase por un período de 3 años al Hannover 96, donde tras demostrar sus grandes condiciones como goleador convence al exigente Hennes Weisweiler para que lo repesque, reforzando así a un conjunto que siendo el más joven del campeonato acababa de proclamarse por primera vez en su historia Deutscher Meister (algo así como Maestro o Campeón Alemán).

LA DÉCADA DE ORO

Con el regreso de Heynckes acababa de configurarse una plantilla que pasaría a la posteridad como la mejor que el club ha tenido en su centenaria historia, capaz no sólo de engordar las vitrinas con títulos lustrosos sino también de plantarle cara al mejor Bayern de siempre. Jupp era el puntal de un trío de jugadores que desarrollaron la mayor parte de su carrera en el club, siendo los otros el defensa lateral diestro Berti Vogts y el exquisito mediapunta Günter Netzer.


Así, en el año del regreso de Jupp el Borussia mantendría el cetro de la Bundesliga, aunque en su primera experiencia en la Copa de Europa caería en 2ª ronda ante el Everton inglés tras un doble empate a uno, que se resolvió en la tanda de penaltis 4-3 en Goodison Park. Aún en 1971 y ya en la siguiente edición de la máxima competición continental, Die Fohlen (El Potro) rompió su particular maldición con los clubes británicos derrotando al Cork Hibernians irlandés por 0-5 y 2-1. En la siguiente ronda esperaba el poderoso Inter de Milán, pocos años antes campeón del torneo y que en esta edición sería subcampeón contra el poseedor del trofeo, el Ajax de Cruyff. Pero hay que incidir en la importancia de esta eliminatoria entre los campeones germanos e italianos, ya que estuvo rodeada de polémica porque cuando el Mönchengladbach goleaba por un humillante 7-1 al Inter (ver vídeo abajo), Boninsegna fue alcanzado por una lata de coca-cola, lo que conllevó a la anulación del partido cuando no solo éste sino también la eliminatoria estaban prácticamente sentenciados, pese a ser el choque de ida. Posteriormente se jugó en San Siro con victoria nerazzurri 4-2 y la vuelta (ya que se invirtieron los choques tras la suspensión del primero) se jugó en Berlín finalizando 0-0.    

                            

Esa temporada (1971-72) no fue todo lo buena que cabía esperar, pues al duro e injusto desenlace contra el Inter habría que sumar el inicio de la hegemonía local del Bayern Munich de Beckenbauer y el “Torpedo“ Müller, por lo que nuestro protagonista cerraría el curso sin ninguna alegría. No tardaría sin embargo demasiado en hacer de nuevo un gran año el conjunto renano, ya que a la siguiente temporada obtendría su segunda copa alemana (2-1 vs Colonia) y alcanzaría la final de la Copa de la UEFA, donde el Liverpool que Bill Shankly dirigía en los banquillos y Kevin Keegan en el campo se impuso 3-0 en un abarrotado Anfield que no pudieron remontar en el Bökelbergstadion pese al doblete de Heynckes antes del descanso.


Ya en la 73-74 el equipo mantendría su gran nivel competitivo, aunque solo pudieron ser subcampeones de la Bundesliga pese a los 30 goles de Jupp Heynckes (igualado con Gerd Müller), mientras en la Copa de la UEFA caerían en semifinales ante el AC Milan, evitando estos que se jugase una final alemana contra el Magdeburgo, a la postre campeón. Sin embargo en la 74-75, pese a la marcha en verano de Netzer al Real Madrid, comenzó una nueva etapa de éxitos, la más prolífica del club en su historia, que cristalizaría con la conquista de la Copa de la UEFA ante el Twente Enschede holandés (0-0 en tierras germanas y un 1-5 demoledor con Heynckes de protagonista) y la ruptura del reinado del Bayern, ya que 4 años más tarde se reconquistó el campeonato nacional, una vez más con Heynckes (29 dianas) como Torschüzenkönige, es decir, máximo artillero.


Al año siguiente repetirían éxito en la Bundesliga mientras en la Copa de Europa, tras dejar por el camino al Wacker Innsbruck austríaco y a la Juventus de Turín, cayeron en cuartos ante el Real Madrid por el valor doble de los goles fuera de casa, ya que en campo propio igualaron a 2 mientras en el Bernabéu el empate fue a un tanto, por lo que el sueño de la Copa de Europa volvía a finalizar antes de lo esperado.


Aquí finaliza la primera parte de este reportaje, que hemos optado por dividirlo en dos debido a su enorme extensión. Proximamente la continuación de los años dorados hasta la actualidad. Esperamos que os haya gustado.


Artículos relacionados:

5 comentarios:

Martín dijo...

Mira que es horrible el nombre del club...y sin embargo confieso que le respeto(aunque no lo siga), tanto por su historia como por su juego(segun lei, mucho mejor que el del Bayern de la epoca).

Y desde luego, el robo del Inter,hace aumentar mi estima...¿quien puede ser tan imbecil de lanzar una botella, ganando 7 a 1? ¿Seguro que no fue un hincha italiano?

Por cierto, ya que estamos, felicitar a Ariel por su cumpleaños ;-)

cityground dijo...

Que equipazo tenia el Borussia en los 70 (la época dorada del futbol alemán con los inicios de los 80), sabia que Heynckes era un gran jugador pero no que fuera tan goleador, solo les falto ganar la copa de Europa, al menos hicieron sombra al Bayern esos años.

Este año se les ha complicado algo el ascenso por la mala racha que llevan pero siguen siendo los maximos favoritos a lograrlo.

Muy buen post Garrincha, esperare la segunda parte.

chimoeneas dijo...

muy grande, garrincha, uno de los mejores artículos de la historia del blog.
cómo nos gustan estos equipos tan dramáticos. lástima lo del sospechoso latazo...

no habrás estado en moenchengladbach, verdad?

Estoja dijo...

Muy bueno el artículo. Me ha gustado mucho.
A mí en cambio el nombre del equipo me resulta simpático, me gusta.

Garrincha dijo...

@ Martín

La verdad el nombre es un poco estrambótico, pero a mi me gusta jeje.

@ City

Yo hasta que comencé a estudiar su historia no sabía que llegaron a tener tal equipazo (con tantos títulos) en los 70.
Ojalá logren subir, los grandes deben estar siempre en la máxima categoría.

@ Chimo

Gracias por los elogios, no se merecen. Ah, y no he tenido el gusto de estar aún en Alemania, aunque espero subsanarlo allá por octubre, a ver a quien engancho para pasarnos por Baviera al Oktoberfest :D

@ Estoja

Gracias amigo, en breve publicaré la 2ª parte.

Saludos y gracias por participar!!