.

.

Odisea para (casi) nada

Desde el 30 de Noviembre de 1994 no jugaba la selección en La Rosaleda de Málaga, y la verdad, para lo que nos mostró ayer, mejor que pasen otros 13 años y pico para que cuando vuelvan los hayamos perdonado. Si, yo estuve allí, pagando religiosamente los 35€ que costaba la localidad de Tribuna Baja que obtuve a última hora.

Y es que ver el partido de la selección se convirtió en todo un acontecimiento en la capital de La Costa del Sol, por lo que conseguir una entrada se convirtió en toda una hazaña, al menos para los que no estamos abonados al Málaga C.F. esta temporada, ya que las primeras 23.000 entradas se pusieron a la venta por internet para los abonados. De entre las que no se vendieron y las que se reservaron para la venta en taquilla se pusieron a la venta 8.000 el pasado sábado por la mañana. Servidor no lo sabía y no pudo acudir, por lo que me quedé sin asiento.

La amargura me invadía. Mis amigos habían comprado sus entradas unos días antes, por lo que de todos los futboleros de mi entorno iba a ser el único sin entrada. Eso sí, yo que soy muy cabezón me dispuse a tirar de las posibilidades más remotas y/o ridículas existentes para acudir si o si. Todos mis colegas y conocidos que sabía que podían tener entradas fueron llamados, con respuesta negativa. Lo peor es que uno de ellos me dijo que pudo comprarlas por internet al tener varios abonos peor que se le pasó… ¡quería pegarme un tiro!

Pasamos a la siguiente medida desesperada: benevolencia ajena y concursos populares. Envié correos a otros amigos bloggers con la esperanza remota de una entrada perdida o incluso una acreditación, pero era imposible, aunque les agradezco que al menos contestasen a este pesado. En cuanto a los concursos populares, anteayer acudí con un amigo en mi misma situación a las actividades de Cruzcampo para lograr alguna entrada, pero no hubo suerte y el trivial, donde teníamos alguna posibilidad, empezaba ese día un poco más tarde porque estaban los de Radio Marca haciendo su programa, con Segurola entre otros y una entrevista en directo a Fernando Sanz. Nueva ronda telefónica al llegar a casa, con el mismo saldo que la anterior.

Pero comenzando la madrugada del martes al miércoles, un colega me llama diciéndome que el mismo día del encuentro saldrían a la venta 350 entradas, devolviéndome la esperanza, eso sí, a cambio de una paliza de las buenas al otro día. Uno, que es muy cabezón, se acostó a las 4 de la madrugada tras ver el triunfal debut de Pau Gasol con los Lakers, teniendo que levantarme temprano al día siguiente para un examen. Así que el mismo día del partido (ayer) me levanté con pocas horas de sueño, hice el examen, fui corriendo a casa a comer y a las 15h ya estábamos a las puertas de La Rosaleda para adquirir las últimas localidades, que se ponían a la venta a las 17h. Afortunadamente llegamos entre los primeros, por lo que solo teníamos unas 50 o 60 personas por delante.

Tres horas después de amarga espera, logramos nuestra entrada, a empujones, casi a palos, porque desgraciadamente en mi tierra la policía siempre llega tarde, cuando los delincuentes de siempre ya la han liado. Eso sí, sin duda mereció la pena la espera pues allí apareció la guapísima Berta Collado, la reportera para política y deportes del programa de La Sexta “Sé lo que hicisteis…”, con la que al menos nos sacamos una foto con la que dar envidia a los colegas.

Salimos volando a casa, teníamos poco tiempo para llegar, apañarnos un poco y volver lo más rápido posible, algo para lo que no ayudaba el espantoso tráfico del extrarradio. Pero lo logramos, nos plantamos en La Rosaleda a las 20h, saludamos a Manolo el del Bombo, nos hicimos una foto con Clement D’Antibes (el aficionado francés que siempre va con un gallo a los acontecimientos importantes del combinado nacional de su país) y nos dispusimos a disfrutar con un partidazo. ¡Que pobres ilusos! Nos quedamos con las ganas. Tras días de esfuerzo, el partido fue aburrido y malo, con la única emoción de una falta de Xavi que parecía gol desde nuestra ubicación y el tanto de Capdevila al final, que le dio algo de calor al choque. Para colmo no pudimos ver el debut de Bojan Krkic , pero como Dios aprieta pero no ahoga, al menos nos llevamos el duelo y una nueva instantánea con unas francesas preciosas.

Como veis, no he hablado del partido, pero ¿acaso mereció la pena? Pasé 90 minutos de ofuscación porque no entiendo que un partido de tal calibre pueda jugarse andando. Sí, la Champions anda cerca, es un amistoso, la temporada entra en su fase decisiva y tal… entonces que vengan otros que se dejen el alma por los colores nacionales para que al menos no me vaya a casa con la frustrante sensación de haber pagado parte del sueldo de Villar para ver a 22 tíos vestidos unos de España (los franceses) y otros de burbujitas de Freixenet (si, los nuestros). Recuerdo otros tiempos bastante recientes en los que cualquier partido de la selección merecía la pena, e incluso en los amistosos el equipo ofrecía no solo mucho más en el aspecto futbolístico sino también en cuanto a la solidaridad del esfuerzo. Quizás si supiesen de las horas de cola que pasamos muchas personas para lograr la entrada a lo mejor hubieran sudado algo la camiseta, cosa que ayer creo que muy pocos internacionales hicieron.

Por último, vamos a necesitar suerte en cantidades industriales si queremos hacer algo en la Euro, porque si Luis piensa seguir con el sistema de ayer, en mi humilde opinión, la historia será la misma de siempre, y bien que lo lamento. Aún así, como buen tonto que soy, como aquel enamorado que insiste por la mujer que no hace más que darle calabazas, volveré a sentarme frente al televisor este verano para ver como nos la pegamos una vez más. Con lo bien que estaría en la playa con unas suecas

Fotos -El Mundo-

5 comentarios:

Martín dijo...

Eso, suecas...

http://img181.imageshack.us/img181/606/image004fq2.jpg

No se, yo desde hace mucho creo que los partidos de España son el mejor remedio para el insomnio, aburridos a mas no poder. Si encima vestimos como la seleccion del vaticano...

Para estos amistosos, mejor que los supriman, la verdad(ya sabes mi opinion, las selecciones solo deben jugar partidos oficiales).

Pensar en pagar 35 euros para eso...uf, me duele solo de pensarlo (vale, soy un tacaño de narices, pero nunca pagaria mas de cinco euros por ver un partido...asi que dudo que vuelva a ver nunca uno en directo...).

Por cierto, ¿paso algo con el tema tan manido de Raul, algun grito,algo?

chimoeneas dijo...

uf. espero tener suerte y conseguir una entrada para el próximo partido de españa... que casualmente se juega en elche (!) y contra mi selección más amada.

reconozco que me puse a hacer cosas más interesantes tras el primer tiempo. pero hay que agradecer esa especie de "brain training" porque si no estabas atento, siempre pensabas que francia era españa (por cierto, el atentado de conjunto que llevaba españa, ¿es así o el pantalón blanco era para que no coincidiera?).

martín: con esa racanería vas a tener crudo volver al fútbol (siempre te quedará ver a los zagalicos de algún colegio).

lo mejor del post, sin lugar a dudas, la foto ilustrativa de berta (aunque yo soy más de patricia)

Mauricio dijo...

y se puede saber a que se debieron esos unifoprmes "exoticos"? Una confusión tremenda me causaron.

Y que pena Domin, tanto sacrificio para tan mala recompensa. Al menos ganaron no?

Martín dijo...

Chimo,es que el ultimo partido que he visto fue precisamente en de los infantiles de los salesianos, que entrena un amigo mio...

Confieso con verguenza, que cuando jugo la seleccion aqui en el cartagonova(creo que en el debut de Salva en la misma), no movi ni un dedo para verla...un españa polonia que termino 3 a 0.

Creo que en realidad no me gusta ver futbol con tanta gente alrededor, cuando iba a ver al cartagena(me regalaron entradas, si)sufria cuando veia a ciertos animales insultando al pobre arbitro, como desahogandose en el futbol de sus mediocres y pateticas vidas, me rebota la mala educacion y la estupidez, y en los partidos que he asistido, he visto demasiada de ambas...

Lo confieso(vale, ahora arrojadme aceite hirviendo), para ver en una cancha, prefiero ver un partido de baloncesto, me divierte mucho mas(estuve yendo una temporada entera a ver al equipo del cartagena,por entonces en lo que seria tercera, en la temporada que ascendio a segunda, y fue increible...aunque ayudo que ganaro todos los partidos).

Ramón Flores dijo...

Me alegro de que al menos consiguieras la entrada.

Saludos!