.

.

CONCACAF Champions League: Primera fecha

Dio inicio el nuevo y prometedor torneo de la Concachampions. La primera fecha estuvo llena de sorpresas y ha dejado claro que excepto el representante de Belice, los equipos que no lucen como favoritos, se la han tomado con toda la seriedad del caso y que nadie tiene asegurado en la etapa de grupos.

La presentación del torneo es más que prometedora, pues ha atraído algunos patrocinios importantes y los derechos de transmisión fueron adquiridos por ESPN, una de las cadenas más importantes del continente.

También la CONCACAF ha sido algo estricta con los escenarios deportivos y esto ha afectado a algunos equipos que no pudieron o no podrán utilizar sus estadios en sus juegos como locales, pues no cumplen con los requisitos.

Sin más preámbulos vamos a repasar lo más importante de la primera fecha.

En el primer juego del torneo, el día martes, Tauro F.C. de Panamá dio la gran sorpresa al vencer 2-0 al Chivas USA en el estadio Rod Carew de la Ciudad de Panamá. Edwin Aguilar a los 5 y a los 67 fue le héroe de los panameños, que buscaran ratificar su pase en el juego de vuelta.

Simultáneamente, en el estadio Marvin Lee de Macoya, Trinidad & Tobago, el equipo local Joe Public, conseguía un gran resultado de 2-1 ante el New England Revolution. Richardson a los 50 y Gary a los 70 ponían en ventaja al Joe Public. El hondureño Mauricio Castro descontó a los 76 para la visita. Cualquier cosa puede pasar en el juego de vuelta.

Ese mismo día, en el Estadio Azul en Ciudad de México, Cruz Azul con sus suplentes recibió al Hankook Verdes de Belice. La pregunta era de cuanto iba a ser la goleada. Al final fue 6-0. Gerardo Torrado hizo uno a los 17. Edgar Andrade se despacho con doblete (19, 72) y Javier Orozco hizo un “hatrick” (38, 67, 87).

Al día siguiente, el Alejandro Morera Soto, con la presencia de este servidor en las gradas, Alajuelense apenas empató 1-1 con el Islanders de Puerto Rico. Argenis Fernández puso en ventaja a los locales al 29. Sin embargo, Osei Telesford puso el empate a los 63. Ya les ampliaré mas adelante en este mismo post.

Simultáneamente, en el Estadio Cuscatlan del San Salvador, el Isidro Metapán recibió al Marathon de Honduras. El Metapán que no pudo jugar en su estadio, se puso en ventaja al minuto de juego con Mario Aguilar. Un autogol de José Alvarado a los 13 puso el empate. A los 50 Mariano Acevedo puso en ventaja a los visitantes, pero William Reyes sello el 2-2 a los 61.

Tambíen jugaron ese día en el estadio Saputo de Montreal, el Impac contra el Estelí nicaraguense. El resultado fue un ajustado 1-0 para los locales. Joel Gjersten fue el anotador a los 42 minutos. Aunque se esperaba un triunfo más contundente de los canadienses, queda claro porque el Estelí es el mejor equipo nicaraguense de la actualidad, que esta un peldaño encima de los demás.

El día jueves, el Deportivo Jalapa venció 1-0 al San Francisco F.C. de Panamá. El único gol en el estadio Las Flores, fue obra de Juan Calos Castillo a los 16. Como en la mayoría de juegos, todo se decidirá en el partido de vuelta.

También estaba programado el partido entre Harbour View y Pumas de México en Kingston. Pero el paso del huracán Gustav por esa zona obligo a reprogramar el juego para este día, si es que el clima lo permite.

Así se vivió la primera jornada de la Concachampions.

Aunque me hubiera gustado hacer un reportaje tan completo como los de Chimo, no me fue posible, pues no la camarita de mi teléfono no es de muy buena calidad y además, no me desenvuelvo como él frente a las cámaras. Pero se hace lo que se puede.

La lluvia que amenazó durante todo el día, finalmente fue solo una leve llovizna, que no afectó el juego ni las graderías. Llegué una hora antes, no tuve que hacer fila para comprar la entrada. El estadio lucia casi vacío. Sin embargo con el paso del tiempo la gente apareció y aunque no fue un lleno ni nada que se le parezca, al menos la grada Popular donde yo estaba estuvo quizá a un 70% de su capacidad.


El ambiente en sí, no fue muy diferente al de un partido del Interclubes de UNCAF. Excepto por el rival que al no ser Centroamericano, la rivalidad era menor y la gente no se metió mucho con ellos. Eso sí, las vallas oficiales del torneo, y de los patrocinadores le daban un aire de importancia. Incluso por tele se podían ver los rótulos de ESPN que estaban justo al lado de la gradería donde yo estaba ubicado.

El partido comenzó con unos 10 minutos de retraso, sin mucho protocolo. La barra empezó a cantar, y los locales empezaron desde el inició a buscar el gol. No podía faltar el típico portero visitante que tardaba una eternidad en sacar y los insultos de rigor para él y para la complacencia del árbitro.

Tras algunas oportunidades desaprovechadas, llegó el gol de Argenis Fernández, un exjugador del Santos de Guápiles, lo cual me alegró mucho e hizo que valiera la pena el boleto. La pantalla electrónica nunca se encendió así que estuve a ciegas respecto al tiempo de juego. Hasta que se indicó que había un minuto de reposición me di cuenta que estábamos en el 45.

El medio tiempo se extendió creo que mas de lo debido, y solo la conversación con el amigo que me acompañó me impidió caer en el aburrimiento.

Cuando por fin inició el segundo tiempo, se esperaba que los locales mejoraran, pero inexplicablemente, se complicaron ellos mismos y no lograban crear peligro. En una jugada circunstancial llegó un tiro de esquina para los puertorriqueños que nadie atinó a despejar y que Telesford solo tuvo que empujar para poner la paridad.

Me había propuesto poner el cronometro, pero se me olvido así que de nuevo estaba a ciegas con el tiempo. El gol despertó del letargo a los locales y empezaron a buscar el gol teniendo algún chance desaprovechado y un claro penal no sancionado. También llegaron los cambios, que algo ayudaron. Una chilena pudo ser el gol del torneo, pero el villano de la noche, es decir, el arquero visitante (que a esas alturas al fin se había ganado la amarilla) lo impidió.

Sobre el final del partido, ¡penal!, se alborota el gallinero y viene la oportunidad inmejorable para anotar. Tras una ceremonia del arbitro para acomodar a los jugadores, y mientras las gente cantaba “windell, windell” para apoyar al tirador, Windell Gabriels, finalmente llega el pitazo que autoriza la ejecución. Carreta, remate y el “maldito pelón” como lo llamo la afición detiene y en el contraremate, balón a la final.

No hubo tiempo para más y así se le amargo el debut a todos los liguistas. Solo quedaba abandonar el recinto y encaminarse a la casa, para ver el resumen en el noticiero de la noche. Y para ser honestos, espero que Alajuelense clasifique, para así poder volver a vivir mas noches de Champions, sobre todo, porque quedarían en el grupo de uno de mis equipos, el Santos Laguna de México.

Prometedor el torneo, es prometedor. Esperemos que llegue a convertirse en algo bueno y que contribuya a mejorar el nivel de los equipos centroamericanos y caribeños, y así ya no solo ver como juegan grandes torneos en Europa y Sudamérica, sino también tener una competencia propia.

No puedo irme sin dejarles un video. Mientras ingresaba al estadio, algo me hizo acordarme del buen Martín. Aquí lo dejo para compartirlo con ustedes:

1 comentario:

Martín dijo...

Una pena lo sucedido en Jamaica, me parece injusto lo de que ahora la eliminatoria se decida a partido único en Mexico, pero si no hay fechas...

Por otro lado, muchos marcadores sorprendentes, se ve que jugar de local hace ganar muchos enteros a los equipos...

A ver si de verdad tira para delante la competición, creo que puede ser muy positiva para el fútbol de la zona.