.

.

El meteórico ascenso de Hoffenheim y Asteras Trípolis

A la sombra los focos que iluminan las radiantes competiciones europeas y sus grandes clubes, en Alemania y Grecia llevan años gestándose sendos proyectos que con apenas una temporada de diferencia han culminado en un objetivo tan soñado como complejo: llevar a dos clubes de la nada que suponen las categorías más bajas de ambas ligas a la máxima categoría nacional. Ahí va nuestra mención a dos clubes a los que tuvimos en cuenta como finalistas para nuestros galardones anuales.

HOFFENHEIM
Ya el verano pasado los amigos de DDF nos pusieron sobre la pista de este singular club que a base de talonario se ha ganado su plaza en la próxima edición de una Bundesliga que pronto dará el pistoletazo de salida.

El club que dirige el multimillonario alemán Dietmar Hopp ha alcanzado la élite en la campaña de su debut en la Bundesliga 2, donde pese a su mal comienzo finalizó segundo tras el Borussia Mönchengladbach y por delante de equipos de mayor entidad y tradición como el Colonia o el Munich 1860. Como colofón al proyecto, los chicos de Ralf Rangnick (ex-técnico del Schalke04) podrán gozar a partir de 2009 del nuevo estadio del club, el Rhein-Neckar-Arena, con capacidad para 30.000 hinchas, en claro contraste con los apenas 6.350 con el que cuenta el actual terreno de juego, al que da nombre el presidente de la entidad.

Cabe resaltar que este club se encontraba en la 8ª división del fútbol germano (Baden-Württemberg A-Liga) a principios de la pasada década, y que poco antes de la llegada del actual dueño, hacia 1996, ya competían en la 5ª categoría (Verbandsliga Nordbaden). Fue en 1999 cuando Dietmar Hopp tomó las riendas del club, logrando llevarlo hasta la 3ª en apenas tres campañas. Así, después de varios años en el escalafón de bronce, lograron el ascenso hace un año, que es justo lo que han tardado en dar el paso definitivo hacia el reino de los gigantes de la Bundesliga1.

De cara a esta nueva temporada en el TSG 1899 Hoffenheim no se ha escatimado en gastos, tirando de talonario para hacerse con los servicios del brasileño Luiz Gustavo (Corinthians), el medio defensivo de origen ghanés Isaac Vorsah (Asante Kotoko) y el portero austríaco Ramazan Özcan (Red Bull Salzburg), por un millón de euros por cada uno de ellos, más el joven extremo Andreas Beck (Stuttgart), por un montante de poco más de 3 millones de euros, y el que por ahora es su fichaje más caro del verano, el delantero brasileño Wellington (Internacional Porto Alegre), por el que han desembolsado 4 millones y medio de euros. Los clubes germanos, aunque modestos en palmarés o juego, pobres desde luego no son.

Os dejamos las imágenes del pasado sábado, cuando golearon por 0-3 al Energie Cottbus para situarse líderes en su debut. El siguiente choque será el día 23 en casa ante el B.Mönchengladbach.



ASTERAS TRÍPOLIS
En el caso del conjunto griego, hace un año lograron el ansiado ascenso, completando la gesta de subir desde la 5ª categoría (de la que salieron campeones en 2003) hasta alcanzar la primera la pasada campaña, en la que no contentos con pelear por salvarse estuvieron casi todo el campeonato en los puestos altos de la tabla, quedando relegados de los puestos europeos en las fechas finales, donde solo un par de pinchazos inesperados los dejó cerca de completar una hazaña aún mayor.

Aún así, no es poca cosa la que hicieron los naturales de Arcadia, pues en esa primera campaña entre los grandes los dirigidos por Panagiotis Tzanavaras consiguieron el hito de imponerse a Panathinaikos, Olympiakos, AEK de Atenas & PAOK de Salónica, algo de por sí ya bastante complicado para los grandes clubes helenos. Además, lograron consecutivamente los títulos de la Delta Ethniki (4ª), Gamma Ethniki (3ª) y Beta Ethniki (2ª categoría), logrando escalar un peldaño cada año sin paliativos.

Pero la ambición del Asteras no acaba aquí. Si hasta hace apenas un lustro su estadio contaba con apenas 100 plazas, la última remodelación (finalizada hace un año) lo llevó hasta las 4.200, cifra que tampoco es espectacular pero en la que se mantendrán hasta que termine la construcción del nuevo estadio, que se pretende esté listo para la siguiente temporada y albergará nada menos que a 15.000 espectadores, dejando al actual como futuro campo de entrenamiento.

En el plano deportivo, no solo se han producido cambios a ras de césped sino también en la dirección técnica. Panagiotis Tzanavaras deja su lugar al portugués Carlos Carvalhal, de amplio recorrido en los banquillos de su país. Además, se incorporan al plantel jugadores como el Polaco Bastía (por el que desembolsaron la nada desdeñable cifra de 680.000€), el también argentino Sebastián Adolfo Ereros (cedido por Vélez Sarsfield), el brasileño Marcelão (Boavista) o los lusos Ricardo Esteves (Marítimo Funchal) y Fabio Felicio (cedido por Rubin Kazan). En el capítulo de bajas no hay que lamentar ningún trauma, pues los jugadores que abandonan el barco no eran tenidos en cuenta por el nuevo técnico (o se retiraban, como el caso del defensa Sokratis Ofridopulos).

El día 30 comenzarán la competición en el peor escenario posible, la casa del campeón Olympiakos.

Periódicamente echaremos un vistazo a la trayectoria de ambos clubes, a los que deseamos la mejor de las suertes en sus respectivas aventuras.

6 comentarios:

Vicente dijo...

lo que hace la ilusion y el talonario

Chechu dijo...

Siempre interesante conocer estas historias. El caso del Asteras tiene más mérito, pues subió cinco categorías en cinco años. En el caso del equipo alemán, vino un señor multimillonario y los subió, aunque no deja de tener mérito.
He visto el vídeo de su goleada al Cottbus y me ha gustado mucho BA.

Saludos

Anfield dijo...

Nunca me ha gustado esto de los millonarios, si se aburren que jueguen al Football Manager.

el hombre del futbol dijo...

Bueno, el caso del Hoffenheim es más normal, pero sigue teniendo mérito. De echo, creo que Dietmar Hopp tiene también un equipo de balonmano alemán, el Rhein-Neckar, también unos nuevos ricos.

Sobre el Asteras, un caso muy atípico y casi épico. Subir 5 divisiones en 5 años, alucinante, casi no tengo palabras. Este club sí que merece un reconocimiento y no otros como el Liverpool (sin tener nada en contra) que se gasta cada año millones en fichajes y no ha conseguido aún ganar la Premier.

Un saludo y pasaos por www.nocheinternacional.blogspot.com y votad por el gol de la semana.

Martín dijo...

Bueno, tendran dinero, pero debe haber algo más. A mi lo de Hoffenheim me recuerda más a lo del Villarreal que a lo del Chelsea, dinero, sin duda, pero también las cosas bien hechas. Todo lo cual, tampoco es que me guste demasiado, ji,ji (a mi me gustan los humildes, pero los humildes historicos, una cosa sin la otra no me llama demasiado).

El Asteras, siendo de muy cerca de Sparta, ya podria buscarse un escudo algo más...con ese me es muy complicado seguirlo (dicho lo cual, me caen más simpaticos que el anterior, aunque los mios en grecias son los de Etnikos del Pireo, a ver si ascendemos este año).

Altamira dijo...

Acabo de leer tu blog, me parece muy bueno... aqui te va el link del mio... es un poco diferente a los que he visto pero de igual maner espero te guste.

http://1minutomaseldescuento.blogspot.com

Saludos,

Altamira