.

.

historias scouse: un problema de alquiler


Aprovechando que esta noche se disputa un nuevo derby del Merseyside entre el Everton y el Liverpool (con permiso del Tranmere Rovers), inicio una pequeña serie de historias sobre el fútbol de la ciudad del pájaro Liver y sus equipos.

En España, donde no existe tanto la tradición del alquiler, no son tan conocidos; pero los problemas y las fricciones entre los caseros y los inquilinos se documentan desde que el ser humano se hizo sedentario durante la revolución neolítica. La mayoría se inician por pagos atrasados o por arreglos de las tuberías de los que nadie se quiere hacer responsable, pero algunos tienen una trascendencia mucho mayor, como bien saben los aficionados del Liverpool.
Como es conocido, en el principio fue el Everton. El club fue creado en 1878 como St. Domingo FC en el seno de la parroquia metodista del mismo nombre y pasó a su denominación actual (tomada del área de la ciudad en la que se ubica) un año más tarde. Y aunque suene raro a siglo y cuarto de distancia, el Everton jugaba en aquellos años en Anfield. Lo hacía, eso sí, en régimen de alquiler, ya que el dueño del estadio era el cervecero y político local John Houlding (en realidad, los verdaderos propietarios eran en un primer momento unos amigos y colegas, los hermanos Orrell).

La cosa marchó bien en un principio: Everton y Anfield fueron creciendo a la par durante esos primeros años hasta que un día las cosas fueron demasiado bien. En 1891, el Everton ganó la liga inglesa y lo que debía un motivo de orgullo acabó siendo la chispa de un enfrentamiento. Varios detalles habían calentado el ambiente (que los jugadores tuvieran que cambiarse en el pub de Houlding no gustaba mucho a los estrictos metodistas que fundaron el club) y la cosa explotó cuando éste decidió (aprovechando el tirón del campeonato y el consecuente aumento de espectadores) subir el alquiler de 100 a 250 libras por año y sugerir que podrían comprarle el estadio por un módico precio.
A los del Everton la sugerencia no les hizo mucha gracia, así que pasaron de alquileres y problemas y se marcharon a Goodison Park. Como siempre, la historia es interpretable: si eres toffee, se liberaron de un usurero; si eres red, los del Everton eran unos quejicas faltos de empatía ante un señor que había invertido miles de libras en el desarrollo estadio. Houlding, por su parte, se quedó con un estadio sin equipo, tres jugadores y unos cuantos aficionados (las crónicas no aclaran si eran aficionados al fútbol o a su cerveza), así que decidió lo que cualquiera de nosotros habría decidido: fundar un nuevo club, que se conocería como Liverpool FC, pero ésa ya es otra historia.

En la imagen, John Houlding

5 comentarios:

Martín dijo...

Siempre me hizo gracia el asunto (por cierto, en cierta medida algo parecido a lo del Chelsea), sobre todo ver como ahora el Liverpool es mas grande, y desde luego no se puede decir que sus seguidores lo sean de un engendro (como llaman aqui al granada 74, al pseudologroñes y otros...). Claro que aquellos eran casi los inicios...pero no difiere mucho el asunto.

Como cambia el tiempo las perspectivas...(pensemos que si no llega a tener exito, lo que estariamos diciendo de ese Liverpool...)

Garrincha dijo...

Lo que importa es que Tim Cahill ha regalado a los Toffees un punto que sabe muy bien a su afición en su antigua casa jejeje.

La cosa es que el empate cosechado no sirve demasiado a ninguno de los dos viendo como andan sus respectivos rivales en la tabla.

Un saludo!

Almogabar dijo...

Reds = Engendro

Juas, juas... me mola esto del engendro. A ver que opina el tío Shankly de eso...

Fuera de coñas, me supo el empate a gloria. Muy buen derby, sin duda. Gran gol de Gerrard, buen juego del Liverpool (alineación de Benítez muy ofensiva, da gusto) y mucho orden y sacrificio en los toffees. El sello del escocés Moyes. Nos llevará a nuestro sitio natural el "gran David"; es decir, entre los grandes de Inglaterra.

Faltó el belga Fellaini (sancionado) y quizás se notó en el cuadro azul. ¿Para cuándo una oportunidad en la Roja para Mikel Arteta? No como titular sino para asegurar un recambio en el centro del campo de la selección, sería muy aprovechable.

En cuanto a los reds, Torres es necesario en el esquema del Liv'pool. Lo necesitan como el comer.

Y el show continúa en Inglaterra... esta noche, todo los cafeteros con el Derby County (soy seguidor del Forest, pero bueno...) y mañana a ver si el Burnley realiza "la machada" en Turf Moor.

chimoeneas dijo...

pues sí, en el fondo es un engendro de ésos, pero hace ya tanto tiempo... lo mismo en cien años el granada 74 tiene 6 champions y nadie se acuerda de sus inicios

respecto al derby, sólo pude ver desde el minuto 65 (es decir, que llegué al bar y metió gerrard), pero lo que vi me gustó bastante (aunque reconozco que prefería una victoria red, por muy bien que me caiga el everton).
creo que el liverpool tenía calidad y fuerza suficiente para haber rematado el equipo. y la marca en el córner de cahill...

Anónimo dijo...

El Manchester siempre esta ahí, aunque esta año por lo menos el Liverpool da la sensación de que lo va a luchar hasta el final.. por cierto no se porque tenía la idea de que fue al reves que el liverpool esta hospedado en Goodison hahaha