.

.

Gunner Pride

Aunque a finales del pasado mes la temporada aún no había comenzado muchas eran las voces críticas respecto al proyecto del Arsenal para esta campaña recién comenzada. A la marcha de Adebayor, la referencia en punta de los últimos años tras el adiós de Henry, se sumaba el inesperado (y polémico) traspaso de Kolo Touré al Manchester City, que dejó en shock a la afición pues perdían a todo un líder no solo de la zaga sino también de la medular.

Sin embargo, contra todo pronóstico agorero de periodistas y parte de la afición, en Islington han comenzado el curso futbolero de la mejor forma para reivindicarse no solo ante los suyos sino también ante quien los ponía en duda. Está claro que esto apenas comienza y aún no han hecho “nada”, pero la fuerza de sus puestas en escena más el habitual juego bonito (y efectivo, no lo olvidemos) desplegado por los chicos de Ársene Wenger suponen una apuesta segura, aunque con matices: los recientes cursos las lesiones de hombres clave los lastraron sobremanera a la hora de asaltar con garantías los títulos en juego, factor que si les respeta este año puede que esta vez si logren culminar con éxito una temporada que ya ha comenzado con muy buen pie.

A las victorias en canchas siempre complicadas como Goodison Park (1-6 nada menos al Everton) y 0-2 en Celtic Park camino de la Champions se suma la goleada encajada ayer al Portsmouth (ver vídeo) en el Emirates, con la alegría y fluidez de siempre aunque con un “pero”, que no sabemos si es defecto o virtud: sus delanteros casi no marcan.



Buscando el lado positivo del asunto podemos concluir que sus defensas y medios tienen una gran llegada, instinto y definición, además de lo que supone como refuerzo de la idea de bloque. Pero por otro lado, de los 12 goles anotados en los tres choques oficiales solo uno fue logrado por los puntas: el último de Eduardo da Silva ante el Everton, por otro lado intrascendente para el resultado final. ¿Una racha o algo preocupante? Aparte de las lesiones, ha sido en este aspecto que también se le ha achacado a los Gunners como déficit importante a la hora de la verdad. La asignatura queda pendiente no solo para el punta croata-brasileño sino también para el irregular Bendtner, pues ambos son los dos delanteros centros de la plantilla, amén de la ayuda que ofrecen arriba los Arshavin, Van Persie, Carlos Vela o Walcott.

Eso sí, lo divertido de verdad, la reválida para saber si este Arsenal va en serio o ha sido solo un fogonazo, llegará el próximo fin de semana, cuando visiten Old Trafford para enfrentarse al campeón, un Manchester United desconcertante que igual gana con dudas que pierde en Burnley (un recién ascendido) o golea cuando menos se le espera, como ayer en cancha del Wigan Athletic (0-5 con doblete de Rooney).

Ante el estado actual de los Red Devils quizá sea una gran ocasión para dar un golpe de efecto y reafirmarse en la cabeza de la tabla, que comparte con los propios mancunianos (aunque con un choque menos que los de Ferguson) o el Chelsea. Pero, ¿quieren más? Tras el parón por la jornada internacional de clasificación mundialista, la siguiente cita será en el City of Manchester. Si, doble visita a terreno inhóspito ante dos de los grandes rivales por todo lo importante a disputarse en Inglaterra.

Por tanto, de cómo salga parado el Arsenal de estos dos envites de tronío podremos hacernos una idea más fiel de lo que será la campaña Gunner, esperanzadora en sus comienzos aunque con un claroscuro que esperemos se desvanezca pronto. Hablamos de la lesión de Cesc ante el Pompey, localizada en el muslo, cuyo alcance se conocerá las próximas horas, por lo que dependiendo de si es una contractura o una elongación sabremos si estará o no presente en las importantísimas citas que su equipo tiene en las próximas fechas.

Así, por todo lo dicho anteriormente si fuera seguidor del Arsenal me sentiría orgulloso, sentiría ese Gunner Pride, por morir con una idea y estilo de juego que si estuviera amparado por los billetes de otros (pues convengamos que si este club no es precisamente pobre tampoco es de los más ricos) seguramente daría mejores resultados, aunque perdería parte de su romanticismo.

3 comentarios:

Martín dijo...

Ojala vayan las cosas bien, pero no se...este año casi le veo fuera de la Champions, ojala me equivoque.

Gunner Redondero dijo...

Y ya se supo que tan grave es la lesión de Cesc?? Si no juega, definitivamente les veo pocas posibilidades ya que es el principal motor del equipo. Ramsey es un bebé aún, Arshavin no sirve en ése puesto, Fran Mérida no está maduro, no se me ocurre quién puede reemplazarlo, quizás Nasri pero también sufre una lesión. Díficil.

PD: Se les olvidó comentar lo bueno que es el debutante Vermaelen. Se integró bien y su cabezazo es temible a pesar de ser de corta estatura.

book review dijo...

Proud to be a gooner