.

.

Héroes Anónimos, la Historia de Jimmy Glass, mito del Infrafútbol

Comencemos por el principio. Si, la mayoría de nosotros (y me incluyo, pues nada sabia de el hasta hace un par de días), no tendrá idea alguna de quien es el protagonista de nuestra historia. Y en realidad casi tendría que decir, y perdón por la crudeza, que ni falta que hace.

No, no se trata de un legendario futbolista de los albores del balompié, de aquella mítica y arcaica era donde el uniforme del equipo no estaba completo sin algo que cubriera la cabeza. Ni siquiera de algún espigado delantero que se hinchara a meter goles en algún grande, ni de un defensa que se hartara de romper tobillos a mediados del XX.

No, hablamos de un guardameta retirado, que aun no ha cumplido los cuarenta, y de cuya hazaña, la que le convirtió en el mito que es hoy (un mito muy localizado geográficamente, no global, pero mito al fin y al cabo, como Naranjito), apenas se ha cumplido un decenio.

James Glass, mas conocido por el apodo de “Jimmy”, nació en Londres el uno de agosto de 1973. No siendo precisamente uno de esos deportistas de talento natural destinados a saborear las mieles del éxito en la élite, fue sin embargo capaz de deambular por distintos equipos de las divisiones inferiores inglesas en los comienzos de la década de los noventas, cumpliendo la dura y poco agradecida profesión de calentador de banquillos, tan típica en el mundo de los porteros suplentes. Y es que tras haber pasado, entre el 91 y el 96 por Crystal Palace (el dueño de su ficha, pero donde no llego a disputar un solo minuto en liga), Portsmouth, Gillingham y Burnley, su palmares liguero recogía exactamente el numero de tres partidos jugados, todos en el Pompey, por entonces en segunda división. Todo hay que decirlo, en el tiempo del que hablamos el Palace fue equipo de primera en varias ocasiones, pero Jimmy por desgracia se quedo con las ganas de debutar en la categoría. Estuvo ahí, salía en los cromos, era jugador de primera, sobre el papel, como miembro de la plantilla…pero jamás llegó a pisar un césped con el balón en juego. Uno se imagina lo frustrante que puede ser eso…

Por fin, harto de no ser valorado como sin duda merecía, hizo los bártulos y se marchó, esta vez definitivamente, al Bournemouth, por entonces en tercera división. Allí si, por fin, Jimmy se hizo con la titularidad durante dos temporadas, las mas exitosas de su carrera, llegando a sumar 95 participaciones entre ambas (para que os hagáis una idea, en el resto de su carrera dentro de las divisiones profesionales, sumo tan solo 20). Su equipo se mantuvo en la zona media en ambas campañas, sin luchar por el ascenso pero también lejos del descenso. En la segunda de ellas, el club llegó a jugar una final, la de la Football League Trophy, una competición que disputan los equipos de la tercera y cuarta división inglesa, pero…para su desgracia, Glass se convirtió en el protagonista del choque, al meterse un autogol que significó la derrota de su equipo por 2 a 1.

En cierto sentido, eso fue su final en el club, del que salio a la conclusión de la temporada, eso si, para subir de categoría y fichar por el Swindon town, por entonces en segunda. Sin embargo, allí no le fueron tan bien las cosas, y en dos temporadas apenas sumo 11 partidos disputados. Pero…

Al final de la primera de ellas, es cuando comenzó a gestarse la leyenda.

Tras no contar con minutos en el equipo del escudo de la señal de tráfico, Jimmy se marcho cedido a un equipo de la cuarta división inglesa, el Carlisle United, que se estaba jugando por entonces el descenso.

Contextualicemos la situación, pues de entender bien el significado de todo esto depende el que comprendamos el alcance de lo sucedido. Por entonces, de cuarta, la última de las divisiones profesionales inglesas, tan solo descendía el último clasificado al infierno de las Non Leagues, fuera del mundo profesional. Si actualmente esto es durísimo, en esa época casi se consideraba que significaba el fin del club condenado, un castigo casi mortal (para entender mejor la estructura del fútbol inglés, leed este otro artículo).

Pues bien, el Carlisle se encontraba posicionado en la jornada final como colista de la clasificación, el 24 de 24, 46 puntos. Dos por encima, el Scarborough , el club de la Gaviota, era el único rival al que podía atrapar. Las cosas no pintaban bien, el Scarborough jugaba en casa, y venia de dos victorias consecutivas, que le habían permitido adelantar en la tabla al Carlisle. Este necesitaba ganar en su enfrentamiento contra el Plymouth Argyle, y que el Peterborough United, el rival del Scarborough fuera capaz de sacar al menos un empate.

Con todos estos antecedentes, ya os podéis imaginar la atmosfera que rodeaba el choque, que iba a ser el tercero que Glass disputara con su nuevo equipo.

Aunque los partidos debían ser simultáneos, el choque en el McCain Stadium finalizó con 10 minutos de adelanto respecto al que aun se disputaba en Brunton Park. El Scarborough solo había conseguido empatar a un tanto (el mismo marcador que en esos momentos reflejaba el marcador en Carlisle), una victoria del equipo local le daba la salvación.

Pero no había forma, los 7500 hinchas de los Blues veían pasar el tiempo y el empate no se rompía.

Y es a partir de aquí, cuando os recomiendo que no os perdáis este video sobre lo sucedido a continuación, en ocasiones una imagen vale mas que mil palabras…yo a pesar de todo intentaré describirlo, pero se que apenas lograré mostrar un pálido reflejo de la realidad.



El cuarto arbitro levanta un cartel. Cuatro minutos de prolongación, el todo o nada….

El Carlisle ataca, la afición jalea a su equipo, sabe que son sus últimas opciones, que todo depende ya de ellos.

Corner a favor de los locales. El entrenador del Carlisle haces gestos, todos para arriba…y todos suben, incluyendo a Jimmy.

Se lanza desde la esquina, un jugador azul remata de cabeza, el arquero visitante bloca, pero el balón va a caer a los pies de nuestro héroe, este arma la pierna derecha, golpea y…

Goollllllllllllllllllllllllll, siete mil gargantas al tiempo gritando el mismo sonido hicieron temblar el estadio, el nerviosismo contenido estalló, y el público invadió el terreno de juego, en busca del titán, que describe esos segundos de este modo:

My first thought after I scored," a drained Glass said after the game, "was: `Oh my God, I'm about to get 2,000 people on top of me.' Then someone whacked me in the face and I got a nose bleed."

No fue Glass el único en recibir el “cariño incontrolado” de la afición (a poco no termina aplastado bajo una montaña de hinchas), sino que el arbitro del choque, que intentaba contener la exaltación fue “abrazado voladoramente” por un demasiado amistoso forofo, del que pudo escapar, para posteriormente ser arrollado por otro. No, las palabras son incapaces en este caso de reflejar lo sucedido, tenéis que ver del minuto 1:30 al 2:10 del video para haceros una idea real de lo que allí paso ese día…

Cuando por fin se retiraron los aficionados, el árbitro apenas tardó unos instantes en pitar el final. Los Blues lograban la permanencia, Glass, la inmortalidad.

¿Qué fue de los protagonistas?

- El damnificado, el Scarborough, terminó unos cuantos años después, tras mas de 120 de existencia, por desaparecer, dejando un estadio vacío, del que ya nos habló en su momento nuestro compañero Chimo.

-El Carlisle se salvó de nuevo al año siguiente en la ultima jornada (y de nuevo gracias al Peterbourough) y en otros dos posteriores (finalizando en ambos justo la posición por encima del descenso), pero en 2004 finalmente terminó sucumbiendo, y bajo a la conferencia nacional, convirtiéndose en el primer equipo de Inglaterra en haber participado en las cinco primeras categorías nacionales (“honor” que ahora también poseen Oxford United y Luton Town). Sin embargo a partir de ahi resurgió de sus cenizas, y en apenas cuatro temporadas pasó de estar fuera de la liga a estar a punto de ascender a segunda división…cosa que una terrorífica mala racha final evito, dejando en bandeja el premio al Nottingham Forest. Hoy en día, sigue en la League One, la tercera inglesa.

-Jimmy Glass: Su día de gloria fue a su vez el último encuentro con el Carlisle. Retornado al Swindon, la falta de oportunidades le hicieron proseguir su recorrido, pero tras pasar por Cambridge, Brentford y Oxford (jugando un total de…tres partidos), para posteriormente salir del futbol profesional fichando por el Crawley Town y el Kingstonian, decidió retirarse en el 2001, con tan solo 27 años.

Glass ha escrito una biografía, One Hit Wonder, y ahora es propietario de una empresa de Taxis. O sea, que si alguna vez os dejáis caer por el condado de Dorset, tal vez tengáis la fortuna de ser transportado por el que una vez fuera Dios …al menos para siete mil personas.

Ah, eso si, permítaseme una maldad. Al final Jimmy cambió poco de oficio, siempre trabajando sentado…

Posdata: Para que veáis que raro es todo esto…esta historia nació cuando estaba mirando información sobre los grupos de música conocidos apenas por una canción de éxito…los One Hit Wonder (si, el mismo título del libro), y si, ahi fue donde descubrió al gran Jimmy…por eso, como homenaje al encuentro, os dejo para cerrar el articulo, una de esas canciones que volví a redescubrir con mi búsqueda…Come On Eileen, de los Dexy´s Midnight Runners... Y no, no la escojo por casualidad, ni porque me encante(que también), sino porque mientras escribía esto, tenia la melodia en la cabeza, de hecho casi recomiendo leer la historia al ritmo de la musica...



Artículos sobre lo sucedido en la prensa de las islas:

.En el Sunday Tribune Irlandés.

.En The Independent.

12 comentarios:

Sveret dijo...

Gracias por la historia, y por la narración... En el trabajo no tengo acceso a una gran cantidad de páginas de videos, y ya creía que me tendría que esperar a llegar a casa...

tusso dijo...

Es impresionante ver el montón de gente que hay en el campo y la pasión con la que viven el encuentro.

Si el Athletico Baleares se jugase en la última jornada el descender a Preferente seguro que irían 4 gatos.

cityground dijo...

Desconocía la historia de Jimmy Glass, el Carlisle es un equipo que me cae bien desde que lo seguí la temporada en la que milito en la Conference donde me llamo la atención la gran afluencia a sus partidos.

Todo jugador merece su momento de gloria y Glass lo tubo, seguro que en el condado de Cumbria sigue siendo un héroe.

Brito dijo...

Se me hacía conocido el nombre cuando vi el título, pero no recordaba con seguridad quien era.

Conforme fui leyendo, recordé de donde habia leido anteriormente de Jimmy Glass y es que el Carlisle tambien me cae bastante simpático desde que casi se iba, casi, casi hasta que se fue y creo que fue lo mejor que le pudo pasar.

Su "hazaña" es similar a la que logró esa misma temporada Paul Dickov con el Manchester City. Un jugador del monton convertido en héroe.

Ahora el Scarborough se refundó como el Scarborough Athletic, es manejado por sus aficionados y acaba de ser campeón de la Northern Counties East Div One (10°nivel)y es de los equipos que mejor me caen de Inglaterra.

Jose David Lopez dijo...

Una buena historia de un mito de los rincones humildes. Un saludo.

Julio dijo...

Jojo, es como el final de una peli (normalmente de baloncesto) en el que chico gordito, o gafotas, o feo o lo que sea (menos guapo y querido) mete la canasta final. Seguro que Jimmy Glass no se olvida en su vida de cada segundo que vivié, pero le faltó el beso de la animadora.

Eso sí, medio bronca para Martín. ¿Cómo que los Dexy´s Midnight Runners un One Hit Wonder? Es cierto que C'mon Eileen es carne de Radio 80, Kiss FM y recopilatorios (y casi todo el mundo la conoce) y se les nombra muchas veces como OHW's, pero tienen dos pedazos discos: Searching for the young soul rebels (1980) y Too-Rye-Ay (1982). En este último está la famosa canción y por cierto, buscad su portada y decidme si en tipo que sale no es Genaro Gatusso...


Y por último, ocurriendo la historia en Scarborough, la canción (al menos yo pensaba que la conocía todo el mundo, y la iba tarareando mentalmente según leía) debía ser esta: http://www.youtube.com/watch?v=XEhAXQ5QQzs

Algunas versiones (porque es una canción tradicional muy antigua), por cierto, dicen lo siguiente, que puede aplicarse al gol de Jimmy Glass

"There's never a rose grows fairer with time"

(algo así como nunca una rosa creció más hermosa con el tiempo)

Martín dijo...

@J: Que un grupo sea un One Hit Wonder, no significa que sea malo, ni siquiera que no tenga otras canciones buena. Se refiere a que solo metio una cancion dentro de un determinado ranking anual:

Most American music industry insiders consider a song in the top forty positions of the Billboard Hot 100 to be a hit. Thus, any performer who recorded only one song that reached the Top 40 is, technically, a one-hit wonder. However, the term is more generally applied to musicians best known for only one song.

Los Dexy exactamente de hecho no pueden ser considerados One hit Wonder, porque ya tenian otra, Geno.

O sea, que nadie considere que la calificación que hice pretendia ser ofensiva, ni remotamente.

Y en cuanto a Scarborough Fair, adoro esa melodia, tengo por algun lado un monton de versiones de la misma...

Ah, y sobre lo del beso de la animadora...a saber lo que le harian al tipo, nunca se sabe...

Julio dijo...

Martín dijo... @J:

O sea, que nadie considere que la calificación que hice pretendia ser ofensiva, ni remotamente.

---

Jaja, ya imagino hombre, yo simplemente he aprovechado para hacer un poco de apología del disco. Igual hasta a alguno le da por bajarlos, como imagino que pasó con los Housemartins tras lo del Hull el año pasado.

Martín dijo...

Por cierto J, como Semiaustraliano (ji,ji), que opinas de dos bandas "míticas", ¿Midnight Oil y Men At Work?

Ale, para quien no recuerde a los primeros:

http://www.youtube.com/watch?v=10BbpGKLXqk

Y a los segundos:

http://www.youtube.com/watch?v=DNT7uZf7lew

Ah, y curioso, el cantante de Midnight oil es ahora ministro, que cosas...

Fútbol de Primera dijo...

Por supuesto, el concepto de OHW no tiene por qué ser ofensivo: el criterio de los rankings no es quién para decidir que grupo es malo o bueno, incluso yo creo que todo lo contrario. Pero Martín, tu lo has dicho, ese enorme tema que es "Geno" los elimina de la categoría de OHW. Pasa que a los Dexys (una de mis bandas favoritas, Kevin Rowland ocupa un lugar de privilegio entre mis héreos personales) se los juzga de OHW desde la tradición norteamericana, donde "Come on Eileen" sí fue el único hit.

De todas formas, lo dicho: "Searching for the young soul rebels", "Too-rye-ay" y también el gradioso "Dont stand me down" (1985) conforman una trilogía perfecta de una banda perfecta. Soul blanco en estado puro, con irreverencia y sin querer imitar a los artistas negros, sino haciendo una relectura del género similar a la que los Specials pueden haber hecho con el ska. En fin, se nota demasiado que soy un fanático, hehe.

Mi canción favorita de los Dexys (de cuando todavía lucían como trabajadores portuarios):
http://www.youtube.com/watch?v=l1e9YRXMrTQ

Saludos!!

PD: Por cierto, genial la historia de Jimmy Glass. Qué bueno que haya tantos héroes anónimos en el inframundo futbolero.

Fútbol de Primera dijo...

Otro ejemplo de buena banda a la cual le cae perfecto el mote de OHW: The Vapors y su "Turning japanese". Por cierto, tienen canciones mucho mejores que esta:

http://www.youtube.com/watch?v=kWAwrMFtSvM

Julio dijo...

Jeje, Martín, pues a los Midnight Oil no les conozco mucho, a pesar de tener un disco suyo en mis estanterías. Que yo sepa, el cantante (ahora no recuedo el nombre), era un personaje muy conocido y con bastante prestigio, involucrado (pero de verdad, no al estilo Bono) en temas medio ambientales, de defensa de los aborígenes, etc... lo que tiene mucho mérito, porque al menos Europa y España, es algo que suele conllevar mucha crítica gratuita. Desde que es ministro, su popularidad ha caído un poco en picado, digamos que por alinearse con la oficialidad.

En cuanto a Men At Work, ni idea de quienes son (me suena el nombre, sólo eso), supongo que alguna Boy Band, ¿no?

Reconozco que no soy muy seguidor de la música australiana (algún disco más tengo de otras bandas), y eso que tienen mucho prestigio sobre todo en el género del power pop y el rock garajero.

Oye, seguro que hay algún sitio o artículo que recopila goles de porteros o goles/orgamos de último minuto, ¿no? por cierto, anoche Rui Patricio no subió a rematar en la última jugada.