.

.

Lee Hughes, de la cárcel al Pichichi

El Notts County ha visto cambiar su status mediático de forma sorprendente en los últimos meses. Desde la llegada del “grupo inversor” y de Eriksson como director deportivo, las noticias, los fichajes y sobre todo, los presuntos fichajes, se han disparado a su alrededor (y lo que queda, si esto que publica el Sun termina sucediendo).Estos rumores, en su mayor parte falsos (y en la contratación confirmada, fallida), han ocultado en cambio la llegada al equipo de una serie de jugadores, conocedores de lo que es el futbol ingles en estas categorías bajas, que son los que deben aportar al club ese plus de calidad que le lleve al menos a luchar por el ascenso a tercera.

Y si tuviéramos que escoger cuales de estas incorporaciones esta resultando más exitosas, deberíamos quedarnos sin duda con la contratación del veterano Lee Hughes, el actual máximo artillero de la League Two, con nueve goles en nueve encuentros.

A sus 33 años, no hablamos de un recién llegado ni un desconocido. De hecho, su relación con el gol viene de lejos. No en vano, hace 10 años, se convirtió en el pichichi de todas las categorías del futbol profesional ingles, con 31 goles, logrados mientras jugaba en la championship bajo la camiseta del WBA.

No es su único record, dos años antes el West Bromwich había pagado a su anterior club, el Kidderminster Harriers, doscientas mil libras por su fichaje, la máxima cantidad abonada hasta entonces por un jugador de las llamadas Non leagues (las divisiones no profesionales inglesas).

Su carrera parecía ir cuesta arriba, y el Coventry city pagó en el 2001 la cifra de 5 millones de libras por su fichaje, esperando con el mismo retornar a la premier, de la que acababa de descender. Sin embargo, las cosas no resultaron como se esperaban, y el que logró finalmente el ascenso fue su anterior equipo, que lo repescó, pagando la mitad del precio por el que había sido vendido.

De esta manera, Hughes logró debutar en primera, a los 26 años. Sin embargo parecía que su carrera había cogido una senda torcida. En esa temporada no logró ni un sol gol, y los Albions terminaron de nuevo en segunda.

Pero si hasta entonces su declive se había limitado al aspecto deportivo, el año siguiente se produjo la crisis definitiva (antes ya había tenido algún que otro escarceo con la justicia, una denuncia de paternidad que se demostró falsa, y una presunta agresión en un pub junto a algún compañero de equipo).

Transcurría el mes de noviembre del 2003, cuando tuvo lugar el incidente que marcó su vida…y la de quien se topo con el. Tras salir con unos amigos (y al menos tomarse, como declaró con posterioridad, dos copas de Whisky), el automóvil que conducía (un Mercedes de 100.000 libras…dato que curiosamente aparece en todas y cada una de las publicaciones inglesas que hablan de lo sucedido) provocó un choque en el que se llevo la peor parte el vehiculo contrario. Douglas Graham, padre de cuatro hijos y que iba de pasajero en el mismo, murió. Lo peor fue lo sucedido a continuación. Hughes se dio a la fuga (con el propósito claro de evitar el control de alcoholemia), sin pararse a socorrer a sus “victimas” y no se presentó a la policía hasta 36 horas después.

Al final de esa temporada (en la que fue el máximo goleador de su equipo, logrando el ascenso a la premier), concluyó el juicio al que fue sometido. Era un 9 de agosto, cuando escuchó la sentencia, seis años de prisión por conducción temeraria, además de retirarle el carnet por 10 años.

Esto significó por un lado la ruptura de su contrato con el WBA, y sobre todo, su ingreso en prisión, donde permaneció entre el 2005 y el verano del 2007. Durante la misma, además de convertirse al Islam, se dedicó a jugar en el equipo de la cárcel.

Una vez libre, retornó a los terrenos de juego (algo que no gustó precisamente entre algunos de los afectados por el accidente) esta vez enrolado en el Oldham athletic de la league One. Allí cobraba 1800 libras mensuales, la décima parte de su sueldo en los albions. Lo que quedo claro es que su larga ausencia no había mermado su idilio con el gol, volviendo a ver puerta con asiduidad. Pero..a mediados de la pasada campaña, y tras una pelea con el entrenador en mitad de un encuentro con los hinchas, tuvo que abandonar el equipo por la puerta falsa.

Cedido a final de la temporada pasada al Blackpool, que buscaba salvar su puesto en segunda, Lee Hughes se convirtió en jugador del Notts a finales de julio del 2009, siendo una de las primeras caras del nuevo proyecto del club. Desde entonces, gol tras gol cimenta su trayectoria en el equipo.

No deseo que este artículo sea una loa a Hughes, porque lo confieso, lo que hizo me parece repulsivo (no el accidente en si, sino el abandono posterior de las victimas). Siempre he creído que todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero siempre que esta venga precedida de la toma de conciencia por sus actos anteriores. No puede existir perdón sin arrepentimiento. Ojala que al menos la estancia en prisión haya servido para que verdaderamente Lee asumiera esto, al igual que otros muchos jóvenes jugadores, de que ser estrella del futbol no te exime de tener responsabilidad, y de que una cosa es hacer el imbecil, y otra que tus estupideces puedan afectar, y de una forma imposible de reparar, a otra gente. No, no considero precisamente a Hughes un héroe, pero espero que al menos haya dejado de ser un “villano”. Aunque su incidente en Oldham, no aclara demasiado las dudas…

9 comentarios:

cityground dijo...

No conocía la historia de Lee Hugues, vaya pieza esta hecho, eso si es un pedazo delantero para League two.

Love and Marriage dijo...

Nice post

Anónimo dijo...

Yo, london road, algo conocía pero lo del oldham no q crek el tio este un poko ijo de putilla xo weno yo kreo k llega a los 35 si no se lesiona aora una kuestion, este fixaje lo icieron los arabes ( mandatarios del club) porqe era islamiko o lo icieron x lo buen futbolista k era?

Martín dijo...

Al parecer los dueños no son arabes como se pensaba en un principio (se especulaba con la familia real de qatar), sino europeos, de hecho relacionados con BMW.

El fichaje no tiene connotaciones religiosas, es simplemente un gran goleador para la categoria, un fichaje serio, y no esos estilo campbell o roberto carlos...

Anónimo dijo...

mira martin yo no qeria decir k no fuese serio o al menos no qeria k se entendiese eso,ya ke lo de lee hugues lo se desde ace ya un tiempo, recuerdo ke lei el artikulo en un periodiko lokal de su vuelta al futbol con el oldham athletic y me enorgulleci, porqe por muy mal k estuviera lo k izo, y lo soltaron pronto, es un gran futbolista soy london road

Martín dijo...

No London, si lo del fichaje serio no lo decia por ti, sino por los dirigentes del Notts, que me parece que estan dando demasiados palos de ciego, y buscando a veces mas que se hable de ellos, que lo que de verdad necesita el equipo, que son mas hombres y no nombres, menos fichajes mediaticos de gente que ya pasa de todo, y mas futbolistas que conozcan la categoria en que se juega.

Diego dijo...

sabes si tienen algún significado sus celebraciones? Veo todos los fines de semana el "the football league show" de la BBC y siempre hace una especie de baile cuando marca los goles, por eso y por la cantidad de goles que lleva a estas alturas me había llamado la atención, pero no sabía lo de la cárcel.
Un saludo.
http://spanishleeds.blogspot.com/
http://neighborhoodfootball.blogspot.com/

Anónimo dijo...

mirar yo kreo k este ekipo no llegara muy lejos segun lo k dice martin, sin dirigentes serios no espereis nada

Martín dijo...

Y Lee continua con su carrerón...

http://www.mirror.co.uk/news/top-stories/2011/12/06/footballer-lee-hughes-held-over-sex-attack-115875-23613693/