.

.

Final (ida) Copa Sudamericana: LDUQ golea a Fluminense y queda a un paso del título

Anoche un ciclón de fútbol, entusiasmo y potencia pasó (otra vez) por encima del enrachado Fluminense en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana para masacrarlo con un contundente 5-1 que pudo ser incluso mayor de haber estado más acertados los puntas del conjunto ecuatoriano.

Un sensacional Edison Méndez (autor de un hat-trick) se bastó para desquiciar a la defensa brasileña en una actuación memorable que ya queda en la exitosa historia moderna del plantel universitario, que si bien aún no es campeón bien es cierto que acaricia la copa con la yema de los dedos, en una gesta que completaría un palmarés que desde finales de 2007 hasta este momento contempla los títulos de campeón de liga, de la Libertadores, la Recopa sudamericana y el subcampeonato mundial de clubes, por lo que este nuevo galardón cerraría un ciclo de ensueño para LDUQ, que solo está pendiente de esos 90 minutos finales en la capital brasileña una vez que ya no tiene nada por lo que pelear en el torneo ecuatoriano, cosa que no se puede decir de un Fluminense al que ahoga la posibilidad traumática del descenso con solo dos fechas por disputar.

A continuación os dejamos con un resumen del partido para que disfrutéis de algunos golazos tremendos y del buen ambiente en el graderío de una Casa Blanca que ya casi festeja otro entorchado internacional para los suyos:



La revancha (¿o trámite?) se disputará la noche del próximo miércoles en Maracaná, donde Liga ya sabe lo que es triunfar en junio del año pasado tras llevarse allí el máximo trofeo del continente sudamericano ante el mismo rival, del que es la peor bestia negra que podían conocer.


2 comentarios:

cityground dijo...

LDUQ tiene otro titulo a tiro demostrando el gran nivel del fútbol ecuatoriano a pesar de no clasificar al Mundial, es de lo mejorcito de Sudamérica ahora.

Parece que a Mendez le va bien después de su estancia en el PSV, es un jugador que me gusta con un gran disparo.

Mauricio dijo...

Hace dos años me alegré que Liga ganara la Libertadore, esta vez iba con Flu. Pero ante esa superioridad manifiesta, no hay nada que hacer.