.

.

Duelo entre ruinas (dos temporadas después)

Era un 11 de noviembre del 2007, cuando aquí escribíamos sobre un derbi que acababa de disputarse en el sureste francés, pero no entre el Marsella el Niza o el Mónaco, sino entre dos protagonistas de mucho menor nivel.

Se trataba de un encuentro del National (la tercera categoría francesa) que medía al histórico Nimes frente a sus vecinos del Arles, en casa de estos, y que finalizaba con el resultado de empate a uno.

Al final de dicha temporada, el Nimes (uno de esos equipos cafeteros a los que sigo con cariño y al que le hemos dedicado ya algunas líneas) lograba el ascenso a la segunda división y el retorno al fútbol profesional.

La Pasada campaña, mientras el Nimes lograba la permanencia de forma agónica y casi milagrosa, tras un esplendido sprint final, el Arles alcanzaba el cielo, al acabar tercero del National y obtener por tanto el ascenso.

Dos años después se volvían a ver las caras.

En el encuentro de ida, disputado a finales de octubre, en terreno de los cocodrilos, se volvió a firmar el mismo resultado, uno a uno. Por entonces el Nimes comenzaba a recuperarse de un mal inicio, mientras sus vecinos vivian momentos felices por su buena situación en la tabla clasificatoria.

Cinco meses después, toca encontrarse de nuevo…con mucho en juego.

Y es que mientras los locales se encuentran en una excelente (y mas para un recién ascendido) sexta posición (a solo 4 del tercer puesto que otorga el ascenso) sus vecinos aparecen dos puestos y dos puntos por encima. Posiblemente se trate del derbi entre ambos con mayor importancia de la historia, lo que lo convierte en un partido a seguir con aun mayor interés.

Como curiosidad, destacar que el mayor cambio que no vamos a encontrar es el del escenario. Ya no se disputará el choque en el modesto y vetusto Stade Fernand Fournier de Arles. De hecho, ni siquiera se disputará en Arles. El pasado año, tras lograr el ascenso, el equipo arlesino se traslado de recinto y de ciudad, a 36 kilómetros de distancia para ser exacto. Y es que Avignon, su lugar de destino, poseía un estadio mucho más moderno y de muy superior capacidad. Como el conjunto local (el Avignon 84 del que ya hablamos aquí) no se encuentra precisamente en su mejor momento, el acuerdo fue sencillo. El club pasó a llamarse AC Arles-Avignon y cambio su escudo, uniendo en la nueva enseña los de las dos ciudades a las que ahora representa.

Este viernes a partir de las ocho y media conoceremos el desenlace de esta historia, que espero (y si, se me puede achacar sin rubor falta de objetividad) que sea feliz para los chicos de rojo…

3 comentarios:

cityground dijo...

Gran temporada de los dos en la Ligue 2, además ambos están cerca de la tercera plaza que ocupa el Metz. Caen y Brest tienen pie y medio en la la Ligue 1.

Prefiero que gane también el Nimes, el Arles con el traslado a Avignon puede crecer como club en los próximos años pero ¿como ha sentado el traslado en Arles?.

london road dijo...

perfecto MARTÍN está maravilloso, yo, como buen cafetero, también apoyo al NIMES, ya que es un ex equipo de mi primer ídolo futbolístico, ERIC CANTONA.

Martín dijo...

City, fijate el incremento que registro el Arles esta temporada en cuanto a asistencia:

AC Arlésien 3.351(media) 14(partidos) 334,5% (crecimiento respecto a la temporada pasada) 5.921(partido con mas espectadores).

En cuanto al choque, el Arles venció por dos a cero, desgraciadamente.