.

.

Sesenta malditos segundos

Llega a nuestro blog una aportación procedente de uno de los miembros más destacados de la familia que componemos el Café, en la que están incluidos por supuestos nuestros lectores y más aun nuestros comentaristas (que no sospechosos) habituales. Xtaoth, mallorquinista de pro (y de contra), quiere aportarnos una visión diferente de lo que significó para el bando balear esos últimos sesenta segundos de la última jornada de liga. Sin más, aparte de agradecerle su colaboración desinteresada (otro sueldo que nos ahorramos) , os dejo con el.

SESENTA MALDITOS SEGUNDOS

La historia de los aficionados del Sevilla es de alegría. Algo lógico pues en este tipo de situaciones, con todas las emociones contenidas en un puño, viendo cómo todo el trabajo de la temporada se te escapa de las manos y, de repente, ¡Bam! Un jugador con el que pocos contaban se convierte en eterno gracias a un remate imposible...

Son esos pequeños milagros los que hacen del fútbol lo que es.
Yo, como otros miles de mallorquinistas, estábamos viendo un milagro que se ha extendido durante treinta y ocho jornadas. Cada vez que Aouate sacaba un balón de bajo palos, cada vez que Nunes despejaba de cabeza por enésima vez, cada vez que Martí pactaba con el diablo por echar una última carrera en el centro del campo, cada vez que Valero tiraba esos pases imposibles, cada vez que Castro se desmaterializaba junto con el balón para aparecer detrás de los defensores, cada vez que Aduriz se peleaba con todo el mundo para conectar su testarazo... Eran pequeños milagros que nos parecían imposibles a principios de temporada.

Porque a nosotros, la batalla es contra un poderoso caballero llamado Don Dinero, que decía el Quijote. Ese vil traidor confundió en su momento a un presidente que no llegó a arruinar al club porque le pillaron antes, pero lo dejó herido de muerte. Luego vinieron otros cuales buitres a ver qué se podían llevar más. Algunos desde dentro del club, otros desde fuera.

¿Sabes la sensación que tienes de que te están robando tu casa mientras estás atado a una silla? Si has vivido algo parecido, entonces entiendes algo el sentimiento de desilusión que nos atenazaba y hacía que viésemos a nuestro equipo desde nuestras casas en vez de ir al campo. Un sentimiento de desilusión eterna... de una muerte anunciada que nos avergonzaba ir a ver domingo tras domingo.

Pero hete aquí que un grupo de irreductibles jugadores creía en este equipo. Y creyeron tanto que nos hicieron soñar. Soñar con tiempos mejores donde éramos temidos, tiempos en los que nos codeamos con titanes y, a veces, nos permitíamos el lujo de vencerles. Tiempos en los que rozamos la Historia con mayúsculas con la punta de los dedos y toda España gritó con nosotros '¡¡¡CASI!!!'

Casi... por sesenta malditos segundos...

Cuando escribo estas líneas, probablemente el único que sabe que futuro le espera al Mallorca es un presidente que ni siquiera quiere ser presidente. Acaba de iniciar los trámites para acoger al club a la ley concursal. No va a haber ayudas gubernamentales (bastante tuvimos con el estadio nuevo, no me quejo) y los últimos empresarios mallorquines que se lanzaron a la aventura están denunciados por usar el dinero del propio club para comprar ¡¡ ese mismo club!!...

La esperanza del Mallorca es algún rico extranjero aburrido de tanto dinero e interesado en jugar al PC Fútbol. Jugar la champions no hubiese sido sólo reverdecer esos viejos laureles del escudo, sino que se había convertido en la 'zanahoria' definitiva.

Ahora...

Por eso, si en Sevilla tenían el corazón en un puño, nosotros teníamos el corazón, nuestra alma, nuestras ilusiones, una renacida esperanza y, en mi caso, treinta y un años de mallorquinismo que no tenían ganas de rendirse aún, en ese mismo puño. Es un sentimiento que he tenido otras veces... en las promociones de descenso y en las de ascenso, en esas ligas cuya salvación conseguimos en el último suspiro, en esa noche cruel contra la Lazio en la última final de la Recopa, en esa victoria inesperada contra el Arsenal el día del debut en la Champions y durante aquella final contra el Barça perdida con nueve jugadores en los penaltis...

Esas sensaciones, todas esas sensaciones, jamás he llegado a sentirlas nunca con el Barça o el Madrid, o al menos con tamaña intensidad. Yo siempre he considerado que ser de uno de 'esos' es tirar por el camino fácil, como jugar al 'pro' o al 'fifa' en el modo principiante. No, ser del Barça o del Madrid es aburrido y de nenitas. Yo soy del Mallorca con todo lo que eso conlleva y gracias a eso no necesito una copa de Europa cada temporada para sentir el fútbol en mis venas.

Si, yo soy del Mallorca. Y el sábado volví a gritar 'CASI' durante sesenta segundos...

Dios quiera que no por última vez.



6 comentarios:

Martín dijo...

@Xtaoth: Me he permitido (espero que no te moleste) añadir el video con las imagenes del momento en el que los jugadores del Mallorca ven el gol del Sevilla, creo que reflejan perfectamente lo que tu has transmitido en el artículo.

Y ademas, te entiendo perfectamente. El Sevilla lleva unos años buenos (si, incluso estos últimos que parecen que han sido fracasos han sido mejores que la mayoria de los de nuestra historia), pero yo he vivido con el muchos malos momentos, ese descenso a la 2ºb, dos descensos a segunda (el peor momento que he vivido como futbolero fue ese primer descenso), tres años en el pozo, presidentes como De Caldas,el saber que tu club esta en la ruina y pensar que puede desaparecer en cualquier momento, que no tiene futuro...si, no me puedo quejar, viendo como estabamos, y viendo como estamos y lo que hemos hecho, creo que pocos milagros pueden compararse a lo sucedido con el Sevilla. Por eso siempre procuro tener los pies en el suelo, se puede dramatizar no clasificarse para la champions, pero no es nada, absolutamente nada al lado de descender.

Por eso cuando has dicho lo de que ser del Barça o el Madrid tiene poco chiste, yo no solo te entiendo perfectamente, sino que comparto absolutamente la idea. No le veo ningún mérito, y me cuesta entender eso de ir con algún equipo que siempre lo gana todo, es lo más fácil,y supongo que a mi nunca me gustaron las cosas fáciles, que te lo den todo hecho, de hecho me siento más comodo siendo minoria, es como si tus sentimientos fueran más tuyos, más intimos.

Siento lo del Mallorca (aunque cuando lo senti más, mucho mas, fue en esa maldita tanda de penaltis contra el barcelona, que injusto llega a ser el fútbol a veces), pero viendo lo que se esperaba de el al principio de temporada, solo queda hacerle un monumento al equipo, a los jugadores y al entrenador.

Gracias de nuevo por tu aporte ;-)

cityground dijo...

Muy bueno Xtaoth y muy buena la idea de reflejar las dos caras de un mismo hecho, un gol en el último minuto que supone alegría para unos y decepción para otros.

La temporada del Mallorca ha sido excepcional, con todos los problemas que tenía el club los jugadores y el entrenador se merecen matrícula de honor.

Sobre los dirigentes que hunden a los equipos que te voy a contar siendo de la Real y como se me remueven las tripas cada vez que veo Astiazaran en la LFP que fue el que empezó a hundirnos en la miseria, pero como dice martín de su Sevilla de todo se sale, y sueño con volver a ver a la Real en 1ª (espero que este año) y en un futuro estar como vosotros peleando por cosas bonitas.

Ser del Madrid y Barca es un coñazo para que nos vamos a engañar, no ganan un año algo y parece que se acaba el mundo.

xtaoth dijo...

Muchas gracias por publicármelo, Martin ^_^, y lo del vídeo al final de todo ha quedado perfecto ;). La verdad es que tenía muchas ganas de escribir algo, y como hacía siglos que no tenía esas ganas (y sé que luego pasará tiempo hasta que me entren más XD), me daba pena que se perdiera, por eso te lo envié.

@Cityground

Es que a demás, yo, descender a segunda en el campo me dolería, pero mira... La temporada que viene me dejo la voz en el campo y seguimos. Pero descender por problemas económicos como lo del Oviedo o que desaparezca el club y se tenga que refundar... Me hierve la sangre. Por eso, yo voy con el Oviedo, o con la Real, el Sporting o quien sea que haya pasado en menor o mayor medida por lo mismo y esté intentando salir...

En cuanto a lo de ser del Barça o del Madrid, yo creo que ser sólo de esos equipos (o en primera instancia de esos equipos) es como jugar a la ruleta rusa con una pistola de agua. Si, cuando te toca el agua molesta, pero no es lo mismo :D.

PD: Y gracias de nuevo a vosotros por publicarlo ^^

Mau dijo...

Comprendo la ilusión que te hacía ir a la Champions, pero igual ir a la Europa creo que no esta nada mal. Que grande este Mallorca, lo que hizo en esta temporada, es digno de un gran reconocimiento.

Julio dijo...

Jo, esa imagen de Borja Valero (que en teoría no sigue) desplomándose en el cesped al marcar Rodri, con el botellón de cava justo detrás no se me olvidará en la vida. Aunque yo soy fan del Sevilla y pegué un brinco enorme en el gol.

shevek dijo...

Muchas graciasna a Xtaoth, como mallorquinista me emociona tu articulo.

Yo quiero ver las cosas con optimismo, sinceramente creo que la Europe Ligue está muy bien. Aunque reconozco que ese gol de Rodri me sentó como una puñalada.

Anim i Endevant!!!