.

.

El vuelo de la sombra: Carlos Pavon

A pocas horas del debut hondureño en la Copa del Mundo,dedicamos unas líneas como homenaje a el mas emblemático jugador de la "Bicolor"

Corría el año 2004. Después de un brillante comienzo de la fase de grupos en la Eliminatoria de Concacaf hacia Alemania 2006, en el cual Honduras había goleado 2-5 a Costa Rica a domicilio, la bicolor no pudo ganar ni de visita ni en casa a Canada y Guatemala, con lo cual llegaba al juego decisivo, nuevamente contra los “ticos” con la necesidad de ganar, por cualquier marcador, para avanzar a la hexagonal final.

Para ese único partido, la dirigencia decidió separar al entonces entrenador Raul Martínez Zambulá, (que a la vez era sustituto de “Bora” Milutinovic) y nombrar al eterno “Chelato” Uclés, quien llevó a Honduras al mundial de España 82. Durante al eliminativo, Carlos Pavon había sido un habitual en la convocatorias, aunque por apenas jugó algunos minutos entrando de cambio.


Ucles no es precisamente el mejor amigo de Pavon, y aun a falta de David Suazo (por entonces gran figura del Cagliari italiano) y otros jugadores importantes, decidió prescindir de “la sombra goleadora”. Se pensó que era el fin de uno de los goleadores históricos de la selección hondureña. Es más, tras la dolorosa eliminación, producto del
empate 0-0 en el cual se contó con muchas opciones de gol, pero no se llegaron a concretar, el propio jugador declaro que llegaría al Mundial 2010 “aunque se de aguatero”

Y es que para entonces, con 30 años, Pavón había participado en tres eliminatorias, marcando grandes goles en las de Francia 98 y Corea y Japón 2002, pero por circunstancias que a la fecha aun hoy en día cuesta entender, Honduras no lograba dar el gran paso y Pavon estaba destinado a irse con todos sus goles, sin poder contar en su currículo con la participación en una Copa del Mundo.

Con la llegada de Reinaldo Rueda, nadie esperaba que convocara “al cohete quemado”, pero el colombiano notó que aun estaba en condiciones y lo llevó a disputar a Copa de Oro 2007, en la cual pese al fracaso, Pavon fue el goleador del torneo.

Tras la Copa, el “idolo” fue traspasado al Galaxy de Los Angeles donde jugó junto a Beckham, pero desapareció de las convocatorias de Rueda. Pasó la fase preliminar y en la fase de grupos, y aun con la presión previo al juego decisivo contra México, el que ya para entonces se había convertido en el goleador histórico de la bicolor, no era convocado.

En el inició de la hexagonal, tras la derrota ante Costa Rica de visita por 0-2 y con David Suazo y Walter Martínez lesionados, Rueda vió la necesidad de convocar a Pavón. Este no defraudó y con su gol de visita a Trinidad y Tobago, estuvo a punto de darle los primeros tres puntos de la hexagonal a Honduras, de no ser por el error defensivo que propició el empate de los locales sobre el final del partido.

Para le juego ante México, Honduras necesitaba ganar y la dupla Pavon – Costly destrozó la zaga azteca, logrando Pavon uno de los tres goles, reviviendo las esperanzas del pueblo catracho.

Tras no poder anotar en la visita a Estados Unidos, que acabó con derrota, Pavón selló el sufrido triunfo en casa ante El Salvador, con el cual nuevamente Honduras estaba en la pelea, pese a las críticas por el mal juego del equipo.

Tras la pausa de las eliminatorias por la Copa de Oro 2009, a la cual Rueda llevó un equipo alternativo, vino el juego clave ante Costa Rica, en el cual Honduras ganó 4-0 con un gol y una asistencia de Pavon. Ante Trinidad ahora en casa, sería 4-1 esta vez con dos de Pavon.

Tras la derrota en la visita al Estadio Azteca, Honduras necesitaba ganar en casa a Estados Unidos para quedar a las puertas del mundial. En un juego loco, Honduras se puso a ganar 1-0 pero pronto se vio sorprendida y cuando el equipo entro en razón ya se perdía 1-3. Se logro descontar y a pocos minutos del final, el árbitro decretaba un penal, que hacía renacer las esperanzas.

El encargado, a falta del habitual Guevara, suspendido, fue Pavon y cuando toda Honduras se alistaba a festejar, su remate se fue por encima y de nuevo, el fantasma de la eliminación se hacia presente en el hasta entonces infranqueable Estadio Olímpico Metropolitano.

Ese juego fue Sábado y el Miércoles tocaba cerrar la hexagonal de visita en San Salvador. Pese a las críticas de la prensa, la afición demostró su apoyo hacia Pavon, principalmente, a la salida del equipo hacía tierras cuscatlecas. Ahí, Pavón anotaría el 0-1 definitivo, que aunque en aquel momento era insuficiente, con el milagroso gol de Bornstein ante Costa Rica, lo convertía en el gol de de la clasificación al mundial. El gol que convirtió al “ídolo” en leyenda y que por fin, luego de haber dado todo por su país, se verá recompensado, siendo partícipe del máximo evento.

Las lagrimas junto a su compañero de batallas Amado Guevara, son el fiel reflejo de lo que para el Idolo representa poder poner en alto a su país. La “sombra voladora” llevara su danza a tierras africanas, donde esperamos verlo brillar y cerrar de esa forma una extraordinaria carrera en la Bicolor, una llena de muchos goles y mucha alegría para el pueblo catracho. ¡Gracias Pavon, grande Idolo!

4 comentarios:

cityground dijo...

Se merecía ir a un Mundial Pavon por lo que cuentas, a ver si Honduras hace una buena participación como en el 82 donde sorprendió a todos, suerte Mauricio.

Dadan Narval dijo...

Que sepas, Mauricio, que aquí algunos seguiremos a Honduras con pasión, no sólo por ti, pero en gran parte sí.
Ojalá den la campanada.

Martín dijo...

Apoyo lo dicho por Dadan.

Por cierto, como no podia ser menos, tengo a Pavón en mi equipo FIFA...

Mauricio dijo...

Gracias City, Dadan y Martín. Parece que no va de titular Pavon, pero esperemos que le den algunos minutos