.

.

Se pierde un partido, se gana una lección.

Imagen: Forges


A la hora de publicar esta entrada, sigue reinante una de las cabeceras que nuestro Chimoeneas ha preparado para la presente edición de la Copa del Mundo. Una cabecera en la que vemos distintas imágenes que nos recuerdan frustraciones pasadas de la selección de la piel de toro. En la tercera de ellas, si empezamos por la izquierda, nos encontramos con la "célebre" portada previa al España-Francia del Mundial 2006.

Cuatro años después, parece que la historia se repite: no terminamos de enterarnos de lo que es un mundial hasta que nos damos un batacazo.Como el de hoy mismo. Y no hablo de Marca. Hablo más bien del fútbol español en general.

España tiene, a día de hoy, uno de los combinados más potentes de cuantos se presentan a la presente edición del mundial. Tiene frescura, veteranía, calidad, en todas sus líneas, pero en ocasiones parece olvidar que lo que ha hecho grande a este equipo son los resultados. El resultado de ganar la Eurocopa, si acercamos el foco. Todo lo demás, el toque, la alegría, la sempiterna unión del vestuario siempre que aparecen los triunfos, son factores que pueden llegar a sublimarlo, pero no debemos olvidar nunca, NUNCA, que no hay gloria sin victoria. Todo esto viene porque, como en parte dice Sergio Santomé en su entrada sobre el partido, España parece presa de un ejercicio de onanismo, sobreutilizando el toque. Ocasiones como la de la primera parte, en la que Villa decide dar un pase lateral en lugar de chutar desde el area pequeña, definen este vicio. Y tocar el violín es genial, pero de vez en cuando hace falta que suene el tambor. No acuso con esto a Villa, faltaría más. Pero en esa ocasión se han condensado los vicios y virtudes de ser presa de un estilo de juego. Como le ocurrió al Barcelona frente al Inter en el Giuseppe Meazza, hace no muchos meses. Ese estilo puede ser un recurso, una dinámica, un hábito, pero nunca puede llegar a ser una condena. La miel también empalaga. Si condenamos todo estilo distinto al nuestro, volveremos a caer en el etnocentrismo del que hemos hablado otras veces, estaríamos despreciando una de las partes más bellas del fútbol, que no hay un solo camino hacia la victoria.

Esa derrota a la que aludíamos antes frente a Francia comenzó con España dominando en el marcador. Y siguió con Francia marcando al contragolpe, tras un robo de Makelele, por medio de Ribery. No estamos diciendo que haya que marcar y echarse atrás. Más bien que lo ideal es intentar llevar el partido a los derroteros que a uno le interesan. Como ha hecho hoy Suiza, sin ir más lejos.
Lo malo de esta derrota es que puede que entren ciertas dudas en el vestuario.Lo bueno, es que tenemos otros dos partidos para aprendernos la lección que ya hemos visto tantas veces. Y a partir de ahí soñar. Porque, aunque sea una obviedad, hoy no hubieramos ganado la Copa del Mundo con una victoria.

Solo en la final se puede conseguir eso. Y quien tropieza y no cae, adelanta dos pasos.

10 comentarios:

Martín dijo...

Creo que todo se resume con esta frase:

"los partidos no se ganan por tener más posesión que el contrario, sino por meter más goles que el".

Hoy los comentaristas( El inclito JJ) se emborrachaba comentando nuestros tiempos de posesión...¿de verdad son tan importantes?

Es maravilloso tener toque y clase, pero prefiero dar tres pases menos y tirar dos veces más.

Y que conste, que no creo que seamos malisimos, sigo pensando que tenemos un equipazo, con unos centrocampistas impresionantes, y que la eurocopa conseguida no fue fruto de la casualidad, sino del buen juego. Pero a veces ver un partido de la selección estresa, un poco de más verticalidad y de remate...

Astrolabio dijo...

Muy de acuerdo con la entrada. Todo eso de la posesión, el toque, el dominio del balón... es muy bonito, pero a esto gana el que mete más goles, y no el que deciden unos jueces. De verdad, me enervo viendo cómo hay veces que parece que se quieren meter en la portería tocándola.

Y mientras, en los medios deportivos "grandes" nadie que haga un poco de crítica. Seguimos siendo los mejores, vamos a golear a Honduras y a Chile, y después a ganar al peor Brasil de la historia... No aprendemos.

Garrincha dijo...

Lo de la posesión y tal, que diría Aragonés, está muy bien porque por un lado permite que seas tu el que tiene la ocasión de generar peligro y es a su vez una forma de defender con el balón. Eso sí, yo también preferiría mayor verticalidad y a partir de tomar ventaja en el marcador tocar y tocar y tocar hasta aburrir al rival para que salga de la cueva y así encontremos huecos.

Creo que es la derrota que nos hacía falta tanto a la selección como a muchísimos aficionados. Yo pese a mi juventud "presumo" de haberme llevado muchísimos palos con la selección además de conocer la historia de la misma tanto en Eurocopas como en Mundiales y fases clasificatorias (que ahí también nos la hemos pegado más de una vez), razón por la cual siempre soy muy cauteloso aunque también optimista. Eso sí, optimismo no debe significar jamás faltar al respeto al rival, exceso de triunfalismo y ausencia total de humildad.

PODEMOS. Si, sin duda que podemos, ahora posiblemente sea mucho más complicado, pero creo que este palo nos vendrá bien ... sino nadie se va a morir por que se repita lo de hace 4 años, y lo Korea-Japón, y el batacazo en Francia ... lo de toda la vida.

Un saludo!

Ariel dijo...

Muchas veces no es fácil lidiar con todo lo que se genera a partir de los grandes éxitos o el juego satisfactorio.

Vamos, España tiene un gran plantel y ha demostrado sobradamente tener herramientas para plantarse ante cualquiera. Un encuentro aislado no puede cambiar la historia, aunque debería servir para que algunos personajes acomoden sus neuronas.

Del equipo hacia afuera, la derrota importa poco y nada. Todo es cuestión de vender y elaborar "primicias". Si España hubiera ganado, Marca habría titulado "Rumbo a la historia" o "El primer paso del título".

Dados los acontecimientos, esos mismos titulares quedaron archivados en pos de pregonar una humildad que reina entre todos los españoles, excepto los periodistas.

No conozco un solo español promedio que crea que ir a Sudáfrica y traer la copa es un trámite. Los únicos que dicen pensar eso son los periódicos. Todos saben que las herramientas están disponibles pero que el camino es muy duro.

Del equipo hacia adentro, habrá que ver cómo repercute. Creo que va a ser hasta positivo, y que la Roja se va a sobreponer aprovechando la debilidad de Honduras.

El partido ante Chile será otro cantar, pero para ese entonces ya habrá tiempo para reflexionar.

Saludos a todos

Julio dijo...

Pues yo no creo que España haya sobeteado en exceso el balón. De hecho, con Luis se hacía bastante más. El sobeteo no lo indica el % de posesión, eso indica fundamentalmente que Suiza ha renunciado a tenerla, porque salvo unos pocos miuntos del primer tiempo que han presionado un poco, apenas han pasado del centro del campo en todo el partido.

Lo que ha faltado es remate y decisión para intentar el desborde en el primer tiempo, sobre todo, al llegar a los picos del área. Y centrar bastante mejor. A algunos centros no se ha llegado porque había poca presencia.

En lo individual, Villa ha estado nefasto, ha tirado muy pocos desmarques, Silva desacertado y Xavi muy marcado. El mejor, Xabi Alonso, partidazo el suyo.

A mi España me ha gustado bastante durante todo el partido. Ha cometido errores, y le ha faltado acierto, eso sí, pero sigo siendo igual de optimista con respecto a sus posibilidades.

He visto 11 de los 16 partidos de la primera ronda, y no recuerdo un equipo que haya generado tantas ocasiones de gol salvo Argentina. Ni siquiera Alemania, al menos mientras estaban 11 contra 11.

Y dejo para el final lo del árbitro, que para mi ha estado bastante mal, por ejemplo, en la aplicación de la ley de la ventaja y con las tarjetas. Por mucho menos he visto tarjetas en muchos partidos. A Villa le hicieron un penalti como una casa y el de gol de ellos es en fuera de juego. Debo ser de los pocos que lo vió en directo (donde lo vi éramos 20 y no sólo nadie lo vió sino que me miraban con cara de incredubilidad), aunque tras ver la repetición, eso sí. Reconozco que es un fuera de juego dificil de ver.

En todo caso, España no ha perdido por el árbitro ni por mala suerte, sino por falta de acierto. Igual se puede discutir la alienación o algunos cambios, pero yo creo que España ha hecho lo que debia hacer, y en líneas generales bastante bien.

Yo sinceramente no sé qué lección hay que aprender. No he visto signo alguno en los jugadores o en Del Bosque de falta de humildad, de ir sobrados o de falta de motivación. Que esto es un mundial y que cualquiera te puede ganar, mereciéndolo o no, es una obviedad. Me ha llamado la atención que mucha gente diga que ha sido una cura de humildad. No sé para quien.

Julio dijo...

Por cierto, dudo que Villa haya intentado centrar en esa jugada, simplemente ha chutado como el culo de mal, intentando una vaselina.

cityground dijo...

No hay que caer en el derrotismo ahora como tampoco había que caer en el triunfalismo que nos vende la penosa prensa deportiva, a jugadores y técnico los he visto con mucha humildad, espero no caigan en la ansiedad y sigan creyendo en si mismos, el equipo sigue siendo bueno pero no es invencible ni mucho menos.

Tener mucha posesión es algo muy bueno si creas oportunidades de gol, cosa que no ha pasado en la 1ª parte. A España le ha faltado movilidad arriba, gente que rompiera en el uno contra uno, demasiado fútbol control. Suiza defendió bien y se encontró con el gol. No veo bien ni a Villa ni Torres y eso es preocupante.

Como dice Garrincha nos hemos llevado muchos palos con la selección así que estamos acostumbrados pero este equipo se merece que sigamos confiando en el.

Ahora a pensar en Honduras, el Mundial no se lo regalan nadie.

Leo comentarios de gente extranjera que tiene bastante manía a la selección por los comentarios triunfalistas de la prensa deportiva española, no me extraña.

Ariel dijo...

@ Cityground:

Es exactamente a lo que me refería en mi comentario, sólo que has hecho más explícito el tema jeje.

No sé cómo se vivirá en otros países, pero aquí en Argentina la gente se ríe bastante de la prensa deportiva española, como seguramente se podrían reir allí si vieran las sandeces que se escriben por estos lares.

Para graficar la situación:
Un insoportable y extrañamente respetado periodista argentino de grueso volumen dijo el pasado domingo que Argentina había vivido en su debut un día "histórico".

Muestra fiel de un exagerado triunfalismo y deseos de subirse al carro vencedor cuanto antes.
¿Desde cuándo hacemos historia venciendo a Nigeria por la mínima y en un debut?

La prensa deportiva es desastrosa aquí y allá.

La diferencia la hacemos los que vemos más allá, los que estamos en contacto con el otro país.

Nadie que haya hablado conmigo podría creer que los argentinos nos sentimos en plenas facultades de ser campeones.
Como así también sé que la selección española ha mantenido el mismo perfil bajo que sus fanáticos. Sólo que la prensa, al igual que aquí, se encarga de buscar una imagen que vaya a saber qué atractivo comercial tiene.

Martín dijo...

La prensa deportiva española es terrorifica, sea hablando de la selección, de sus equipos (que son el madrid y el barcelona basicamente, el resto a veces dudo que sean "españoles", para "nuestra prensa"), de ciclismo, o de casi cualquier cosa. No soporto ver su desprecio por los contrarios (si hablas bien de los demas y les ganas, tu seras mejor, si hablas mal y encima pierdes...quedas a la altura del betún), su ignorancia, su fanatismo y su defensa a ultranza de cualquier dopado, si es acusado de ello por alguien de "fuera". Peca de un patrioterismo(que no patriotismo) asqueante y rancio, de una falta casi total de autocritica(cuando se critica a si misma suele hacerlo tirando basura hacia todos los lados, escurriendo el bulto y acusando a los demas de sus propios vicios y defectos).

Espero que las de otros paises no sea parecida(aunque no se, uno cree en la inmensa capacidad de los idiotas por sobresalir en todas partes).

C.S.R dijo...

Pasar el gafe a nuestros rivales AHORA TAMBIÉN ES COSA TUYA. Cardeñosa, el jugador fuera de lista de La Roja que anda repartiendo su Gafe, te ha preparado una aplicación en Facebook. Adivina de qué va... http://apps.facebook.com/cardenhosa