.

.

Nadie como La Saeta Rubia

En estos días estivales de poco fútbol y mucha juerga por la temporada estival muchos somos los que andamos más desconectados de la cuenta de nuestro deporte tras el bendito empacho mundialista. No hay demasiado de lo que hablar más allá de las rondas preliminares de las competiciones europeas o el mercado de fichajes, aunque mañana comentaremos algo sobre las semis de la Libertadores. Por ello, ya que no me gustan los homenajes póstumos pero sin ánimo de ser cenizo me gustaría rendir en vida mi humilde homenaje al que para mí ha sido el mejor jugador de todos los tiempos: el viejo Don Alfredo Di Stéfano Laulhé.

Ya todos conocemos su trayectoria, por lo que expondré las razones por las que creo que el bonaerense ha sido el gran número uno histórico. Básicamente por ser quien mejor ha entendido este deporte sabiendo canalizarlo para construir desde atrás con maestría y finalizar delante implacablemente. “Completo” es la palabra. No ha habido nadie que alcanzase esas cotas por más que Cruyff, que reconoció que el argentino era su ídolo de juventud, llegase a ser un magnífico heredero.

Podría aportar otros muchos argumentos como su facilidad goleadora, el abrumador carácter ganador del que hacía gala o lo gloriosa de su extensa trayectoria, aunque siempre habrá quien diga (y con cierta razón) que para ser el más grande debió haber hecho algo destacado en algún Mundial, sin embargo tampoco está mal conseguir que un club alcance las cotas que el Real Madrid logró gracias a él.

Pelé, Maradona, Garrincha y el ya mencionado Cruyff son reconocidos junto a La Saeta con más o menos unanimidad como los mejores de siempre, poker que algunos intentan ampliar con lustrosos cracks como Beckenbauer, Puskas, Platini, G.Best o Zidane entre otros. Siempre fui de la opinión que salvo casos concretos, cada uno ha destacado en una época, entorno e incluso torneos y momentos del fútbol diferentes, por lo que rara vez podremos llegar a ponernos de acuerdo acerca de quien ha sido el auténtico rey del balompié. Así, partiendo desde mi subjetiva visión de este deporte como un juego de equipo donde un gol anotado no es para el jugador sino para el colectivo, creo que Di Stéfano ha sido quien mejor ha desarrollado este concepto dentro de un terreno de juego, haciendo mejores a los suyos y dejando para los anales una actuación global de su carrera tan genuina como espectacular, que lleva a este servidor a considerarlo el más grande.

¿Qué opináis vosotros? ¿A quién consideráis el mejor y porqué?

2 comentarios:

xtaoth dijo...

Me descubro ante don Alfredo, pero creo que estos debates son algo estériles. Yo no le vi jugar, y no soy partidario de hacerme una idea de un jugador por la repetición de sus mejores momento, y más de los 'mitificados' de los que ya es imposible que nadie diga nada en contra.

Si por repeticiones fuese, me quedaría con 'Magico' aunque lo del concepto de equipo no cuadrase tanto con él, con eso lo digo todo ^^u. Si hablo de los que he visto, entonces me quedo con Ronaldo Nazario (más el de su primera época), porque nunca en mi vida he visto a nadie inspirar tanto miedo con el balón en los pies en cualquier parte del campo, o con Laudrup si quisiera tirar por el lado del equipo.

Pero eso es olvidarme de Pelé, DiStefano, Maradona, Eusebio y tantos otros, porque no los he visto en vivo (bueno, a Maradona si, cuando jugó en el Sevilla... pero mejor eso no lo cuento), y éstos aún tienen un pase a la eternidad gracias a la tele, porque hay tantos y tantos otros de los que sólo tenemos fotos (Zarra, Zamora, Sindelar).

Así pues, me gustan los homenajes... pero escoger el mejor jugador de todos los tiempos casi lo dejo para otros ^^u

Nahuel Bargas dijo...

Hola me gustó tu blog .Te invito a que leas el mio.Su nombre es Sentir el fútbol y su dirección es Bargasnahuel.blogspot.com
Participa en la encuesta para elegir el candidato a ganar el torneo