.

.

Penitencia académica

Dos de la madrugada europea. Cansado, llego a casa tras otro día de larga jornada laboral y algunas cervecitas con los amigos. El cuerpo solo me pide cama ya que es tarde, además que mañana madrugo para ir de nuevo al trabajo. Caigo en la cuenta. ¡Juega Racing! Racing de mi vida, de mis suspiros y mi alegría (casi siempre esporádica). ¡Que le den al curro! Salta la Acadé al Cilindro, no sé cuantas horas dormiré, pero del otro lado del charco me llegan sensaciones que emocionan mi corazón hasta un punto difícilmente explicable. Se escapa de la razón los motivos que me enaltecen cada vez que veo a esos 11 tipos de albiceleste defender el escudo académico.

Al descanso otra inesperada e injusta derrota, en esta ocasión ante Colón por 1-2. Un tanto nada más comenzar el choque y otro poco antes del descanso. Entre medias, Bieler igualó una contienda totalmente inclinada hacia el arco del Sabalero, pero que por el desacierto, las ansias y la gran actuación del meta Diego Pozo se hizo imposible remontar. Jugaron como hacía tiempo que no les veía. Los chicos estaban realizando un esfuerzo solidario, pleno en entrega y pasión, pero una derrota así solo se explica en este club.

Ahí claudiqué. Mi cuerpo no aguantaba más, por lo que me fui a la cama con la esperanza de levantarme esta mañana con la noticia de una nueva victoria de Racing. No pudo ser, Menottinto, otro académico atrapado por esta locura, me lo anunció sin querer en su twitter. Nueva
 
decepción, amor intacto e incluso en plena curva de crecimiento, pues a esta locura irracional llamada Racing, este perdedor con encanto, se le quiere más cada día.



Si, Racing es como quedar con esa novia que por las cosas de la vida apenas puedes ver cada cierto tiempo, pero cuya espera merece la pena más que nada en este mundo. Y yo sé que les veré en noviembre, que ahí estaré hinchando, alentando con todo y llorando, flipando (?) cuando la Guardia Imperial inunde la cancha de papelitos a la salida del plantel. Habré cumplido otro sueño vital, ¿qué más dará luego si ganan o pierden si los suyos los vamos a querer igual?

2 comentarios:

Fulltime Deportes dijo...

Racing!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Gustavo Torres dijo...

Amigo, habla Gutty :). Veo que no has perdido tu pasión por Rácing y que sigues ahí pese a los malos resultados recientes, sé que vendrán más recompensas.