.

.

Entrevista con Marco Pérez, jugador español del Wiener Sportklub (Segunda parte)


Segunda y última parte de la entrevista con Marco Pérez. Aquí la primera parte.

CF: En 2001 vuelves a Liechtenstein para jugar en el FC Vaduz, ahora en la Liga Nacional B, segunda categoría suiza. ¿Qué buscabas con la vuelta a tú país?
MP: Quería volver a casa. Mi época en Vaduz había sido una de las mejores. Y ahora venía de vivir muchas cosas negativas en el último año y medio. Todo me había salido mal.
CF: ¿Había cambiado mucho el club en las cuatro temporadas que estuviste fuera?
MP: El club era mucho más profesional. Había un estadio nuevo, nuevas infraestructuras. Y eso tiene que ver con la mentalidad de la gente de Liechtenstein. Son muy ambiciosos. Quieren conseguir mucho. Se profesionalizan rápidamente.
CF: Y tú, ¿habías cambiado?
MP: Mis principios no habían cambiado. En el tiempo que estuve fuera aprendí mucho de los malos momentos. Mi actitud sí que cambió.
CF: ¿Lo ves como un paso atrás en tu carrera?
MP: No, yo estaba muy mal. Más bajo no podía caer. Peor no me podía ir.
CF: ¿Era el objetivo principal el ascenso a la máxima categoría suiza?
MP: Al principio el objetivo era mantener la categoría, el equipo acababa de ascender. También el club estaba viviendo el cambio a la profesionalización y había que asentarse primero. Más tarde podríamos pensar en el ascenso. Yo tenía claro que si quería volver a jugar en lo más alto en Suiza tenía que ser jugando en Vaduz porque en Suiza nadie me quería por la mala fama que tenía.
La primera fase de la primera temporada (01/02) en Vaduz no fue muy buena y tuvimos que jugar la fase de descenso, pero hicimos una fase de descenso fantástica.
El segundo año (02/03) nos clasificamos para jugar la fase de ascenso. La jugaban los cuatro últimos clasificados de la primera categoría y los primeros 4 de la segunda categoría. Se jugaba una liguilla y normalmente los 4 mejores ascendían. Sin embargo esa misma temporada ascenderían solo dos porque se reducía la máxima categoría. Y acabamos terceros, así que no ascendimos.
En la temporada 03/04 cambió la reglamentación y el primero ascendía directamente y el segundo jugaba una eliminatoria de promoción. Quedamos segundos y perdimos en la promoción de ascenso. Recuerdo que los partidos de promoción de ascenso solían ser televisados. En uno de ellos, uno de los comentaristas, Vogel, comentó: “No entiendo porque Marco Pérez no juega en la máxima categoría”. Recuerdo que esa frase me dejó hecho polvo, me destrozó. Yo solo quería una oportunidad, una temporada en la máxima categoría. Y si en esa temporada no conseguía triunfar, lo dejaba. Pero por lo menos estaría tranquilo porque había tenido esa oportunidad. Eso es lo que aún me preocupa hoy en día y no deja de darme vueltas por la cabeza. A veces me despierto por la noche pensando que no tuve esa segunda oportunidad.
En la temporada 04/05 otra vez lo mismo, quedamos segundos y perdimos en el partido de promoción.
En mi quinta temporada en Vaduz las cosas no nos fueron bien y no luchamos en los puestos de arriba. Me ofrecieron renovar por dos temporadas pero ya no tenía ganas de jugar en la categoría ni en Vaduz. Quería dejar el fútbol o arriesgar e irme a otro sitio. No estaba motivado y no veía objetivos ni metas.
CF: Después te marchas a jugar a la liga regional austriaca, en concreto al SC Eisenstadt, un equipo que era colista con un solo punto tras 15 jornadas disputadas. ¿Qué te llevó a dar ese cambio de rumbo a tu carrera?
MP: Antes de llegar a Austria estuve a prueba en dos equipos italianos, dos equipos de la C1 y la C2, el Benevento Calcio y el U.S. Grosetto. Estuve a punto de fichar por el segundo pero por alguna razón que desconozco la cosa no salió. Después estuve a prueba en dos equipos de la liga regional alemana. Un día en cada equipo. Es algo que no volvería a hacer, ¡un día en cada equipo! Arriesgué mucho, pero, es que lo iba a dejar de todas formas. Después lo quise dejar completamente. No me interesaban ni Austria ni Suiza. Ambos son muy parecidos. Después, 3 días antes del cierre del plazo de fichajes del parón invernal me llegó una oferta del SC Eisenstadt austriaco, me ofrecían firmar ya un contrato. Yo no sabía dónde estaba Eisenstadt. Hubo tres cosas que me convencieron para fichar: la primera, que estaba al este de Austria, lejos de Suiza y Liechtenstein, la segunda que iban últimos y la tercera que estaba cerca de Viena, que no tiene nada que ver con Vorarlberg, en el oeste de Austria y al lado de Suiza. Mi idea era ir allí, descender y retirarme, con tres descensos. Para mí era un nuevo comienzo, en el extranjero.
CF: Sorprendentemente el equipo acabó salvándose del descenso. ¿Qué cambió para que un equipo que había logrado 1 punto en 15 partidos lograra la salvación, fueron solo los nuevos fichajes, o es que el estado de ánimo es tan importante en el futbol?
MP: En el mercado de invierno se ficharon a muchos jugadores, era un equipo completamente nuevo. Buenos jugadores con experiencia. Me sorprendió mucho que algunos jugadores estuviesen en ese equipo. Jugadores como Christian Schandl o Volkan Kahraman, este último internacional con Austria. En el primer entrenamiento me di cuenta que el equipo tenía nivel de Erste Liga (2ª categoría en Austria). Pero nunca pensé que conseguiríamos mantener la categoría. Empezábamos con un punto tras el parón invernal. Es como empezar la liga con varios meses de retraso.
CF: Esa milagrosa recuperación del SC Eisenstadt, ¿te reconcilió un poco con el mundo del fútbol?
MP: No, aún quería jugar en la Bundesliga. Eso es lo único que quería, seguía siendo mi objetivo. O en Segunda o Segunda B en España.
CF: ¿Por qué decidiste quedarte en Austria?
MP: Al poco tiempo de estar en Eisenstadt me di cuenta que todos los jugadores vivían en Viena e iban a entrenar y jugar desde allí, entonces a los tres meses me mudé a Viena. Y me gustó la ciudad. El año en el SC Eisenstadt había sido bueno y nos salvamos. Decidí quedarme, nadie me conocía aquí. Me gustó la Ostliga (grupo este de la liga regional austriaca). Es muy distinta a la liga regional suiza. La Ostliga es medio profesional medio amateur, la liga regional suiza es totalmente amateur. La Ostliga es una liga muy especial. Me gustó la ciudad de Viena y me llegaron dos ofertas de dos equipos de la ciudad con posibilidades de ascenso, el First Vienna y el Wiener Sportklub.
CF: Fichas por un clásico del fútbol austriaco, el First Vienna, ¿tienes buenos recuerdos de esa etapa?
MP: La primera mitad de la temporada fue muy buena. Los aficionados me acogieron muy bien. La segunda mitad de la temporada la cosa fue peor y no logramos ascender. Cuando solo llevaba dos meses en el equipo me ofrecieron la renovación. Yo les dije que esperábamos mejor hasta el verano. Pero ellos me mantendrían la oferta. Confié en ellos, en su palabra. Pero no mantuvieron la palabra. Acabé perdiendo el respeto por ellos. Como creí que no romperían su promesa mi novia dejó su trabajo en Liechtenstein y se vino a vivir a Viena. Ellos también sabían eso.
CF: Después fichas por el Sportklub, un rival tradicional de tu antiguo equipo, ¿cómo viviste ese cambio?
MP: Como antes comenté, antes de irme al Vienna había tenido conversaciones y ofertas también del Sportklub. Y tras fichar por el Vienna mantuve el contacto con el director técnico del Sportklub. Él siempre quiso que yo fuese allí. Tras no renovar por el Vienna, la cosa fue bastante rápida y fiché por el Sportklub.
CF: ¿Qué diferencias encuentras entre ambos clubes?
MP: La gente suele decir que ambos equipos son parecidos. Pero yo creo que eso no es así. Puede que los aficionados se parezcan, aunque los aficionados del Vienna son un poco más negativos. Creo que me adapto mejor al Sportklub.
CF: Cumples tu tercera temporada en el Sportklub, ¿qué has encontrado allí?
MP: El aprecio que me tienen, me valoran. Saben que tengo experiencia. Si sientes que tienen confianza en ti, te sientes como en casa. Es una de mis mejores épocas.
CF: ¿No se te queda algo pequeña la liga regional austriaca?
MP: Sí, pero por mi edad ya es difícil que llegue a otra categoría más alta. De todas formas la Ostliga es una categoría muy buena e interesante. Tiene buenos jugadores y sobre todo buenos jugadores jóvenes. Es una categoría única. Incluye equipos de Viena, Burgenland y la Baja Austria, son muchos habitantes. Cubre a muchos jugadores. En esa categoría puedes convertirte en alguien.
CF: ¿Has recibido ofertas de clubs de superior categoría?
MP: No.
CF: ¿Será el Sportklub tu último equipo?
MP: Creo que aún puedo jugar 3 o 4 años. Pero en la Erste Liga solo jugaría con el Sportklub. Y de la Bundesliga no recibiré ninguna oferta.
CF: ¿De qué equipo eras de pequeño?
MP: De pequeño era del Real Madrid. Pero ahora me encanta como juega el Barcelona. Solo me interesa el fútbol español. También soy de la selección española. El fútbol español es mi fútbol.
CF: ¿Quién era tu jugador preferido?
MP: Maradona. También Zidane y Stoichkov. Muchos jugadores de esa generación.
CF: ¿Y jugadores de ahora?
MP: No hay jugadores con carácter, como los había antes.
CF: ¿Sigues el fútbol español?
MP: Si.
CF: ¿Qué esperas de tus próximos años como futbolista?
MP: Quiero ser un ejemplo. Quiero ayudar. No quiero que otros jugadores cometan los mismos errores. También quiero dar todo mientras siga jugando. No quiero ser como algún jugador veterano que sigue por inercia solo por el dinero. Quiero dar todo en el campo.
CF: ¿Qué diferencias hay entre el fútbol suizo y el austriaco?
MP: El fútbol en Suiza es más táctico y técnico.
CF: ¿Cuándo comenzaste tu carrera, cuál era tu sueño?
MP: Quería jugar en Primera en España. También quería jugar una vez con la selección española.
CF: ¿Cómo se valora en el extranjero el futbol español, tanto de clubes como de selección, ¿qué te comentaron sus compañeros cuando España gano el Mundial?
MP: Yo veo las diferencias que tiene el fútbol español con el fútbol de otros países. Pero creo que fuera de España no todo el mundo las ve. Mis compañeros no me comentaron muchas cosas después del mundial. Yo me siento campeón del mundo y creo que todos los españoles se deberían sentir también campeones. Hay que disfrutarlo. Creo que la pasión con la que se vive el fútbol en España ha sido fundamental para los últimos éxitos de la selección nacional.
CF: Te he visto jugar en varias ocasiones, la última el 1 de octubre contra el filial del Admira. Me he fijado que prácticamente no pierdes ningún balón y que estás siempre muy bien situado, ¿cómo te definirías tú como futbolista?
MP: Es correcto. Yo intento ser así en el campo. Mi ejemplo es el fútbol español, pero no tengo compañeros que jueguen de esa forma. Por lo tanto tengo que hacer una mezcla. Intento transmitirles a los jugadores jóvenes que tienen que jugar sin miedo, tienen que arriesgar. Pero es difícil cambiar el modelo de juego. Les digo cosas positivas y cosas negativas. Cuando les digo cosas negativas es para ayudarles.
CF: ¿Si pudieras cambiar algo en tu carrera, que sería?
MP: Quizás si tuviera hijos lo habría hecho distinto. Creo que si estuviese en la posición de mi padre hubiese arriesgado y hubiese llevado a mi hijo a España con 12-13 años. Si mi sueño era jugar en España, hubiese arriesgado y hubiese ido a España. Nadie viene a Liechtenstein a buscar a un jugador. No es ninguna crítica y eso lo digo a posteriori.
CF: ¿Juegan los representantes un papel importante?
MP: Si.
CF: ¿Más positivo o más negativo?
MP: Quizás más negativo. Pero para algunos jugadores positivo.En el fútbol son importantes los contactos. Un futbolista es una mercancía, un producto que hay que saber presentar bien.
CF: ¿Qué te gusta hacer cuando no juegas al fútbol?
MP: No tengo mucho tiempo. Tengo un perro, paso bastante tiempo con él. A veces juego al tenis. En vacaciones me gusta mucho viajar, viajo mucho, me interesa el mundo, la gente, como son. La vida es emocionante. Para mi vivir no es ningún castigo, es un premio.
CF: ¿Trabajas en alguna otra cosa? ¿En qué?
MP: Ahora trabajo a media jornada en un banco. Bueno, es más que media jornada, digamos un 80%. Lo hago porque la liga no es profesional. El esfuerzo de compaginar todo es muy grande pero estoy contento de hacerlo.
CF: ¿Qué te gustaría hacer una vez te retires?
MP: Buena pregunta. Podría ir por dos direcciones.Me gustaría tener un trabajo normal. En marketing o en dirección.También me gustaría hacer algo relacionado con el deporte: ojeador, coordinación de categorías inferiores, dirección técnico o en la dirección del equipo.No me apetece ser entrenador. Me parece demasiado arriesgado. No tengo buenas experiencias. Además, no llegué a lo que quería. No quiero volver a arriesgar todo por el fútbol. Entrenar en las categorías inferiores sí que lo podría hacer, pero de momento no.


Enlaces de interés:
Resumen del
partido entre Liechtenstein y Alemania, disputado el 4 de junio de 1996 en Mannheim: primera parte y segunda parte. Gol de Marco en el minuto 4:55 del segundo vídeo.

Wiener Sportklub.

Transfermarkt.

Ostliga.

Foto de la página oficial del Wiener Sportklub. Me olvidé por completo de hacerle una foto a Marco durante la entrevista.

1 comentario:

Julio dijo...

Muy chulas las entrevistas. Enhorabuena al autor y a Marcos, que ha parecido muy buen tipo, con los pies en la tierra, y la cabeza muy centrada.