.

.

Maguncia te enamora


He de admitirlo: el que la sigue la consigue. Así me ha enamorado el 1.FSV Mainz 05, a base de entusiasmo, de detallazos, de engancharte con partidos preciosos como el de hoy en el que han vencido 4-2 al Hoffenheim.

Hasta ahora venía escuchando maravillas sobre ellos. Veía resúmenes, escuchaba sus gestas y tenía ganas de comprobar de lo que eran capaces estos chicos (no es un decir, son un equipo de base muy joven), algo que finalmente he podido hacer en el mencionado encuentro.

No me las daré de erudito porque con este modesto Mainz ni puedo ni lo pretendo, los desconozco demasiado. Sin embargo anotaré lo que me ha gustado de ellos además de algunas curiosidades que he conocido como la presencia en plantilla de Haruna Babangida, por ahora casi inédito.

El técnico Thomas Tuchel, a diferencia de lo que hace su tocayo homónimo Schaaf en el Werder, hace que su equipo presione arriba con insistencia pero sin caer en el harakiri defensivo de los hanseáticos. Mejoran la fórmula sin estúpidos sacrificios defensivos, cosa que les demostraron en Bremen recientemente al derrotarles por 0-2. También lo sufrió el Bayern la semana pasada en el Allianz, cediendo por 1-2 tras no ser capaces de meterle mano a una defensa que encajó su gol en propia meta debido al desentendimiento entre un defensor y el arquero.

Hoy concedieron dos tantos, sí, aunque uno de ellos de tiro libre (golazo del islandés Sigurdsson), contrarrestando con otros cuatro de diversa factura. Combinando entre los puntas a gran velocidad anotó Allagui el 1-0 a pase de Szalai cuando el público apenas estaba tomando asiento. La operación se repitió nada más regresar de vestuarios, siendo esta vez el húngaro el receptor de la asistencia de Holtby. El propio Lewis Holtby (de padre inglés) hizo una maniobra memorable en la banda para dejar por los suelos a un rival y anotar con algo de fortuna el tercero. Un penal convertido por Schürrle sentenciaría la contienda para uno de los choques más divertidos que recuerdo en los últimos tiempos.



Así, el Mainz suma 7 victorias en otros tantos encuentros, hito histórico para la entidad que iguala un récord nacional en posesión de Bayern Munich (95-96) y Kaiserslautern (01-02), ocasiones ambas en las que el campeón acabaría siendo … el Borussia Dortmund (sí, el equipo de este que escribe).

Sea como fuere, ojalá no le suceda como al propio Hoffenheim hace dos campañas, cuando llegó en punta al periodo navideño para acabar en mitad de la tabla. Ojo, lo hecho ya es un éxito, pero lo que se puede venir para un club de esta enjundia que jamás ha ganado nada (su mayor logro fue jugar la UEFA en 05/06) es algo con lo que posiblemente hasta hace muy poco sus hinchas no se permitían fantasear. Ahora, al menos, se han ganado el derecho a soñar aunque el camino será duro y pedregoso. Por lo pronto, ya están en nuestros corazones y continuaremos su seguimiento así como el resto de la apasionante Bundesliga (mañana nada menos que un B.Dortmund-B.Munich y un B.Leverkusen-W.Bremen).

1 comentario:

cityground dijo...

No se si durara mucho lo del Mainz pero esta siendo lo mas destacado en Europa, ganar en Munich o Bremen no lo hace todo el mundo.

Me recuerda mucho al Hoffenhein de hace dos temporada que empezó como un tiro con un futbol muy ofensivo luego bajo en la 2ª vuelta.

Tremendo lo de Szalai que hace un año estaba en 2ªB.