.

.

Apretado final de temporada en Austria

Cuando faltan siete jornadas para el final de la temporada en Austria las cosas no están nada claras en la parte alta de la clasificación. Tras la disputa de la histórica vigesimonovena jornada (todos los equipos locales perdieron sin anotar ningún gol), los primeros cinco clasificados de la Bundesliga se encuentran situados en seis puntos y hasta siete equipos mantienen opciones matemáticas de alzarse con el título de liga. La clasificación actual está encabezada por el Austria Viena que aventaja en un punto al Sturm Graz, en tres al Red Bull Salzburgo y al SV Ried y en cinco al Rapid Viena. También con opciones al título se encuentran a ocho puntos el Wacker Innsbruck y el SC Wiener Neustadt. Por la parte baja, el LASK Linz ocupa la última posición y se encuentra a 9 del SV Mattersburg. El único equipo que se encuentra en tierra de nadie es el Kapfenberger SV, que es de esperar que centre todos sus esfuerzos en clasificarse para la final de la Copa de Austria. Aún tiene opciones matemáticas de descender, pero estas son mínimas. Antes de proseguir analizando lo que nos espera en Austria en las próximas semanas recordaré que el campeón austriaco se clasifica a la fase previa de la Liga de Campeones, mientras que el segundo y el tercero lo hacen a la Europa League. Únicamente el último clasificado desciende de categoría.


Se trata de una temporada histórica en Austria por la cantidad de equipos que aún tienen opciones de hacerse con el título. No recuerdo un final de liga tan apretado y con tantos candidatos ni en Austria ni en ningún otro país. Para hacernos una idea, comparemos esta temporada con la precedente: a estas alturas de competición el Red Bull Salzburgo lideraba la tabla tras la jornada 29 con 6 puntos sobre segundo, 9 sobre el tercero, 17 sobre el cuarto y 28 sobre el quinto. De manera similar, hace dos temporadas el Red Bull Salzburgo aventajaba en 23 puntos al quinto clasificado a estas alturas de la competición.


El líder de la competición, el Austria Viena, no se encuentra en su mejor momento tras caer estrepitosamente en cuartos de final de la Copa contra un equipo de la Erste Liga, el Austria Lustenau. El 0-4 encajado contra el tercer clasificado de la segunda categoría, además de demostrar el bache que atraviesa el equipo entrenado por Karl Daxbacher, puede dañar psicológicamente al equipo. Después de reanudarse la competición tras el parón invernal el equipo violeta encadenó una gran racha de resultados consiguiendo 13 puntos de 15 posibles. Sin embargo, tras conseguir un solo punto en dos enfrentamientos directos contra Rapid y Red Bull Salzburgo y producirse el parón por los partidos de las selecciones, el equipo se desinfló y en las dos últimas jornadas empató contra Kapfenberg y perdió contra Mattersburg, dos equipos de la zona baja. Esta semana les espera una dificilísima visita a Ried, territorio tradicionalmente difícil para los equipos visitantes. Y en cuanto a los partidos más importantes del resto del calendario: el equipo violeta viajará el 11 de mayo a Graz, el 14 recibirá la visita del Wacker Innsbruck y terminará la competición con el derby en el Hanappi contra el Rapid y recibiendo al Red Bull Salzburg en la última jornada. Le espera un calendario muy difícil en el que se enfrentará a sus cuatro más directos rivales.


El Sturm Graz, segundo a un punto del primero ha realizado una buena segunda parte de temporada pero viene de sufrir un serio correctivo tras perder en casa 0-3 contra el Red Bull Salzburg. En las próximas dos jornadas se enfrentará a dos de los equipos de la parte baja y le faltan dos enfrentamientos directos contra alguno de los cinco primeros, el 8 de mayo en Ried y el 11 contra el Austria Viena en Graz. En la penúltima jornada viajarán a Wiener Neustadt y cerrarán la liga contra el Wacker Innbruck en casa.


El Red Bull Salzburgo ha realizado una pobre temporada, sobre todo comparándola con las anteriores y la superioridad mostrada en alguna de ellas. Las expectativas creadas sobre el equipo habían sido otra vez muy grandes pero las cosas no han salido bien y algunos de los fichajes como Zárate y sobre todo Boghossian no han dado el rendimiento esperado. Sin embargo, la igualdad de la competición ha mantenido al equipo de las bebidas energéticas en la lucha por el título. Tras la decepcionante temporada, el club prescindió el pasado 8 de abril de los servicios del entrenador Huub Stevens y del director deportivo Dietmar Beiersdorfer. El sustituto es el también holandés Ricardo Moniz. El equipo de Salzburgo se enfrentará al Rapid el 1 de mayo y terminará la liga recibiendo al Ried y viajando a Viena para jugar contra el Austria. La buena noticia para el equipo de Salzburgo es que desde hace 7 jornadas vuelve a contar con el portero sueco Eddie Gustafsson, que se lesionó al final de la pasada temporada.


El SV Ried es el único de los cinco primeros que nunca ha ganado un campeonato de liga, es también el equipo con el estadio más pequeño de la categoría, que por otro lado, podría conseguir meter a casi el 70% de los habitantes del pequeño pueblo de la Alta Austria. El equipo de los españoles Nacho, Iván Carril y Guillem realizó una gran temporada antes del parón invernal, consiguiendo incluso el título honorífico de campeón de invierno. Sin embargo, tras la reanudación de la competición han pegado un bajón espectacular y han conseguido solo 10 puntos de 30. Gracias a la victoria conseguida la semana pasada en Wiener Neustadt se han vuelto a meter de lleno en la lucha por el título. Recibe al Austria Viena en la próxima jornada y recibirá en casa al Sturm Graz el 8 de mayo y al Rapid el 14. En la penúltima jornada viajarán a Salzburgo y cerrarán la competición recibiendo al Kapfenberg.


En el Rapid Viena las aguas bajan un poco revueltas tras la destitución del entrenador Peter Pacult el pasado 11 de abril. El presidente del equipo blanquiverde perdió su confianza en el entrenador vienés tras haber sido visto éste en un Heuriger con Didi Mateschitz. Los rumores del posible fichaje de Pacult por el Red Bull Leipzig, no desmentidos tajantemente por Pacult, llevarón a los dirigentes del Rapid a prescindir de sus servicios. En la actualidad Zoran Barisic ocupa el puesto interinamente. El Rapid tiene que recibir al Red Bull el 1 de mayo, viajará a Ried el 14 y en las dos últimas jornadas recibirá al Austria Viena y viajará a Linz. El Rapid Viena tiene la importante baja del centrocampista internacional por Austria Veli Kavlak que fue operado de la rodilla a principios de marzo.


Aunque creo que las opciones de ser campeones son mínimas no habría que descartar al Wacker Innbruck de Iñaki Bea y Carlos Merino y al SC Wiener Neustadt que se encuentran a 8 puntos del líder.


En la lucha por la permanencia todavía no está todo dicho. El LASK de Tenesor, Ruano y Rubén López parecía estar descendido hasta que se produjo un cambio en el banquillo. La llegada de Walter Schachner ha mejorado sensiblemente el rendimiento del equipo y en la próxima jornada se enfrentan a su rival por evitar el descenso, el Mattersburg. Una victoria del equipo de Linz reduciría la ventaja a 6 puntos. El LASK tiene la sensible baja del canario Aridane Tenesor, que no podrá volver a jugar en lo que resta de temporada.


Erste Liga


En la Erste Liga, tras el ascenso del Wacker Innsbruck la temporada pasada, parecía claro que el ascenso se lo jugarían este año el Admira y el Altach de Tomi, Yeray Ortega y Cabrera. Y así ha sido durante toda la temporada. Ambos equipos ocupan las dos primeras posiciones desde la cuarta jornada. El Admira llegó al parón invernal como líder con tres puntos de ventaja sobre el Altach. Tras el descanso el Admira venció sus cinco primeros partidos pero desde que cayó en casa contra el First Vienna (colista en aquel momento), el aún líder ha conseguido solo un punto de doce posibles. Gracias a la mala racha del Admira, el Altach, que tampoco se encuentra en su mejor momento, ha logrado ponerse a solo dos puntos del líder. Ambos equipos se enfrentarán el próximo lunes en Maria Enzersdorf.


En la lucha por el descenso hay cinco equipos implicados. El Gratkorn es colista y ocupa el puesto de descenso directo con 27 puntos, el First Vienna ocupa el puesto de promoción con los mismos puntos y fuera de los puestos de descenso están el Hartberg con 33 puntos, el FC Lustenau con 34 y el SV Grödig de Jonathan Carril con 35. De los equipos implicados hay que destacar las fenomenales rachas que han encadenado el Hartberg y el First Vienna. El Hartberg lleva ahora cinco jornadas sin perder y el Vienna ha conseguido 9 de los últimos 12 puntos que le han valido para abandonar el puesto de colista, puesto que ocupaba desde la decimoctava jornada. Hay que destacar también la desastrosa racha del ahora colista, el Gratkorn que ha conseguido solo 6 de los últimos 30 puntos.


Copa de Austria


En cuanto a la Copa de Austria, las semifinales se disputarán a partido único. El 3 de mayo se enfrentarán Ried y Rapid Viena en casa del primero y el 4 de mayo Kapfenberger SV y Austria Lustenau medirán sus fuerzas en Kapfenberg. La final se disputará el 29 de mayo.

1 comentario:

cityground dijo...

Buen artículo, final sorpresa en la Copa entre Ried y el Austria Lusteanu que es de 2ª.

Espero que el First Vienna se salve del descenso en la Erste Liga.

En 1ª me da igual porque casi no tiene opciones el Rapid.