.

.

Champions League CAF: el otro Chelsea sigue asombrando

Berekum Chelsea, la sensación del torneo
Aquello de “no hay fútbol en verano” nunca lo entenderé. Oiga, o a usted solo le gustan dos o tres campeonatos o no le acaba de gustar el fútbol. O quizás no esté tan enfermo como yo. Hubo Eurocopa, hay ligas nórdicas en Europa, la MLS estadounidense, el siempre apasionante Brasileirao y también la no menos exótica y llamativa Champions League de la CAF, la versión africana de la Liga de Campeones, un torneo precioso que siempre merece la pena seguir. 

Este año varios de los mejores históricos del continente se han plantado en la fase final de grupos con el objetivo de reeditar sus viejos éxitos. Los archirrivales egipcios Al Ahly y Zamalek así como los congoleños TP Mazembe-Englebert, vencedores de siete de las ediciones de lo que llevamos de siglo y los tres máximos aglutinadores históricos de la copa, coinciden en un Grupo B en el que la sensación está siendo el Berekum Chelsea

Inspirados por el club inglés, los ghaneses nacieron hace solo 12 años, logrando su primera liga en 2011. Tras superar al LISCR liberiano en primera ronda sorprendieron goleando inmisericordemente al Raja Casablanca marroquí. Finalmente, otro bombazo superando al Cotonsport camerunés les dio el acceso a la fase de grupos. No contentos con ello, el fin de semana derrotaron al poderoso Zamalek en un vibrante partido. 

Precisamente fue ese encuentro en el Ohene Djan Sports Stadium de Accra donde echó a rodar la fase decisiva del torneo africano. Zamalek, que buscaba recuperar la gloria perdida los últimos años, está dirigido por Hassan Shehata, técnico de la selección egipcia tricampeona de África que tan buen fútbol desarrolló entre 2006 y 2010. Con Shikabala apartado del equipo por indisciplina, las sanciones de Ahmed Hassan y Omotoyossi no les facilitaban las cosas, pero pese a todo se adelantaron con un gol del burkinés Abdoulaye Cissé, aunque antes de la media hora Emmanuel Clottey equilibraba el marcador. Una vez más anotaba Cissé, firmando un doblete en su debut con Los Caballeros Blancos. Pero nada más regresar de vestuarios de nuevo firmaba Clottey las tablas. Para culminar, el propio Clottey, máximo goleador en la fase de clasificación, firmaba un hattrick en el descuento que otorgaba al Berekum Chelsea su primera victoria.

               

La illusion del cuadro ghanés, que sueña con emular a los míticos Asante Kotoco o Hearts of Oak, sigue viva tras batir al tercer gigante continental en lo que va de campeonato, aunque les queda mucho por remar para alcanzar un puesto en semifinales. Entre sus otros dos rivales Al Ahly también venció 2-1 a Mazembe-Englebert con un tanto en el descuento de Gedo, salvando los muebles en un partido en el que tomó ventaja muy pronto pero que tras perdonar varias veces la sentencia su contrincante, con un hombre menos, les había igualado en la recta final. Una gran internada del carrilero Sayed Moawad en los instantes finales permitió a Gedo anotar in extremis el gol de la victoria. 

Mientras tanto, en el grupo A las victorias a domicilio de los dos grandes tunecinos parecen esclarecer mucho el panorama. Un solitario gol culminando una jugada de estrategia obra del centrocampista Aymen Belaid en los primeros compases del choque fue suficiente al Étoile du Sahel para arrancar los tres puntos en su visita al ASO Chlef argelino. Por su parte, el Espérance machacó en la primera parte y luego se echó a dormir. Primero, una fantástica jugada de Harrison Afful permitió a Youssef Msakni abrir el marcador. Luego, el talentoso punta camerunés Yannick N’Djeng definió desde la frontal como los ángeles para cerrar el partido. 

El viernes de la próxima semana el Espérance recibirá al Chlef mientras el Étoile du Sahel hará lo propio al día siguiente ante el Sunshine Stars. En caso de aprovechar la localía los equipos tunecinos dejarían encarrilada la clasificación a semifinales. En cambio el Grupo B se jugará al completo el domingo, con el Mazembe-Englebert recibiendo al Berekum Chelsea mientras Zamalek y Al Ahly se batirán en una nueva edición del apasionado clásico egipcio.