.

.

Momentos del fin de semana

Son Heung Min, verdugo del Borussia Dortmund
El recién acabado fin de semana ha vuelto a ser grandioso en cuanto a grandes encuentros a nivel global, con grandes clásicos en varios campeonatos, victorias y tropiezos inesperados y una enorme cantidad de detalles que merecen la pena de lo que ha vuelto a ser una maravillosa jornada futbolera. En las próximas líneas apuntaré en unos breves lo que más me ha llamado la atención de estos días: 

¿Un Borussia Dortmund en vías de ‘Arsenalizarse. Son un equipo divertido, cuya idea es dominar el partido a partir de la posesión del balón aunque con ataques a veces tan desbocados que llegan a caer en el desorden, algo que acaba pagando muchas veces como conjunto. Gustan pero corren el riesgo de acabar cayendo en la intrascendencia, especialmente a nivel europeo. Ahora que el Bayern parece haber despertado definitivamente de su letargo a los hombres de Jürgen Klopp les va a costar mucho repetir los recientes éxitos a nivel local. Hamburgo fue otra prueba de ello, donde los errores atrás más una cantidad ingente de ocasiones desperdiciadas en la media hora final dieron como resultado un 3-2 preocupante. Aunque también es cierto que el Borussia no suele empezar bien las campañas pero las finaliza como un tiro.  

Emotividad a flor de piel en Anfield una vez más, esta vez con el homenaje definitivo del público scouser en recuerdo de las 96 víctimas de Hillsborough. El Liverpool quiso honrarlos también sobre el césped pero no pudo con un Manchester United que se llevó el duelo con polémica pero al que no vence en casa desde hace 6 años, quedando antepenúltimos tras cinco jornadas con apenas dos puntos. Los ‘reds’ no firmaban un inicio de campeonato tan malo desde hacía décadas, habiendo saboreado la victoria únicamente en Europa League ante rivales tan “potentes” como el Gomel bielorruso, el Hearts escocés y el Young Boys suizo. Problemas para Brendan Rodgers, cuyo globo se deshincha tras apenas un par de bocanadas de aire. 

• Con la Juventus prosiguiendo su paso firme los clubes de Milán siguen dando vergüenza ajena. El Inter cayó en casa, prolongando la leyenda negra de un San Siro en el que ya ha disputado cinco encuentros oficiales sin victoria alguna. Un equipo desalmado, sin ideas ni recursos más allá de colgar balones laterales al área cayó 0-2 ante un Siena que llegaba (y sale) colista a la capital lombarda al que el triunfo sabe a gloria. Al Milan tampoco le fue mejor: 2-1 en Udine y Allegri más fuera que dentro tras ocupar la decimoquinta plaza con un triunfo y tres derrotas en lo que llevamos de Serie A. 

• De la jornada española apenas vi el tramo final del Athletic-Málaga. Me disponía a ver el Rayo-Real Madrid, por lo que no puedo juzgar nada sobre ningún partido en particular de la bien llamada Liga de las Estrellas, que es lo que vimos anoche en el cielo de Vallecas cuando algún enamorado de las mismas decidió que no debían encenderse los focos del estadio rayista. Y como siempre nos quedamos con cara de tontos mientras asistimos anonadados al ridículo generalizado de un campeonato de pacotilla que siguen intentando vendernos como “la Mejor Liga del Mundo”. ¡Y un huevo! 

• Cruzando el charco se hace inevitable darse una pasada por el Monumental para visitar a un River que sigue en problemas. La derrota ante Racing de Avellaneda (una de cal, otra de arena) complica aún más una situación de por sí ya difícil para Almeyda, que ayer tuvo que desmentir los rumores de renuncia al abandonar el estadio. El conjunto millonario sigue mostrándose endeble, sin una idea definida de juego y fácil de encarar para unos rivales a los que no hace tanto encarar esa mítica zamarra era sinónimo de tormento. Queda mucho, pero River está en descenso directo

• En Brasil la jornada volvió a ser apasionante. Fluminense poco a poco sigue distanciándose, Flamengo toma aire en su huida de la quema, Seedorf sigue haciendo magia sobre el gramado del Engenhão… ¿y Atlético Mineiro? Perdido en su melancolía, y quién lo iba a decir, añorando a Jô Alves. Equipo agradable de ver, especialmente por la calidad que atesoran Bernard y Ronaldinho, cuando éstos dos están tan sobremarcados como anoche (algo que empiezan a hacerles cada vez más sus rivales) a sus compañeros les cuesta mucho generar juego. Un recurso habitual es el balonazo largo, casi siempre por parte del central Réver, algo que con Jô arriba suele funcionar al ganar muchas segundas jugadas por su envergadura y ser capaz de generar peligro por sí mismo. Con la lesión de su delantero centro y sus artistas vigilados, al Galo le costó una barbaridad imponer su ritmo, favoreciendo a un experto Grêmio donde los Gilberto Silva, Zé Roberto y Elano impusieron su veteranía en el centro del campo. Ya a cuatro puntos del Fluzão pero aún con un partido menos, comienza el tercio final del Brasileirão, donde cada punto perdido por el camino tiene difícil retorno, más aún tras 41 años esperando por un título que cada fecha se complica un poco más. 

• No quería cerrar sin hacerle un guiño a uno de mis clásicos favoritos. El fútbol colombiano vive un nuevo auge gracias al gran momento por el que pasan los Falcao, James Rodríguez, Valencia o Macnelly Torres, algo que se extiende a una selección que vence y entusiasma. Y aunque parezca difícil, aún quedan perlas por explotar en su patria (como el propio Macnelly o Teo Gutiérrez) que cada partido nos enamoran un poco más de su balompié. El sábado se enfrentaban Santa Fe, vigente campeón, ante Millonarios de Bogotá, rival encarnizado, vecino y aspirante que va para un cuarto de siglo sin coronarse. El duelo tuvo momentos de excesiva tensión, acabando ambos contendientes con 9 hombres sobre el césped. Pero también se vieron grandes jugadas y emociones fuertes en un partido que acabó llevándose el cuadro Embajador (que el jueves jugará ante el Real Madrid por el trofeo Bernabéu) por 1-2 gracias a un golazo de Mayer Candelo en el descuento. Vean el resumen, merece la pena:

                       

• ACTUALIZACIÓN: Imperdonablemente olvidé el clásico ucranio entre Shakhtar Donestk y Dynamo de Kiev, esta vez en 32avos de la copa nacional. El cambio de competición no alteró el panorama habitual en el que los mineros vienen derrotando una y otra vez al otrora poderoso conjunto capitalino. Si hace tres semanas el Shakhtar se impuso 3-1 en el duelo liguero, anoche goleó por 4-1 a su máximo rival, apeándolo de la copa y dejándolo tan tocado que se rumorea que su técnico Yury Semin podría renunciar en las próximas horas. Los de Donestk han comenzado la campaña como un tiro, con pleno de victorias (nueve de nueve) en liga, machacando por doquier al Dynamo y venciendo en el debut de Champions. Que se anden con ojo Juventus y Chelsea, porque estos van en serio.

5 comentarios:

xtaoth dijo...

Dita sea... por una vez que el Mallorca está ahí arriba y resulta que van en vallecas y nos sabotean lo de la mejor liga del mundo... nch! Primero lo de la uefa y ahora esto! Villarato!

Garrincha dijo...

Toda la razón. Lo del Mallorca, Caparrós, Hemed, Pina, etc... es memorable,¡si hasta marca Arizmendi! Lástima la lesión de Márquez. Creo que este año os toca disfrutar, ojalá sea así toda la temporada ;)

Anónimo dijo...

Hola Garrincha, Antes que nada daros mi más sentida enhorabuena por este rincón que tenéis aquí montado. Muchas gracias. Volviendo un poco al tema del post anterior una pregunta, ¿Qué le pasa al Calcio?

Garrincha dijo...

@Anónimo

Disculpa, se me había pasado contestarte. Y muchas gracias por tus palabras, ayudan a seguir adelante :)

Pues les pasa que han sobrepasado el límite de pésima gestión de nuestra propia liga, que de por sí ya es difícil. Los clubes están muy 'abandonados', no aprovechan ciertos recursos atípicos para equilibrar cuentas, en las gradas mandan unos hinchas que para decirlo suavemente tienen un perfil bastante más duro, bastante diferente a aquel que copaba los estadios hasta finales de los 80/inicios de los 90.

Por otro lado la mayoría de estadios están muy anticuados, no ejecutando reformas o nuevas obras en la gran mayoría desde el Mundial del 90. Precisamente la Juventus ha dado un salto no solo en innovación, sino en múltiples ganancias con su nuevo estadio, algo de lo que adolecían en Delle Alpi, que tenían alquilado al ayuntamiento turinés. Lo mismo quiere hacer el Inter, cuyo estadio en teoría estaría listo para 2014 o 2015, aunque por ahora el plan está en fase embrionaria.

Saludos!!

Iker dijo...

buen post