.

.

La hora de las reivindicaciones

Supongo que para muchos, de los que creen que el fin justifica los medios, al menos en el mundo del fútbol, y que los resultados lo son todo, antes que el juego o la “idea” (y tengo que admitir honestamente que creo que en este sector entra, llegado el momento, la inmensa mayoría de la gente…incluido yo), la victoria de hoy supone, o debe suponer, la reivindicación de todos sus protagonistas, al igual que la derrota hace dos años en octavos frente a Francia, con un equipo no demasiado diferente, supuso la “condena” de los “autores” del delito.

Es la hora, para ellos, de que se pida perdón, (entre los mas fanáticos, de exigir pedir perdón), por parte de quien no confiaba en esta selección (algo que vuelve a incluir a muchísima gente, incluida a mi, a pesar de que me tocara defender que si, que podíamos en el debate sobre el tema que hicimos en el Café). Y de paso, para otros con cierto pensamiento algo vengativo (por otro lado, posiblemente igual de vengativo y rencoroso de los fanáticos de la idea contraria, que habrían saltado sin duda en el caso contrario con el discurso opuesta), el momento de meterse con esos jugadores que tantas páginas hicieron correr con su ausencia (Raúl y Guti como casos más comentados).

Esto, que es sin duda ventajismo (mas que nada porque observada la escasa confianza de la mayoría de la gente en la “Roja”, muchos de lo que dicen ese tipo de cosas, hace no demasiado tiempo formaban parte de la legión de pesimistas), voy a enfocarlo de otra forma.

No, no voy a decir que la única diferencia entre esta selección y la del mundial de Alemania es que allí perdimos y aquí ganamos, relativizando el concepto de la victoria, como le gusta hacer a ciertos idealistas de la pelota(porque es como decir que la única diferencia entre un cadáver y tu es que el esta muerto y tu vivo…es cierto, pero a la vez es idiota), y que la suerte sin duda influyo(de esto si estoy convencido, pero no en el sentido de que España gano por suerte, que no lo creo, sino de que si tienes mala suerte, jamás ganaras una competición…y la historia del fútbol esta llena de grandes equipos que merecieron el triunfo pero no lo lograron…).

No, no voy a restar un ápice de justicia a la victoria española. Al contrario, lo que quiero hacer, ahora, es acordarme de los componentes de la selección, de los que triunfaron, pero no desde el ventajismo, porque yo no les tenia excesiva confianza, lo reconozco, ni desde la humillación (porque tampoco les maldije precisamente cuando fueron derrotados por Zidane y compañía), sino desde el respeto, al deber cumplido y a las cosas bien hechas. Ahí va eso… (Y no, hoy no es día de criticas negativas, así que no esperéis ninguna, al menos consciente…eso otro día).

Y empezamos por los porteros…quiero centrarme en Casillas…el gran capitán de la selección. Aunque se trate de uno de los jugadores mejor valorados y tratados (a veces para mi algo excesivamente, como cuando muchos hablan de el como el mejor del mundo) de la selección, sin embargo, arrastraba tras de si la cantinera de no ser excesivamente brillante parando penaltis (algo que las estadísticas transformaban, todo sea dicho, en un hecho cierto, no un mero mito). Pues dicho y hecho, en una tanda ya mítica para los aficionados españoles, Iker, San Iker para muchos, destruyo su fantasma personal, y con el, el de millones de futboleros, si, España pasaba de cuartos, un 22 de Junio…Posiblemente, estemos ante el jugador mas emblemático de este equipo, el símbolo de la victoria, y sin duda, de forma merecida, se lo gano a pulso.

Pasando a la defensa, quiero referirme en este sector sobre todo a dos nombres, los dos Carlos, Marchena y Carles Puyol. Y es que aunque Puyol sea un jugador sin duda admirado (y con razón), por su entrega, pundonor y saber estar, esta temporada aciaga para su equipo, había creado muchas dudas en torno a el…pero si al Ilerdense se le acusaba de estar bajo de forma, al sevillano directamente se le negaba cualquier rol en el equipo, para muchos sobraba…y si sobro para alguien, fue para los ataques contrarios, es difícil designar al jugador que mas hizo en esta Euro por elevar su figura…pero no seria raro que Marchena fuera el que se llevara el galardón.

Llegamos a la media, y ahí aparte de los nombres, esta el toque. Si, porque el toque toque (el tan mentado por muchos tikitaka), tan denostado (entre otros, por mi, mas que nada porque mi ideal de fútbol no es ver media hora de pases de lado a lado del centro del campo, sin prácticamente propósitos de ataque), se transformo a lo largo de esta competición en algo con sentido, no en un mero preciosismo insustancial , sino en un arma perfecta, con el mortal propósito de atravesar, como un estoque afilado, la meta contraria. El convertir el aburrimiento en vitalidad, lo inane en movimiento, quizás haya sido una de las clave del triunfo…

Pero no debemos olvidarnos de las individualidades. Iniesta y Xavi, cada cual a su estilo, tan castigados por su temporada en el Barça (y en el caso de Iniesta, por las alabanzas de sus amigos…que muchas veces le han hecho mas daño que la peor critica de sus detractores), cumplieron su labor, al igual que Cesc. Este al que muchos tildaban de Bluff, de estar sobrevalorado, demostró que lo que se vio de el en la liga inglesa, no era un espejismo. Y no solo desde el campo, sino cuando le toco estar fuera…su actitud, para aplaudir. Eso si, después de esta Euro, cada día va a ser más complicado verle fuera…porque su sitio esta en el césped.

Y faltan mas, Silva, que a pesar de la catastrófica temporada de su equipo, era de los pocos que salían bien librados de la misma, siguió con su buena línea, y junto a el, Marcos Senna, al que algunos no querían en la selección por su nacimiento, o porque no parecía demasiada estrella…si algo demostró, que no son solo de goleadores y tocadores vive el fútbol, y que gente como el, son imprescindibles en cualquier equipo. Ah, y su compañero del Villarreal, Cazorla, ídem de lo mismo, no solo de nombres se vive, sino de hombres…

Y nos toca la delantera…de Villa poco que decir, la mas rutilante realidad del fútbol español en el aspecto ofensivo, se confirmo a lo grande…supongo que desde Valencia, se estarán frotando las manos…

Junto a el un Guiza que cuando salio, demostró que lo suyo no era puro teatro, sino que detrás de tantos goles como había hecho, hay jugador…y muy bueno.

Y por fin Torres, tal vez el mas oscuro a lo largo de buena parte del campeonato, y que sin embargo, si, también a el, le tocaba reivindicarse. Y lo hizo a lo grande, en la final, ante los ojos de millones de espectadores de todo el mundo…no, tampoco es un bluff, ni los goles conseguidos en el Liverpool eran casualidad.

Y si, terminamos, pero acordándonos del entrenador, el mismo entrenador que casi todos hemos/han criticado (y para mi, y a pesar de la victoria, muchas veces con razón, por ciertas formas y gestos absolutamente impropios para la figura que representa), e insultado en algunos casos (ahi si que injusta y a veces repulsivamente, como lo de tratarle de viejo trasto). Me alegro por el, creo que es un gran final a una bonita carrera, y admiro su valentía al irse, cuando ya no tiene que demostrar nada, al extranjero a entrenar. Suerte Luís.

Y antes de finalizar, sobre todo, me alegro, por fin, me alegro, de romper con esos malditos mitos de los que trate ya, sobre la poca implicación de determinados jugadores por ser de determinadas regiones…que me diga alguien si, digamos, los jugadores Catalanes que participaron con España, estuvieron poco comprometidos…

Si, hoy es una noche para ser feliz, para disfrutar de la victoria y de lo hermoso del gozo compartido, no es, ni debe ser un triunfo contra nadie (a pesar de que algunos gozaría si así fuera), sino de todos (si, incluso de los que criticaban a Luís y a los jugadores, no, no es subirse al carro, porque igual que lo hacían o lo hacíamos, jamás dejaron de querer que triunfara la selección…solo dudaban de ella, algo, visto lo visto, mas que comprensible…). Ojala todos disfrutemos de forma limpia, y todos sepan ganar, que a veces es mas difícil que saber perder…

Felicidades a todos, y a ver si para la próxima, no hay que esperar 44 años…

4 comentarios:

Edgar García-Alonso dijo...

Que acertado tu post macho. Lo suscribo 100%

Para mí las sorpresas más grandes han sido Marchena y Senna. Han rayado a un nivel por encima del sobresaliente para sus posibilidades.

Los demás jugadores únicamente han hecho reivindicar lo que saben hacer. Son buenos, y algún día tenían que demostrarlo

cityground dijo...

Reconozco que los centrales no me ofrecian nada de confianza, Puyol por su mala temporada y Marchena porque no lo veía nada bien, pero al final han sido de lo mejor del equipo, en los 3 partidos claves ningún gol en contra.

Senna también ha estado increíble, si tuviera 4 años menos se pegarían todos los grandes por ficharle.

Luisi dijo...

Buen post Martín.

Sobre la portería... Casillas tuvo su duelo particular contra Buffón, cual caballeros armados con lanzas... y salió victorioso el capitán español. Lo de "mejor del mundo" es algo demasido subjetivo y personal, no hay verdad absoluta, sino la de cada uno... y la mía cambió el 22 de junio. El día antes seguía pensando que Buffón era el mejor. Hoy es otro, hoy es Iker. Un día será otro.

Sobre la defensa... tan criticada como ninguna. Me quito el sombrero. Chapeau. Hasta les hice una oda... aunque no se si arrepentirme porque ahora alguno me demandan libro de poemas XD

Sobre el centro del campo. Los jugones, o como yo los llamo, los hobbits (por eso de ser bajitos y aparentar ser frágiles) conviertieron el soba-soba aburrido y anodino en un toque-toque efectivo y eficaz, incluso muchos dicen que un estilo propio con el que guiarse durante años, décadas o siglos (!!).

Y respecto a la delantera... Aragonés llevó a los 3 mejores delanteros con números en la mano, léase promedio de goles, no número de goles, que es distinto. Nada que alabar ni que reprochar por llevarlos a ellos y no a otros. Me parecía que llevar a esos 3 era lo más justo.

Todos rozaron la perfección... incluido el mister, acertado en todos y cada uno de los cambios, del que estoy de acuerdo con tu descripción. Fue criticado con y sin razón, sobre todo por las formas más que por los fondos, e insultado injustamente. Sólo queda desearle suerte.

Un abrazo!

Mauricio dijo...

Gran análisis Martín. España se ganó todos los halagos por su buen fútbol. Los alemanes fueron los primeros en reconocerlo.